Los que empujan la historia

PACMA-Tordesillas-Rompe-una-lanza-2011

Acto de PACMA en Tordesillas en 2011

A pesar de toda la motivación, lo cierto es que éramos conscientes de que acabar con ese festejo era algo muy difícil. Y lejano. Sin embargo, ocho años después, es historia

La primera vez que fui a una concentración contra el festejo del Toro de la Vega en Tordesillas fue en 2011. Aquel año torturaron hasta la muerte a Afligido y el PACMA había convocado la concentración, creo que la primera de la campaña “Rompe una Lanza”. Para mí fue una hermosa (y triste) experiencia, además de una cura de humildad.

Yo iba cargado de ideas sobre cómo acabar con el festejo, cargado de “hayqueismo” (hay que hacer esto, hay que hacer lo otro, etc.), la ideología política más común en este país. Sin embargo, al minuto de montar en el bus que llevaba a Tordesillas comprendí que no era más que un recién llegado.

En ese bus había personas que llevaban años peleando contra ese festejo. Gente que había llevado esta barbarie a la palestra de los medios de comunicación, a la sociedad. Que había despertado en toda España un profundo sentimiento de empatía por los animales allí torturados y por extensión, hacia el resto de criaturas víctimas de la brutalidad institucional anclada en este país.

A pesar de toda la motivación de aquel día, lo cierto es que todas éramos conscientes de que acabar con ese festejo era algo muy difícil. Y lejano. Sin embargo, ocho años después, es historia. El Tribunal Supremo ha declarado que se dejen de chorradas: el festejo del Toro de la Vega es ilegal y punto.

Al final ganó la razón, porque siempre lo hace, de lo contrario seguiríamos pintando toros en las paredes de las cavernas. Es cierto que la historia suele jugar malas pasadas y los bárbaros parece que van a imponerse, pues el camino no es fácil, ni corto, pero al final la Justicia, esa idea simple que anida en el fondo de todo individuo integral, brilla con luz propia y arrasa con las sombras que sólo algunos pretenden conservar.

Han sido muchas las personas y organizaciones que han empujado para acabar con tan salvaje evento. Pero nadie objetivo negará que la persistencia del PACMA, año tras año, día tras día, ha sido el fundamento básico, el acicate imprescindible que propició el carpetazo final al asunto. De hecho, antes de que el PACMA lo pusiera en su punto de mira, en aquellos tiempos cuando iban cuatro gatos a la plaza de Tordesillas con una “pancartucha”, los del pueblo se reían de ellos y les tiraban piedras, ese bárbaro festejo no lo conocía ni el más ilustre. Al final, aquellas cuatro han ganado… porque siempre, siempre, gana la Justicia: si hay una voluntad firme, persistente, tras ella. Aunque sólo sean cuatro.

El festejo del Toro de la Vega ya es historia y esto es algo histórico. Ahora al toro se le mata en privado, como en cualquier encierro de los muchos que pueblan España. Ahora en Tordesillas sólo hay un encierro más. Un encierro que hay que enterrar, también, como todos los de esta España que llora sangre de animales, de una vez por todas… y ¿quién lo hará? Pues los de siempre, los que trabajan todos los días por los animales, contra viento y marea, aquí y allá, con firmeza y constancia. Los que están ahí siempre, los que empujan la Historia. Los que la escriben.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Esta entrada fue publicada en Tordesillas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los que empujan la historia

  1. Vicente dijo:

    Vosotros sí sois héroes y no Superman que, al igual que vosotros, seguramente defendería a los más indefensos.
    Gracias

  2. Genial artículo, Juan 🙂
    Gracias a todos los valientes activistas que han acudido a las numerosas batallas contra los energúmenos. Os lo debemos a vosotros principalmente. Sois un ejemplo a seguir para todas las batallas que aún tenemos por delante. Un abrazo.

  3. Esneralda dijo:

    Bello!!!

  4. Esneralda dijo:

    Bello!!! Saludos desde El Salvador y felicidad para todos!! Gracias y siempre adelante!

  5. Maria dijo:

    Estupendo artículo!
    En la unión, la fuerza y la perseverancia está la clave del éxito, para conseguir erradicar tanta barbarie con los animales en este país de trogloditas. Y esas cualidades importantes y necesarias para avanzar las tiene Pacma. Nos queda mucho camino y trabajo que hacer, pero seguro q conseguiremos alcanzar cada meta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *