Cazadores solitarios

Jorge Cadaval (uno de los Morancos), Maradona, Juan Carlos I, Victoria Vanucci, James Hetfield, etc… son algunos de los famosos que han sido muy criticados por su cruel afición a la caza. Si las fotos en que aparecen mostrando animales muertos hubieran sido cuidándolos, las reacciones habrían sido disitintas. Esta es la realidad que muestra un cambio en la idea de la sociedad sobre la caza. Una evolución muy parecida a la que sufre la tauromaquia.

Y no sólo los animales no humanos u otros cazadores son víctimas de esta actividad. Hemos empezado el año con el asesinato a manos de un cazador de dos agentes forestales en Lleida

Hoy día tan solo los aficionados a estas bárbaras prácticas las justifican con vacíos o muy pobres argumentos que no convencen a nadie más que al fiel adoctrinado en el tormento ajeno. Los datos objetivos son fiel muestra de ello. Sobre la tauromaquia no hace falta pronunciarse a estas alturas, la caída en picado de esa salvajada es noticia a diario en los medios. Sobre la caza se habla menos, pero los datos son contundentes. El imparable crecimiento del apoyo electoral al PACMA, que recordemos, es el único partido político que apuesta por su abolición sin concesiones, es un hecho objetivo. Además, los números están ahí,  en 1990 las licencias de caza en España rozaban el millón y medio. En la actualidad apenas las 800.000 (1).

La tradición nos muestra al cazador como un héroe. Paradigma del noble hombre que se enfrenta a la naturaleza por supervivencia, que defiende a los desvalidos y protege a la comunidad de las bestias malignas del bosque. Un hombre sano y valiente, cargado de testosterona. El ideario popular en este sentido no es parco, véase, por ejemplo, el cuento de “Caperucita Roja”. Hoy, la lógica evolución social muestra al cazador de otra manera: un simple individuo amante de la muerte, matando, eso sí, en la distancia. Sin correr riesgos. De hecho, mueren más cazadores por el tiro de un colega que por agresiones de animales.

Estamos hablando de un individuo acostumbrado a MATAR, que disfruta haciéndolo, como dicen en prensa: que “lleva la caza en la sangre”. Esa actitud y un arma de fuego combinan mal

Y no sólo los animales no humanos u otros cazadores son víctimas de esta actividad. Hemos empezado el año con el asesinato a manos de un cazador de dos agentes forestales en Lleida (2). Los que conocían al presunto asesino alegan que era un buena persona y que no entienden lo que ha podido ocurrir (3). Pero, ¿realmente es tan extraño? Estamos hablando de un individuo acostumbrado a MATAR, que disfruta haciéndolo, como dicen en prensa: que “lleva la caza en la sangre”. Esa actitud y un arma de fuego combinan mal. Este episodio ha terminado en tragedia, pero lo cierto es que los agentes forestales denuncian desde hace tiempo que se sienten amenazados y desprotegidos frente a este colectivo, el cazador, cargado de pólvora e intenciones de matar (4).

Muchas son las excusas que esgrimen estos sujetos ávidos de sangre para legitimar su bárbara afición. No hace falta extenderse en ellas pues ninguna escapa indemne a un mínimo ejercicio intelectual. Citaré como ejemplo el reciente estudio de Ecologistas en Acción que pone patas arriba la asumida y no contrastada, hasta ahora, mitología cinegética: El impacto de la caza en España (5). Un profuso trabajo realizado por profesionales que no ha encontrado más respuesta en el mundillo cazador que opiniones personales y volver a repetir lo que ya sabemos falso, pero dicho más alto, a gritos. Como si por berrear que “la Tierra es plana” consiguieran aplanarla.

En nuestros días, el declive de la caza y la tauromaquia es un factor determinante del nivel de civilización de una sociedad y su evolución futura. Pero no es momento de echar las campanas al vuelo, tras ambas aficiones hay intereses que compensan su anacronismo y confinamiento con el poder y dinero heredados. Debemos seguir trabajando en todos los niveles hasta que su extirpación de la sociedad sea definitiva. Para ello, la movilización de la sociedad es fundamental, entre otros métodos, participando en los actos al efecto, como el que se celebrará este fin de semana convocada por la plataforma NO A LA CAZA a la que se sumará el PACMA.

Juan ArriazJuan Arriaz

 

 

 

(1)     Garrido JL, 2012. La caza. Sector económico. Valoración por subsectores. FEDENCA-EEC, Madrid, 24 pp.

(2)     http://www.lavanguardia.com/sucesos/20170121/413567896498/cazador-mata-agentes-rurales-lleida.html

(3)     http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/perfil-ismael-rodriguez-clemente-cazador-detenido-por-matar-dos-agentes-rurales-5757829

(4)     http://www.eldiario.es/eldiarioex/sociedad/Agentes-forestales-medioambientales-indefension-agresiones_0_463704534.html

(5)    http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/informe-impacto-caza.pdf

Publicado en Caza | Etiquetado , , , , , , | 1 comentario

El conejo: el gran olvidado de la protección animal

De mediano tamaño, manso carácter y simpática apariencia, el conejo es el blanco perfecto del maltrato animal. El niño lo quiere como compañero de juego; el adulto lo demanda en su plato, preferiblemente al ajillo, y el cazador —sí, ese “profesional” supuestamente involucrado en la regulación del hábitat— ve en él un botín tan fácil como gratificante para la perfecta jornada campestre. Su idoneidad es su perdición.

 

Pocos saben que la mayoría de los 52 millones de conejos criados cada año en España mueren sin haber olfateado felicidad alguna

En teoría, todo el mundo ama a estos animales, pero pocos son los que se paran a pensar en su bienestar; pocos saben que la mayoría de los 52 millones de conejos criados cada año en España mueren sin haber olfateado felicidad alguna. Nos hallamos ante criaturas sensibles para las que tanto el hacinamiento —sea en granjas, tiendas u hogares— como el manoseo humano suponen un suplicio. Acostumbrados por instinto a rehuir al resto de animales en el espacio natural —donde, recordemos, constituyen una de las principales presas tanto de los carnívoros como de los cazadores—, los conejos se estresan enormemente cuando se sienten vulnerables. Y vulnerabilidad pura es precisamente lo que les hacemos sentir día tras día, sea por destinarlos a opresivas jaulas donde apenas pueden moverse, sea por obligarlos a abrazar a desconocidos que para ellos no son más que abusones.

Entre la ganadería (que los cría, hacina y asesina sin compasión alguna amparándose en la falta de legislación), la caza (que no sólo los persigue en su hábitat natural, destruyendo familias enteras, sino que incluso los suelta artificialmente en zonas cerradas para facilitar aún más tan vergonzoso acto de cobardía) y el cuidado doméstico, este último es, por supuesto, el mejor destino para los conejos criados en cautividad, pero, tal y como se concibe hoy en día, también dista mucho de ser idóneo. Y es que, acostumbrada como está a alojar a los roedores en diminutas jaulas donde estos cuentan con poco más que alimentación y cobijo, la humanidad ha optado por ignorar sus verdaderas necesidades. Tierno y bonachón, el conejo parece la mascota perfecta, pero a menudo tan sólo lo es para su dueño: él detesta las jaulas y más aún que lo toquen, abracen y muevan de aquí para allá, con lo que la única forma correcta de tenerlo de animal de compañía es evitar tanto el vocablo “mascota” como todo lo que este conlleva y limitarse a convivir con él, dejando que deambule libremente por nuestra casa y que sea él quien decida qué mimos darnos (y cuándo dárnoslos).

Ahora mismo nada impide a los criadores de conejos estamparlos contra el suelo, arrojarlos vivos a contenedores de residuos o mantenerlos enfermos con heridas abiertas

Comparar al conejo con el gato o incluso el perro es imprescindible para comprender cuán injusto es su olvido por parte de la legislación europea, la cual sólo tiene ojos para los dos animales recién mencionados. Pese a la existencia del artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea —que establece que «la Unión y los Estados miembros tendrán plenamente en cuenta las exigencias en materia de bienestar de los animales como seres sensibles»—, ahora mismo nada impide a los criadores de conejos estamparlos contra el suelo, arrojarlos vivos a contenedores de residuos o mantenerlos enfermos con heridas abiertas e infecciones cutáneas hasta que el cansancio acabe con ellos (una ardua investigación de Igualdad Animal sacó en 2014 a la luz estas circunstancias, que no constituyen en absoluto excepciones a la regla). A fin de cuentas, ¿qué esperar de una industria que trata a los animales como productos, olvidando por completo su vitalidad?, ¿que se regule sola atendiendo a la sensatez y la humanidad? No, lamentablemente, la industria animal europea (y mundial, con escasísimas excepciones) carece por completo de sensatez o humanidad algunas, sencillamente porque es mucho más práctico, barato y fácil aprender a ver a los conejos de la misma manera que se ve a un neumático, una cacerola o un paquete de cereales.

Respondiendo a esta triste realidad, el eurodiputado animalista alemán Stefan Eck hizo una propuesta legislativa de regulación de las condiciones de cría de conejos que será debatida el próximo 25 de enero en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo. Hablamos, como casi siempre en el terreno animal, de condiciones mínimas (en este caso: prohibir la cría en jaulas y exigir el aturdimiento previo antes del sacrificio), pero aun así será difícil que la propuesta siga adelante considerando que el trato de los mal denominados “animales de granja” es un asunto que se antoja trivial para la mayoría de políticos pese a todo el sufrimiento que conlleva.

PACMA inició una campaña para instar a los eurodiputados contrarios a replantearse su postura, siendo nuevamente la concienciación ciudadana de vital importancia

Sin ir más lejos, los tres eurodiputados españoles del PP (Esther Herranz, Gabriel Mato y Ramón Luis Valcárcel) y una de los dos eurodiputados del PSOE (Clara Eugenia Aguilera) han afirmado que votarán en contra de esta ley, contribuyendo así a perpetuar tamaña crueldad en la industria de la cría de conejos. Que España sea el segundo productor en Europa de carne de conejos (por detrás de Italia y delante de Francia, países ambos exentos también de legislación concreta sobre la producción cunícola, la cual sólo existe en Alemania, Austria, Bélgica y Reino Unido) sin duda habrá influido al respecto, ya que la presión ejercida por la industria ganadera suele ser la principal culpable de la lentitud con que se llevan a cabo los cambios de la misma (recordemos el revuelo —nunca mejor dicho— ocasionado por la decisión de mejorar las condiciones de vida de las gallinas, que siguen siendo abiertamente inhumanas). En la otra cara de la moneda, hace una semana PACMA inició una campaña para instar a los cuatro diputados mencionados a replantearse su postura, siendo nuevamente la concienciación ciudadana de vital importancia.

Con esta propuesta legislativa no se pretende poner fin a la cría de conejos, sino tan sólo reducir paliativamente el sufrimiento derivado de ella. Que la cunicultura lo vea como una simple y llana molestia es comprensible, pero ¿no deberían los políticos luchar por poner poco a poco fin a la crueldad de la industria cárnica? Y, sobre todo, ¿no deberíamos los demás indignarnos ante tamaña dejadez? En Europa, la mayoría se escandaliza al enterarse de que la carne de perros, gatos y caballos se consume en otros rincones del mundo. “¡Se comen a sus animales de compañía!, ¡qué inhumano!”, dicen. Y hay mucha razón ahí, pero también mucha hipocresía: ¿acaso no hacemos nosotros lo mismo con los conejos?, ¿acaso no los vemos como presa, juguete o alimento según convenga pese a la ternura que su suavidad y mirada despiertan?

Juan Roures
Periodista y animalista

Publicado en Derechos, Especismo, Política | Etiquetado , , , | 3 comentarios

EL CETA Y LA PROTECCIÓN ANIMAL

La aprobación de este acuerdo permitiría a las multinacionales traer a Europa bienes producidos en condiciones mucho peores para los animales

El Tratado Económico y Comercial entre la Unión Europea y Canadá, conocido como CETA, es un tratado de libre comercio entre ambas regiones. Al igual que el TTIP (tratado de libre comercio entre la UE y EE.UU.), el CETA ha sido duramente criticado por el secretismo con el que se han llevado a cabo las negociaciones, así como por las consecuencias negativas que podría tener para el medio ambiente, el mundo laboral y los animales.

El CETA también ha recibido el nombre de “Caballo de Troya del TTIP” debido a que permitiría a muchas multinacionales estadounidenses tener acceso al mercado europeo a través de sus filiales canadienses. Esto haría que, incluso si el TTIP no llega a firmarse, muchas de sus consecuencias negativas podrían afectar a la sociedad y los mercados de la UE.

Desde el punto de vista social y económico, el CETA se ha criticado porque podría ocasionar una pérdida de empleo y un aumento de la desigualdad social. Este tratado limita la capacidad de los gobiernos para crear, expandir o regular los servicios públicos y otorga mayor poder a las multinacionales. Además, la liberalización de los mercados en Canadá y la UE, que acontecería si se firmarse este acuerdo, volvería a ambas regiones más vulnerables en caso de una nueva crisis financiera.

El CETA conlleva la creación de un sistema legal paralelo que podrá ser utilizado por miles de corporaciones

El CETA conlleva la creación de un sistema legal paralelo que podrá ser utilizado por miles de corporaciones para demandar a gobiernos a raíz de medidas sociales o medioambientales que, aun siendo legítimas, les supongan una pérdida económica.

El principio de precaución que se aplica en la UE para proteger a los consumidores, el medio ambiente y la salud pública podría ser puesto en duda por este tratado. Productos como los organismos genéticamente modificados, cuya comercialización no está permitida en la UE debido a este principio de precaución, podrían llegar a los mercados europeos gracias a este acuerdo.  El CETA además incentivaría el transporte transatlántico, suponiendo un gasto extra de petróleo que ocasionaría una mayor emisión de gases de efecto invernadero y una aceleración del cambio climático.

Las consecuencias sociales y medio ambientales de este tratado han sido ampliamente discutidas y criticadas en muchos medios, pero, de nuevo, la protección animal ha quedado casi olvidada. En el CETA no se habla prácticamente nada de bienestar o ética animal y, por tanto, es difícil evaluar las consecuencias que este tratado podría tener para los animales a menos que se compare con la legislación ya existente. Esta falta de referencias al bienestar de los animales en el texto del CETA demuestra una falta muy grave de atención a este tema en la elaboración y negociación de este tratado.

Tan sólo uno de los artículos del CETA habla de bienestar animal y del intercambio de información y experiencia en este campo. Sin embargo, una colaboración en este sentido no tiene por qué desembocar en un aumento de la protección animal.

La falta de referencias al bienestar de los animales en el texto del CETA demuestra una falta muy grave de atención a este tema en la elaboración y negociación de este tratado.

Los estándares de bienestar animal de la UE son muy superiores a los de Canadá. En Canadá, los animales son explotados de una forma mucho más terrible que en Europa, siendo su trato en granjas, medios de transporte y mataderos mucho peor. La protección de los animales de granja incluida en el código penal y las leyes canadienses es muy limitada, no siendo a menudo esta siquiera respetada (las consecuencias legales derivadas del incumplimiento son preocupantemente escasas). Además, la poca protección animal que hay en este país excluye a las gallinas y los peces, que suponen la mayor parte de su producción de comida.

Hay ciertas prácticas especialmente crueles que ya han sido prohibidas en la UE y sin embargo aún son utilizadas en las granjas y laboratorios de Canadá. Claro ejemplo de ello son las jaulas en batería convencionales, donde las gallinas viven encerradas en un espacio semejante a un folio sin nada con lo que interactuar. Por no hablar de las terribles jaulas de gestación para cerdas o los cajones para terneras recién nacidas, donde estos animales tienen tan poco espacio para moverse que ni siquiera se pueden dar la vuelta.

La aprobación de este acuerdo permitiría a las multinacionales traer a Europa desde Canadá bienes producidos en unas condiciones mucho peores para los animales que las que tenemos aquí. El tratado supondría también un impedimento para los países que quieran aumentar los estándares de bienestar animal, ya que estos podrían ser demandados por corporaciones que se vieran afectadas por ellos. Además, este acuerdo llevaría a una homogeneización de los estándares de protección animal en Canadá y la UE, o sea, una disminución de los mismos en lo que respecta a la segunda entidad. Los productores de la UE podrían verse incluso forzados a llevar a cabo una reducción de los estándares de bienestar animal con el fin de mantener precios competitivos, comparables a los de las importaciones desde América del Norte.

Este sábado 21 de enero, la plataforma No al TTIP, de la que PACMA forma parte, ha convocado numerosas manifestaciones en contra del CETA

El pasado 15 de octubre miles de personas salieron a la calle para protestar contra el CETA y otros tratados de libre comercio. En la UE, más de 3,5 millones de personas han firmado en contra de estos tratados. No obstante, las negociaciones continúan y el día 24 de enero este tratado será votado en la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo. Por este motivo, este sábado 21 de enero, la plataforma No al TTIP, de la que PACMA forma parte, ha convocado numerosas manifestaciones en contra del CETA por toda España para presionar a los eurodiputados de cara a que no apoyen este tratado.

El secretismo con el que se ha negociado el CETA ha sido mayor incluso al del TTIP, debido a que las negociaciones tuvieron lugar antes y pasaron desapercibidas. Esto, junto a la falta de claridad del tratado en muchos ámbitos, impide saber con certeza qué supondría este acuerdo exactamente. No obstante, ningún tratado que no sea transparente y que no asegure que los estándares medio ambientales, sociales y de protección animal vayan a ser al menos mantenidos debería tener el apoyo de la sociedad o el gobierno de ningún país.

Daniel Roures 

Publicado en Legislación, Política | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Suso, Gorda y la empatía

Vivimos en una sociedad que tiende a insensibilizarnos, a dividirnos, a deshumanizarnos ante el sufrimiento ajeno, a mirar hacia otro lado cuando vemos injusticias, a asumir que no es nuestro problema, que debe ser el de otra. La otredad.

Suso es una persona que se vio obligado a vivir en la calle junto a su perrita Gorda, que no se separa de él ni un instante

Tendemos a deshumanizarnos, a trazar una línea moral e imaginaria, llena de prejuicios y totalmente condicionada. Casi sin pensarlo decidimos si nos conmueve el sufrimiento de otro ser vivo, sin darnos cuenta trazamos esa línea y decidimos que el dolor de un familiar es más importante y merece nuestra compasión, frente al dolor de un desconocido. O decidimos conmovernos frente al sufrimiento de un perro maltratado, pero no al dolor de un animal cosificado destinado a la alimentación humana y que sufre terriblemente cuando es sacrificado.

Todos estos prejuicios nos convierten en autómatas inmunizados frente al dolor y el sufrimiento de lo que consideramos los otros, las otras. Esa línea que divide a la humanidad, que divide a los seres vivos, donde existen seres humanos de segunda y de tercera clase, y seres vivos sobre los que decidimos los que viven y los que mueren. Los que sufren y los que no.

Si abrimos un poco nuestro campo de concienci, veremos personas que viven en las calles, sobreviviendo como buenamente pueden.

Justamente en estos crudos días de invierno, con temperaturas bajo cero durante las noches y un frío gélido, si abrimos un poco nuestro campo de conciencia y somos capaces de ampliar nuestro círculo de compasión, veremos personas que viven en las calles, sufriendo las inclemencias del tiempo y sobreviviendo como buenamente pueden. Seguramente los podemos ver siempre en los mismos sitios, pero siempre pasamos deprisa a su lado, sin ni siquiera mirarlos. Los consideramos otros, no son dignos de nuestra compasión, sin embargo tienen las mismas necesidades que nosotras, sufren como nosotras y como nosotras quieren ser felices.

Muchos de ellos viven acompañados de lo que queda de sus familias y de sus vidas. Esas familias y esas vidas son sus perros, sus gatos. Son lo único que tienen, saben que jamás les abandonarán, que cuentan con su amor y su calor incondicional cada segundo del tiempo que pasan juntos, que son compañeros inseparables.

Suso es una de estas personas que se vieron obligadas a abandonar su casa y vivir en la calle. No está solo, junto a el siempre estuvo Gorda, una perrita encantadora que no se separa de él ni un instante.

No aceptan que un miembro no humano de su familia pueda entrar y por eso Suso se tiene que quedar en la calle con ella o dormir en una habitación de hostal, donde admiten a Gorda

Suso* muestra orgulloso todos los papeles de Gorda, tiene todas las vacunas y está esterilizada, se desvive para que a ella no le falte de nada. Gorda es su familia, su vida, su razón para levantarse cada mañana y seguir luchando. No sólo tienen que soportar las inclemencias del frío, sino algunas veces ataques de desalmados que tratan de lastimarlos. Pero Suso no puede ir a los albergues para personas sin hogar, porque no aceptan a Gorda, no aceptan que un miembro no humano de su familia pueda entrar y por eso Suso se tiene que quedar en la calle con ella o dormir en una habitación de hostal, donde admiten a Gorda, cuando puede reunir algo de dinero, de manera muy esporádica. También le ofrecen dejarla durante las noches en alguna perrera mientras él se queda en el albergue, pero por supuesto Suso no la quiere dejar allí, ¿quién abandonaría a un miembro de su familia en un lugar frío, oscuro y desconocido?

Creo que va siendo hora que hagamos desaparecer esa línea que nos divide del sufrimiento de otras, que abramos nuestro círculo de compasión, que la sociedad sea un buen lugar para todas, no importa si son humanas o no. Es hora de que las personas sin hogar tengan derecho a dormir en los albergues con sus familias no humanas, es hora de que les miremos a la cara, que no les ignoremos. Que existan seres como Suso y Gorda y que vivan en esas condiciones, es una muestra de que nuestra sociedad está enferma y corrompida, no esperemos a que los otros o las otras hagan algo, podemos hacerlo nosotras mismas.

La quinta acepción de la RAE sobre el término humanidad, dice:

5. f. Sensibilidad, compasión de las desgracias de otras personas

Yo cambiaría otras personas, por otros seres. Es necesario, debemos de trabajar para que todas tengan derecho a vivir dignamente, a disfrutar de un hogar y de la compañía y el amor de sus familias, humanas y no humanas, ¿por qué no? Podemos empezar ahora mismo a humanizar esta sociedad empezando por nosotras mismas.

*Seudónimo a petición suya

Publicado en Derechos, Especismo, Historias | Etiquetado , , , , | 16 comentarios

Propósitos animalistas de año nuevo para que cambies el mundo

Las situaciones de injusticia contra los animales se observan de manera cotidiana en nuestra sociedad y muchas veces nos queda un sentimiento de impotencia y la sensación de que no podemos hacer nada. Lo cierto es que no hace falta ser un héroe para cambiar el mundo y aunque pienses que tu aportación es minúscula, realmente todo suma, y granito a granito podemos construir una realidad en la que los animales tengan sus derechos y vivan libres del maltrato.

Cambia de canal

Así de sencillo. Cuando veas un programa televisivo en el que se fomente la explotación animal cambia de canal y luego, por supuesto, protesta. De esta manera se han conseguido suspender programas tan infames como Vaya fauna, de Telecinco, en el que se podían ver a animales denigrados en espectáculos propios del siglo XIX, tales como el de un oso amaestrado para tocar la trompeta.

Adopta, no compres

Si en algún momento decides compartir tu vida con algún animal, la única opción ética es la adopción. El negocio de la cría de animales para su venta esconde detrás un siniestro mundo de maltrato hacia las madres, una red de transportes clandestinos que acaban con miles de seres en el camino y unos objetivos meramente lucrativos sin importar en absoluto el mínimo bienestar. Hay decenas de protectoras en toda España en las que podrás adoptar a esos amigos que te están esperando.

Convierte la defensa animal en tu prioridad política

Para cambiar las Leyes es fundamental que los animalistas tengan representación en las instituciones. Otros países como Alemania, Holanda y Portugal ya lo han conseguido

Hay animalistas bienintencionados, aunque algo ingenuos, que se niegan a pedir derechos para los animales en las manifestaciones porque consideran que el derecho viene otorgado, no se sabe muy bien por quién, por el mero hecho de nacer. Sólo hay que echar un vistazo a las legislaciones de diferentes países para comprobar que el derecho varía de un lugar a otro porque es un simple constructo humano, y como tal se puede modificar, aunque para hacerlo es fundamental que los animalistas tengan representación en las instituciones. Otros países como Alemania, Holanda y Portugal ya lo han conseguido, así que si de verdad quieres que las leyes cambien para los animales la mejor opción es formar parte de PACMA. Es el único partido en el que sus afiliados, o al menos la mayoría de ellos, cumplen en conciencia los otros 9 puntos de esta lista.

Aporta tiempo, dinero o incluso móviles

En protectoras y asociaciones animalistas les vendrá bien toda la ayuda que les puedas prestar, así que si tienes tiempo libre y quieres dedicarlo a los animales no tendrás problema en encontrar donde hacerlo. También puedes donar dinero, y no hace falta estar forrado, lo puedes hacer por un euro al mes en cualquiera de los 1.994 proyectos animalistas que hay ahora mismo en Teaming. Hay además asociaciones como el Instituto Jane Goodall que tienen campañas de reciclaje de móviles (y seguro que tienes unos cuantos viejos por casa) para sensibilizar sobre la industria del coltán y el destrozo que causa tanto para personas como para otros homínidos como chimpancés y gorilas.

Vigila lo que compras

Cuando vayas a la compra lee todas las etiquetas. No compres ningún alimento que lleve grasa de palma, porque es mala para tu salud, pero sobre todo para los orangutanes de Indonesia, que están viendo como destrozan su hábitat para producir este aceite. Lo mismo ocurre con la madera, que está deforestando África y acabando con nuestros parientes cercanos, así que si puedes, compra sólo aquella que esté certificada como de plantación específica para hacer muebles. Por último, la ropa. No necesitas esos abrigos ostentosos y feos de piel, pero tampoco necesitas la lana. La industria de donde se obtiene es cruel y hoy en día existen sustitutos perfectos e igual de elegantes.

orangután indonesia sufre por el aceite de palma

No vayas a zoos ni a acuarios

En 2016 la megaempresa Sea World ha anunciado el final de la reproducción de orcas en cautividad. Es un primer paso, pero no es suficiente. Hay que luchar porque llegue el día en que todos los zoos y acuarios estén cerrados, porque por muy grandes que sean siguen siendo cárceles para los animales. ¿Te has preguntado alguna vez qué ocurre en un zoo cuando algún animal tiene una cría y ya no hay más espacio? La respuesta es la venta o el asesinato, sin más. Así que no contribuyas a este cruel negocio y si quieres ver animales en condiciones dignas, visita algún santuario.

Rechaza los espectáculos con animales

Tras el oropel de los espectáculos con animales sólo hay dolor, tragedia y muerte

Utilizar animales para la diversión de humanos en circos y espectáculos (incluyendo todos los taurinos) es algo repugnante. Hasta que llegan al momento de la “fiesta” los animales son maltratados de manera cotidiana para aparentar alegría, fiereza, aspecto antropomórfico o cualquier otro disparate que se les ocurra a los organizadores. Tras el oropel de estos espectáculos sólo hay dolor, tragedia y muerte.

Repudia la caza y la pesca

Que no te engañen los que se dedican a estos “deportes”. No existe ni caza ni pesca sostenible, ni detrás de ellas hay ninguna motivación ecologista, sólo sed de sangre y ansias de matar y acumular cabezas a modo de trofeo. El mejor ejemplo de que la naturaleza se regula sin necesidad de plomo ni redes, ha tenido lugar en el Parque de Yellowstone, donde la reintroducción de unos pocos lobos ha mejorado todo el ecosistema. Enséñale este vídeo a cualquiera que todavía se crea las mentiras de los cazadores.

Stop Caza

Movilízate

Tu voz es tu fuerza y la de los animales, ya sea en manifestaciones o en las poderosas redes sociales. No dejes de compartir todo lo que pueda suponer un revulsivo que abra las conciencias de aquellos más reticentes. Eso sí, sube también buenas noticias para que se vea que cualquier esfuerzo positivo, por pequeño que sea, ayuda a mejorar el mundo. A veces los refuerzos positivos son más potentes que la más cruda de las imágenes.

No te los comas

Cada persona tiene su ritmo, pero verás que ir prescindiendo de los demás animales y sus derivados tampoco es tan difícil como pensabas

La mejor manera de respetar a los animales es dejándolos fuera de nuestra alimentación. Son muchos miles de millones de animales (se lee rápido, pero es una barbaridad) los que mueren cada año para satisfacer nuestro paladar. El camino para dejar de comer animales comienza por prescindir de aquellos que menos te gusten e irlos sustituyendo por alimentos veganos. Cada persona tiene su ritmo, pero verás que ir prescindiendo de los demás animales y sus derivados tampoco es tan difícil como pensabas y de hecho llegará un día en que te preguntarás: ¿cómo me los he podido comer antes?

Jaime FernándezJaime Fernández
Periodista

Publicado en Caza, Derechos, PACMA | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

Madre hay más que una

Madre no hay más que unaCompromiso, amor, generosidad, sacrificio. Estas son algunas de las palabras que aparecen en la campaña de una conocida marca de la industria láctea. Se trata de promover el cambio de la definición que el diccionario recoge de la palabra “madre” con el fin de que refleje el intenso vínculo que une a estas con sus hijos. Parece ser que la definición actual (mujer o hembra que pare un hijo de su misma especie) es insuficiente; de ahí que propongan encontrar un término que ponga de manifiesto la profunda unión que se establece entre toda madre y su hijo.

Resulta paradójico que esta campaña la lleve a cabo una industria que es responsable de una de las prácticas más crueles que se ejercen contra unas madres

En el caso de los mamíferos, (de todos los mamíferos), una hormona llamada oxitocina es la responsable de este vínculo. Elefantes cuidando de sus hijos durante largos años, gacelas ofreciéndose como cebo para alejar a los depredadores de sus crías… Por eso resulta paradójico que la campaña se lleve a cabo por un tipo de industria que es responsable de una de las prácticas más crueles que se ejercen contra unas madres.

Es fácil imaginar que las vacas no dan leche siempre; para que su cuerpo la genere deben parir a una cría y para ello, son continuamente inseminadas. Precisamente será su capacidad para ser madres lo que las condenará a una vida de explotación. Su cría será apartada para que no se beba la leche. Si es macho será enviado al matadero de forma inmediata. Las hembras serán aisladas y alimentadas con lactoreemplazantes hasta que crezcan y ocupen el lugar de las vacas productoras.

La cruel industria lecheraLas vacas gimen y se lamentan cuando les arrebatan a sus crías recién nacidas a las que en muchas ocasiones no tienen tiempo ni de limpiar la placenta. Tendemos a pensar que consumir leche es menos cruel que comer carne, pero la realidad es otra. Las vacas utilizadas para la producción intensiva pasan una gran parte del día en pequeños cubículos de cemento en los que apenas pueden darse la vuelta.

Son inseminadas una vez al año durante cuatro años. Cuando ya no les sirven más, son enviadas al matadero y reemplazadas por las terneras que hayan alcanzado los dos años de edad.

Los gemidos de los terneros y de sus madres al ser sometidos a una violenta separación antinatura, la luz artificial, el ruido de las máquinas, convierten estas granjas en un verdadero infierno para unos animales a los que la naturaleza dicta recibir la luz del sol, pasear al aire libre y por supuesto , amamantar a sus crías. Otro error común es creer que en la llamada ganadería ecológica los animales no sufren ningún daño. Tal vez pasan más tiempo al aire libre que las de las que están en granjas de producción intensiva, pero eso no las libra de ser inseminadas, separadas de sus crías y enviadas al matadero cuando dejan de ser rentables.

La explotación de las vacasDe nuevo el cinismo humano se otorga la exclusividad de algo que se encuentra en otras muchas especies: el profundo vínculo entre madres e hijos. No podemos seguir alimentándonos del tormento de aquellos que son iguales a nosotros. Esa leche no nos pertenece, pertenece a un ternero que ya no está.

Así que no nos vendan vida, amor y ternura donde sólo hay desolación, dolor, sufrimiento y muerte.

Alicia Roa Alicia Roa

Publicado en Especismo | Etiquetado , , , , | 6 comentarios

La emotiva historia de Thor #AdoptaFelicidad

Os voy a contar la historia de un perro al que llamaron Thor, pero su vida poco tuvo que ver en un tiempo con la del hijo de Odín

Cuando oímos el nombre de Thor a todos se nos viene a la cabeza el Dios del trueno, fuerte y poderoso, alguien a quien nadie puede enfrentarse sin perder la batalla. Menos en éste caso. Os voy a contar la historia de un perro al que llamaron Thor, pero su vida poco tuvo que ver en un tiempo con la del hijo de Odín.

Thor vivía en un poblado de Madrid. Su dueño lo tenía atado de una pesada cadena, por lo que Thor no podía comer, caminar o hacer sus necesidades fuera de ese pequeño rincón en el que se encontraba. Ladraba constantemente, quizá fuera su única forma de poder expresar su sufrimiento y soledad. Debido a esos ladridos toda la gente del poblado le tenía miedo, pensando que Thor era un perro agresivo, así que aparte de los malos tratos recibidos un vecino le disparó un perdigonazo en un ojo para que dejara de ladrar.

La historia de Thor, un perro maltratado que espera un hogar.

Thor antes de ser rescatado

Una trabajadora social que acudía a la zona habitualmente se fijó en Thor, se paraba a darle atención, caricias o algo de comida. Thor no era agresivo con ella, y el dueño le comentó que quería deshacerse del perro, que sólo le daba problemas, pero el pobre Thor por su supuesta agresividad, si era recogido por el centro de protección animal sería sacrificado. Cuando llegaron voluntarios de PACMA a recoger a Thor, intentaron quitar el candado de la cadena, pero la llave se partió y tuvieron que arrancar la cadena de la pared.

No compres, adopta

Thor se recupera gracias a la ayuda de los voluntarios

la idea de libertad hizo que Thor caminara hasta salir del poblado, al que no quiso volver y ladraba fuertemente si lo acercaban a él

Al ser liberado, Thor no podía casi ni caminar, pasearon con él y sus patas no tenían fuerza, tantos años atado a esa cadena le habían debilitado, pero la idea de libertad hizo que Thor caminara hasta salir del poblado, al que no quiso volver y ladraba fuertemente si lo acercaban a él.

Para poder ser tratado como Thor necesitaba en ese momento, Dog Horse City se hizo cargo de su cuidado, y supieron nada más verlo que Thor tenía miedo, pero no era agresivo. Y así ha sido. Thor se deja acariciar y pasea sin problemas con los voluntarios de Pacma. Cada día avanza en su recuperación, está feliz de recibir al fin cariño como se merece y poder pasear como no pudo hacer durante años.

No compres, Adopta felicidad

Ahora Thor espera una oportunidad para ser feliz.

Ahora Thor se encuentra en adopción. Necesita una familia que escriba un final feliz a su historia, una familia dispuesta a no crear más sufrimiento comprando sino dispuesta a crear felicidad adoptando.

Ayúdanos, ayúdale, comparte.

#ADOPTAFELICIDAD, NO COMPRES.

Thor te espera en la sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid
Contacto: asuncion99@hotmail.com

Vanesa Martín

Publicado en Historias, Protectoras | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

Carta abierta al Director Técnico del censo del lobo ibérico

Carlos Soria, uno de los autores de un censo independiente del lobo en la Sierra de la Culebra publica está carta abierta a Mario Sáenz de Buruaga, director técnico del censo oficial, después de que la población censada en el estudio independiente arrojará la existencia de la mitad de ejemplares “documentados” en el oficial.  

En el cuaderno nº 357 (noviembre de 2015) de la revista de estudio y conservación de la naturaleza Quercus, publicamos un censo de lobo ibérico en la Sierra de la Culebra (Zamora). Emprendimos este proyecto con la única pretensión de conocer el estatus de la especie en este espacio, con la consiguiente sorpresa de que nuestros resultados contrastaron notablemente con los anunciados oficialmente en los medios de comunicación.

Nuestro trabajo, independiente y ajeno a cualquier financiación, ha resultado ser el primero en España con carácter auditor

Nuestro trabajo, ajeno a cualquier financiación, sea pública o privada, ha resultado ser inesperadamente el primero en España con carácter auditor (y coincidente en el tiempo) con respecto a los realizados por las administraciones autonómicas, es decir, totalmente independiente. Cierto es que la superficie prospectada no corresponde a toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León (CyL), pero es revelador,que en tan solo 825 km², difiera la población censada hasta la mitad. Entendimos que, si la metodología de censo empleada fue la misma para todo el territorio, el artificio de las cifras oficiales para la Sierra de la Culebra podía ser extrapolable al resto de la Comunidad Autónoma.

La honda preocupación que nos produjo la manipulación de las estimas, dio lugar a la publicación de nuestro trabajo y a lanzar posteriormente una petición de firmas en Change.org (“Salvar al lobo de los censos oficiales, planes cinegéticos y reservas de caza en CyL”) hasta el momento con más de 14.000 adhesiones, exigiendo al Ministerio de Medio Ambiente, entre otras cuestiones, la desacreditación de los resultados del censo oficial emprendido en CyL.

A este respecto, en el cuaderno de la revista Quercus nº 364 (junio de 2016), se publicaron ciertas manifestaciones del director técnico del censo oficial realizado en CyL, el Sr. Mario Sáenz de Buruaga. Una vez que se inicia un debate, se supone que el nivel intelectual que se alcance debe contribuir a un adecuado y claro análisis que ayude a la comprensión fundamentalmente técnica, pero el estilo injurioso y descalificador de este señor nos obliga a dar una respuesta ajustada a otras consideraciones.

Recorrimos más de 400 km de transectos entre la ida y la vuelta, invirtiendo más de tres meses intensos de trabajo diario con nuestros propios recursos

Existen abrumadoras diferencias entre ambos trabajos, la más destacada radica sobre las condiciones en las que se recopiló la información sobre el terreno. El Sr. Buruaga no aportó personal propio y dependió de la información transferida por la administración autonómica de CyL, cuando nosotros, en persona, en grupo de dos y a pie, recorrimos más de 400 km de transectos entre la ida y la vuelta, invirtiendo más de tres meses intensos de trabajo diario con nuestros propios recursos. Resulta ridículo, escandaloso e intolerable que se nos acuse de destruir indicios cuando, por el contrario, si se revisa la metodología empleada por este autor, se descubre que eliminaron físicamente excrementos en la primera prospección para que no apareciesen en la segunda, procedimiento rechazado por la comunidad científica por el intrusismo (esto sí que lo es Sr. Buruaga) que supone la alteración de los patrones territoriales de los lobos.

No entraremos a valorar en profundidad el procedimiento “riguroso” que demuestra recorrer parte de los transectos en vehículo. ¿Se apeaban a pisar o retirar los excrementos que no escapaban a su localización? ¿Y los que pasan habitualmente desapercibidos entre la vegetación, incluso a pie? ¿De esta forma nos aseguran el incremento del 20% de la población?. Tampoco en la perversión metodológica que supone variar la interpretación de la distribución espacial en función de si es una Reserva Regional de Caza (RRC) (sometidas al aprovechamiento económico del lobo) o fuera de ellas en similares condiciones.

Celadores que amenazan con pegarte “tres tiros” si te ven por la Sierra cuando se denuncian cebaderos destinados ilícitamente para actividades turísticas

La profesionalidad del personal de la RRC “ Sierra de la Culebra” a la que alude el Sr. Buruaga -y de la que no le queda otra opción que escudarse- es la misma demostrada cuando le han pasado a Ud. la “veraz” información -si es que no es de cosecha propia- de que hemos destruido indicios. Es con la misma “veracidad” que cuenta la existencia de cuatro manadas en apenas 10 km² en el entorno de Villardeciervos, como así nos aseguró el Director de la RRC “Sierra de la Culebra” (conversación personal grabada y a disposición de quien nos la solicite) y que nosotros descubrimos que la única existente fue “controlada” y lo sigue siendo a día de hoy para impedir su restablecimiento territorial. La misma profesionalidad que la del Guarda Mayor de la RRC “Sierra de la Culebra” que coacciona y amenaza a quienes recorrimos caminos públicos tomando anotaciones de indicios de lobo (demanda presentada en juzgado a disposición de quien nos la solicite). La misma que la de celadores que amenazan con pegarte “tres tiros” si te ven por la Sierra cuando se denuncian cebaderos destinados ilícitamente para actividades turísticas como el que se encuentra situado entre Villanueva de Valrojo y Ferreras de Arriba (denuncia presentada en cuartel de la Guardia Civil a disposición de quien nos la solicite). La misma que ante las denuncias de que se abaten lobos frente a los turistas, responden masacrando a la manada más turisteada (“Falseando censos se aniquilan manadas” Tercera Información). Y la misma que, como aparece en un reportaje de Informe Semanal (TVE) del año 2009, un celador declara que en las RRC de CyL se matan el triple lobos de los que se justifican (“Lobo Ibérico: cerco al hermano lobo”. Minuto 4:56). Si Sr. Buruaga, éste es el personal “profesional” con el que comulga y confía para fundamentar su estudio.

También nos acusa el Sr. Buruaga de inexpertos, desde luego, reconocemos que nos falta la habilidad y experiencia suficiente para corromper nuestros principios profesionales, si es a eso a lo que se refiere. No sabemos si también acusaría de inexperto a Fernando Palacios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuando en el seguimiento de otra población de lobos limítrofe con el N.O. de la Comunidad de Madrid, la estima, de igual modo, se reduce a la mitad. En ser biólogo no está implícita la credibilidad, como tampoco por contar con una Consultoría y menos por que se asuman asistencias técnicas, por mucho que pague la administración, sin las más mínimas garantías deontológicas. Su asesoramiento técnico en los Planes Regionales de Caza de CyL, entre los que se incluye el aprovechamiento cinegético del lobo con más de 140 individuos anuales abatidos “legalmente”, no inspira confianza en su orden de valores cuando es difícilmente compatible éticamente estas asistencias conjuntamente con las destinadas a la “conservación” del lobo.

ciudadanos que están hartos de que se les mienta y de que se utilice nuestro patrimonio natural como moneda de cambio por intereses políticos

Parte del argumentario expuesto en la réplica, coincide con el expresado durante la evaluación de nuestro trabajo cuando lo presentamos a la Revista Galemys, dependiente de la SECEM (Sociedad Española de Conservación y Estudio de Mamíferos) y de la que es Vicepresidente el Sr. Buruaga (las evaluaciones están a disposición de quien nos la solicite). Finalmente, rechazamos las evaluaciones porque nos pareció inaceptable el tratamiento, y si nada tuvo que ver la influencia del Sr. Buruaga, puede que se debiera a esa relación fraternal con esos compañeros de profesión que le manifestaron su apoyo por nuestra osadía de censar lobo desafiando al “oligopolio investigador” y por no dejarnos someter al chantaje. También a nosotros nos han manifestado un sincero apoyo, pero no derivado del corporativo, sino el de ciudadanos que están hartos de que se les mienta y de que se utilice nuestro patrimonio natural como moneda de cambio por intereses políticos, sectoriales o personales.

Winston Churchill, brillante político inglés, durante una sesión de control en el Parlamento y ante las calumnias proferidas desde la oposición, respondió: “ladran, luego cabalgamos”. Prueba de nuestra integridad es lo incómodo que está resultando nuestro trabajo.

Queremos aprovechar para resaltar que no hay mayor correctivo para la censura que la denuncia. Después de aparecido nuestro artículo en la revista Quercus, el rotativo La Opinión de Zamora ha restituido el contenido de los links que eliminó posteriormente a la publicación en su portada de nuestro censo. Les transmitimos nuestra enhorabuena por acogerse a los principios de la libertad de prensa.

Imágenes por cortesía de Carmelo Peciña, Ana Fuentes y Francisco Jesús Ibañez (Vía Flickr)

Carlos Soria Perille

Publicado en Caza | Etiquetado , | 5 comentarios

Día internacional de los derechos de los animales

carta-de-los-derechos-universales-de-los-animales

Muchas personas se preguntan si tiene sentido defender los Derechos de los Animales cuando estamos en pañales en lo que se refiere a la defensa de los propios Derechos Humanos. Mi respuesta es un “sí” rotundo


La “Declaración Universal de los Derechos del Animal” fue adoptada por la Liga Internacional de los Derechos del Animal y las Ligas Nacionales afiliadas en la Tercera Reunión sobre los Derechos del Animal, celebrada en Londres del 21 al 23 de septiembre de 1977. Proclamada el 15 de octubre de 1978 por la Liga Internacional, las Ligas Nacionales y las personas físicas que se asocian a ellas. Aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y posteriormente, por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Muchas personas se preguntan si tiene sentido defender los Derechos de los Animales cuando estamos en pañales en lo que se refiere a la defensa de los propios Derechos Humanos. Mi respuesta es un “sí” rotundo, puesto que los avances éticos y morales de una sociedad no son excluyentes en un sentido positivo, es decir, la lucha por los derechos de los animales es totalmente compatible, incluso necesaria, con la lucha por los derechos humanos en tanto que, como especie animal que somos, nuestros derechos se podrían considerar un caso particular de “derechos animales” adaptados a nuestra especie (realmente el proceso fue al contrario, primero fueron los Derechos Humanos y luego los Derechos Animales, ¡cosas del antropocentrismo!).

Por poner algunos ejemplos: se puede partir de generalidades como son el derecho a la existencia, a la igualdad, al respeto, a la protección frente a los malos tratos, a la vida libre en el propio entorno natural (artículos 1, 2, 3 y 4 de la Declaración Universal de los Derechos del Animal) y se particulariza en el caso de la especie humana en el derecho a la igualdad y dignidad, a la vida, la libertad y la seguridad personal sin distinción de raza, sexo, religión, opinión política, etc. (artículos 1, 2 y 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos).

respeto-universal-por-los-animales

¿Cuál es el principal problema de las violaciones constantes de los derechos de los animales? Básicamente la actitud de los gobiernos e instituciones legislativas de los diferentes países, tanto en la transposición a leyes nacionales, regionales o locales de defensa de los animales como en el cumplimiento efectivo de dichas leyes. Es necesario recordar que en aquellos países donde existen leyes de protección animal se permiten excepciones motivadas por aspectos económicos, culturales, etc. La mera existencia de zoos, acuarios y plazas de toros atenta directamente contra el artículo 10 de la Declaración Universal de los Derechos del Animal: Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre y las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal. Las corridas de toros son un caso sangrante (en todos los sentidos) de violación de numerosos artículos, especialmente el 3º: Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos crueles y si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

toro emboladoTodas las personas sensibles al tema pueden pensar en otros ejemplos, pero lo que tenemos que tener claro es que existen dos vías complementarias para la erradicación de la crueldad animal: la progresiva concienciación social y el apoyo ciudadano a partidos que defiendan, sin medias tintas, los derechos de todos los animales. En la actualidad existen alrededor de 18 partidos animalistas en el mundo, la mayoría en Europa; no siendo, en este caso, España una excepción gracias al Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), que en cada resultado electoral obtiene más votos.

…quizás habría que hacer una actualización y proclamar que ningún animal debería ser criado para el trabajo ni para la alimentación

Para terminar, volviendo al antropocentrismo, incluso bienintencionado, de la Declaración Universal de los Derechos del Animal, me gustaría señalar la contradicción que supone reconocer, sin distinción, los derechos de todos los animales e incluir los artículos 7: Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo y 9: Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que de ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor. Entiendo que estos artículos son hijos de su tiempo, pero 38 años después, quizás habría que hacer una actualización de los mismos y proclamar que ningún animal debería ser criado para el trabajo ni para la alimentación.

No somos ingenuos, sabemos que el camino es largo y lleno de dificultades, pero como dijo Nelson Mandela: “Todo parece imposible hasta que se hace”.

Paco RiveraPaco Rivera

Publicado en Derechos, Especismo | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

¿Qué será de las cabras de Guadarrama?

el-partido-animalista-propone-metodos-de-control-eticos

Entre 1989 y 1992, con España y la Comunidad de Madrid en manos socialistas (Felipe González y Joaquín Leguina, respectivamente), 67 cabras montesas fueron introducidas en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Una acción que, como tantas de nuestro país, se llevó a cabo sin una verdadera planificación, lo que supone que hoy en día la especie se haya multiplicado hasta alcanzar los 4.000 ejemplares. Tan exagerada cifra marca una densidad de población insostenible: 43 especímenes por kilómetro cuadrado, lo que pone en peligro tanto al hábitat en su conjunto como a las propias cabras, convertidas así en su propio enemigo (mas no en el principal, que, para variar, no es otro que el ser humano).

Obviamente, algunas alternativas son más sencillas y baratas que otras, pero recurrir a la más cruel nunca debería ser la respuesta

Pero, ¿cómo se ha llegado a esta situación? Pues por dos motivos muy sencillos. El primero, tan inevitable como predecible, es básico: en la Sierra de Guadarrama no hay depredadores naturales de la cabra montesa. El segundo, directamente relacionado con el anterior, no sorprenderá a nadie acostumbrado a la política de este país: desde la introducción de las cabras hace más de dos décadas, no se ha hecho absolutamente nada por controlar su población. Considerando que hasta un niño podría adivinar qué sería de 47 cabras en un paraje exento de depredadores, tamaña dejadez es inexplicable, mas de nada sirve ahora lamentarse: hay que tomar medidas para poner remedio a la situación antes de que sea demasiado tarde.

que-pasara-ahora-con-las-cabras-de-guadarrama¿Y por qué solución se ha optado? Pues nada más y nada menos que por el camino fácil: la aniquilación —que no nos engañe el vocablo “extracción”, porque este tan sólo será cierto para el 10% de los ejemplares— de unas 2.700 cabras a lo largo de los próximos cinco años, de forma que sólo queden 16 por kilómetro cuadrado. Muerto el perro, se acabó la rabia. Anunciado el pasado diciembre, este plan de gestión fue presentado en febrero por el Gobierno regional a los 50 representantes de colectivos e instituciones del Patronato del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, encontrándose tan sólo con 2 votos en contra (de Ecologistas en Acción) y 13 abstenciones. Y en octubre empezó el terror: 50 cabras (sí: una por representante) fueron abatidas por flechas, lo que supuso una auténtica agonía para todas las que fueron heridas de muerte pero no fallecieron en el acto (algo habitual en el “arte de la caza”). Tamaña crueldad pareció conmover relativamente al Gobierno popular de Cristina Cifuentes, que decidió que los demás especímenes fueran asesinados con rifles, confiando quizá en que la puntería de los cazadores fuera así más certera. A fin de cuentas, puestos a sentirse realizado al disparar a un animal indefenso, ¿por qué no hacerlo al estilo Terminator?

Ante el pasotismo de los demás partidos, PACMA presentó una denuncia que llevó al  juzgado a decretar la suspensión cautelar de las matanzas

Y es que no lo olvidemos: que la caza sea vista como un necesario control de población no supone que aquellos que la ejecuten no vayan a disfrutar haciéndolo. A fin de cuentas, hoy en día se pagan sumas tan altas de dinero por abatir animales que muchos parques naturales han optado por esta medida como forma de recaudar fondos. Qué irónico: miles de animales pagan con sus vidas por el bienestar de la mayoría. “Qué altruista”, podríamos pensar, de no ser porque, por supuesto, ninguno de estos animales ha tomado por sí mismo la decisión de sacrificarse por los demás. Y es que el asesinato no debería ser nunca la solución en un mundo desarrollado. Pero, claro, el abatimiento de un animal todavía no cuenta como tal. “Llegará un tiempo en que los humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano”, dijo una vez Leonardo Da Vinci, pero hoy no es ese día. Y, considerando las escasas medidas tomadas para luchar contra el maltrato de perros y gatos (o sea, los animales privilegiados incluidos dentro del “círculo de compasión”), está claro que a ese día todavía le queda mucho por llegar.

las-cabras-de-guadarrama-son-abatidas-con-flechasMoralidad aparte, ni siquiera está claro que esta actuación sea la más eficaz. Y es que, más allá de los animalistas, muchos son los científicos y los ecologistas que abogan por otras medidas. No es que convenga buscar alternativas a la matanza, es que ya las hay, pero la pereza del sistema ha llevado a no planteárselas siquiera. Sin ir más lejos, la descentralización de las materias medioambientales conlleva que la Comunidad de Madrid no esté en contacto con otras zonas donde podrían hacer falta, precisamente, cabras montesas. ¿Os imagináis que hoy abatimos a todos las cabras madrileñas y mañana Andalucía tiene que recurrir a ejemplares portugueses para repoblar su hábitat? La situación suena absurda, pero, considerando el descuido imperante, podría darse perfectamente. Asimismo, dados los incontables parques naturales y centros de conservación que pueblan el mundo, ¿realmente no hay nadie ahí fuera deseoso de dar cobijo a los ejemplares que —perdón por tan injusta expresión— nos sobran?

Quién tiene la culpa de la situación es algo difícil de decidir ahora, pero lo que sí está claro es quiénes no la tienen: las cabras. Como todos, ellas sólo quieren vivir en paz. Tal y como han hecho las cotorras y los mapaches en otros rincones de la Comunidad de Madrid (donde, por cierto, se les declaró una guerra que básicamente permitía a cualquiera acabar con sus vidas tal y como le viniera en gana), estos animales se han limitado a alimentarse y reproducirse en el hábitat que se les ha concedido: ¿puede culparlos por ello precisamente la criatura más adaptable e invasora del planeta? Pues bien, si la culpa no es de las cabras, ¿por qué habrían de pagar ellas el precio? A fin de cuentas, hay numerosas medidas alternativas a la aniquilación, tal y como PACMA ha defendido hasta la saciedad: hacer uso de métodos anticonceptivos, gestionar las especies vegetales protegidas, trasladar a los animales a hábitats similares o proteger a las poblaciones de depredadores (a propósito de esta última, el agente forestal y representante de Comisiones Obreras, José Luis Díaz, afirmó que la posibilidad de que los lobos estén regresando a la Pedriza gracias a alimentarse de estos animales es alta).

pacma-paraliza-la-matanza-de-cabras-en-guadarramaObviamente, algunas alternativas son más sencillas y baratas que otras, pero recurrir a la más cruel tan rápidamente nunca debería ser la respuesta. Y menos aún hacerlo de un modo tan exento de transparencia: ¿por qué no están los estudios y el propio plan de gestión a nuestro alcance? Permitidme que conjeture: porque no existen (o, de existir, seguramente carezcan de los principios básicos que los hagan satisfactorios). Para colmo, el Plan de Gestión de Abatidas supone un peligro real para los miles de visitantes que registra el parque cada día, habiéndose denunciado ya situaciones en que hubo que sacar rápidamente a recolectores de setas o incluso grupos de escolares de las zonas de caza. Pero, claro, dado el sistema de acción-reacción al que estamos acostumbrados, habría que esperar a que alguna de las balas diera en la diana equivocada para poner el grito en el cielo al respecto.

Ante el pasotismo de los demás partidos, PACMA presentó una denuncia que llevó al  juzgado Contencioso Administrativo nº 32 de Madrid a decretar la suspensión cautelar del Plan de Gestión de Abatidas de la cabra montesa, lo que puso freno momentáneo a los previstos 500 asesinatos anuales que iban a dar comienzo el pasado 19 de octubre. Desde entonces, el partido encabezado por Silvia Barquero sigue instando a los responsables, no ya a buscar alternativas a tan sangrienta ejecución, sino a considerar aquellas que tienen sobre la mesa. Aun careciendo de representación en el congreso (pese a que una ley equitativa habría traducido sus 286.702 votos en 4 escaños), el Partido Animalista está luchando por poner una solución al conflicto que no recurra al fácil baño de sangre. Por desgracia, por ahora lo está haciendo prácticamente solo, con lo que la concienciación generalizada es imprescindible.

¿O acaso sólo recordamos el quinto mandamiento cuando nos interesa?

juan-rouresJuan Roures

Publicado en Caza | Etiquetado , , , , | 2 comentarios