Una inspiradora historia de Navidad

Hoy os queremos contar una historia excepcional, que por fortuna, es más habitual de lo que creemos.

…Y nos sucedió una cosa que nunca olvidaremos

El sábado 14 de diciembre era un día fresco y ventoso en la ciudad de Barcelona. Como tantas veces, los voluntarios de PACMA estábamos en la calle. En esta ocasión teníamos una recogida de enseres y comida para los animales de las protectoras. Todo un éxito: dos coches llenos hasta los límites de material y pienso para cuatro asociaciones y protectoras.

recogida-alimentos-protectoras-PACMA-Barcelona

Todo comenzó de fábula. En la plaza de Órfila del barrio de Sant Andreu nos encontramos un escenario montado, perfecto para nuestra misión. Por cierto, gracias a toda la gente del barrio por la estupenda acogida. Nos sentimos como en casa.

…Y nos sucedió una cosa que nunca olvidaremos.

Las calles y las plazas estaban llenas de vida. Muchos cargaban con bolsas de compras e incluso un grupo bailaba swing en la misma plaza en la que nos encontrábamos. Una escena perfecta.

Lourdes (le daremos ese nombre para garantizar su privacidad), paseaba con su carro de la compra. Y se encontró con nosotros. Interesada, le explicamos que es lo que hacíamos allí. Nos ofreció algunas monedas para colaborar. «Gracias señora, pero no podemos tener una hucha. Si puede, vaya a comprar algo y nos lo trae. Muchas gracias, con la intención nos vale».

Asiente. Se da media vuelta y aparece unos minutos después con dos latas de comida para gatos. Y todos empezamos a llorar.

La historia no tendría nada de especial si no fuera porque aquellos 2 euros eran los únicos que Lourdes tenía en su pequeño bolsillo.

La historia no tendría nada de especial si no fuera porque Lourdes vive en la calle. Aquel carro contenía todas sus pertenencias.

Lourdes nos dio una poderosa lección: El amor, la generosidad y la empatía no tienen límites.

Lourdes (no diremos tu nombre real, aunque lo mereces): ¡Muchas gracias!

Este mundo SÍ vale la pena.

Feliz Año, Lourdes.

David MartínezDavid Martinez

Esta entrada fue publicada en Historias, Protectoras y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Una inspiradora historia de Navidad

  1. Paloma dijo:

    Una historia llena de esperanza en la humanidad, una historia que demuestra que querer es poder, una historia muy emotiva que rompe el corazón

  2. Edita Olaizola dijo:

    Bien por Lourdes y todas esas personas anónimas que diariamente nos dan lecciones de generosidad y compromiso. Ojalá la vida colme sus deseos.
    Me gustaría que PACMA le hiciera algún reconocimiento.

  3. Raquel C Cadierno dijo:

    Me encanta esto, porque demuestra que hay muchas personas buenas, a pesar de todo. Ojalá cambiáramos todos. Muchas gracias por todo lo que hacéis.

  4. Marianela dijo:

    Me habeís emocionado con éste relato .A veces las personas q menos tienen son las q más ayudan .A esa señora le deseo toda la suerte del mundo ,sé lo merece .Muchas gracias por la iniciativa de recoger comida para los animalitos .Mil gracias PACMA

  5. Marianela Ramos Vega dijo:

    Me habéis emocionado con éste relato. A veces las personas q menos tienen son las q más ayudan .A ésta persona tan maravillosa le deseo toda la suerte del mundo .A vosotr@s PACMA daros las gracias por ésta iniciativa

  6. Antonio dijo:

    Desde luego que es inspiradora!

Responder a Antonio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *