Jesús el Magnánimo

Ayer, 4 de octubre de 2017, nos ha dejado Jesús Mosterín. Nunca le agradeceremos bastante su sabiduría, su capacidad de trabajo, sus dotes didácticas y, sobre todo, su gran humanidad: al alcance de todos, próximo, cálido, generoso, y humilde.

Jesús Mosterín nos ayudó a comprender que los animales no humanos también tienen sentimientos y son merecedores de derechos

Nos ha enseñado muchas cosas sobe el pensamiento humano a lo largo de la historia, en diferentes civilizaciones y desde diferentes enfoques. Nos ha enseñado a conocer las religiones, las culturas, los grandes pensadores, a vislumbrar nuestro próximo futuro… una mente prodigiosa capaz de abordar cualquier tema de interés humano y trasladarlo al común de los mortales que, dicho sea de paso, esperábamos cada una de sus aportaciones.

Y ha hecho algo más que solo está reservado a las almas exquisitas, por eso le llamo Magnánimo (alma grande): nos ha ayudado a comprender que los animales no humanos también tienen sentimientos y que son merecedores de derechos, en el sentido que entendemos la palabra “derecho” en nuestra sociedad.

Su bibliografía es amplísima y no sabría qué libro recomendarte por encima de los demás; quizás La Naturaleza Humana, que me ayudó a acercarme a su pensamiento y a enamorarme de sus planteamientos. Si quieres consultar su biografía puedes acceder aquí.

A los animales no humanos, como a cualquier colectivo que necesita protección, ha dedicado múltiples esfuerzos, desde defenderlos en el Parlamento y en las redes sociales hasta publicar numerosos libros a cual más recomendable: ‘Vivan los animales’, ‘Los derechos de los animales’, ‘Animales y ciudadanos’, ‘A favor de los toros’…

Jesús Mosterín siempre ha sido un genio interpretando los sentimientos desde la humildad y el afán por saber, lo que hace que capte primero la atención y luego el corazón de sus lectores. Por eso sus libros sobre la defensa de los animales no humanos nos toca tanto el corazón. Datos objetivos, estudios científicos, citas filosóficas e históricas, cualquier fuente de conocimiento es buena para convencer y enamorar a los lectores.

Jesús Mosterín ha sido, y siempre será, un referente para mí. Gracias por tantos regalos valiosos que nos has hecho, maestro. Gracias, hombre Magnánimo.

Edita Olaizola (@EditaOla)Edita Olaizola

Esta entrada fue publicada en Educación en el Respeto y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Jesús el Magnánimo

  1. Vicente Albert dijo:

    Un hombre que lucha por el bienestar de los animales (propios o ajenos) merece lo mejor aquí o allá.
    D.E.P.

  2. Edita Olaizola dijo:

    Totalmente de acuerdo, amigo

  3. Edita Olaizola dijo:

    Totalmente de acuerdo, amigo

  4. Raquel dijo:

    Un hombre maravilloso y muy evolucionado al tiempo al que le tocó vivir. Gracias por todo lo que hiciste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *