Entrevista: ¡Clic!, el respeto a los animales con lo ojos de un niño

Beatriz Entralgo nace en Zaragoza y desde muy pequeña pasa largos ratos pintando. Algo indecisa por su futuro comienza la carrera de Derecho, pero esto no la hace feliz, así que da un giro en su vida y empieza Ilustración en la Escuela de Arte de Zaragoza, estudios que completará con el Grado de Diseño Gráfico.

El objetivo concreto de esta historia es concienciar sobre el respeto a los animales, pero a través de los ojos de un niño. Los niños pueden enseñarnos cosas maravillosas

Actualmente compagina su trabajo de diseñadora gráfica en una empresa de Zaragoza con el de ilustradora, que es lo que realmente le hace feliz. Le inspiran los animales, la música, la comida, el amor,  y las cosas que le suceden a diario. Suele llevar una libreta donde va apuntando las ideas que se le van ocurriendo o haciendo pequeños bocetos.

El año pasado vio cumplido su sueño y salió publicado ¡CLIC!, su primer álbum ilustrado. Un cuento sobre empatía animal bajo la mirada de un niño.

En 2011 ganó el concurso para el cartel de las Fiestas del Pilar de ese año. Ha hecho ilustraciones para Heraldo de Aragón, Yorokobu, SlowFood Aragón,  Tranvías de Zaragoza, Festival Asalto, y ha colaborado con asociaciones como Believe in Art, que lleva el arte a los hospitales infantiles para que, de alguna manera, el tiempo que pasan los niños ahí sea más agradable.

Pregunta. ¿Cómo nace la idea de escribir este cuento?

Respuesta. Este cuento fue mi Trabajo Fin de Grado de Diseño Gráfico. Tanto la historia como las ilustraciones son propias, y reflejan mi amor y respeto por la naturaleza y los animales.

¿El título “¡CLIC!”, que significa?

“¡CLIC!” es el ruido que hace la cámara de fotos del protagonista cuando dispara para “cazar con su objetivo a los animales”.

¿De qué trata y de donde surge la historia que relatas en él? ¿Tiene algo de autobiográfico?

Estoy totalmente en contra de la caza. Me parece horrible que alguien pague unas cantidades de dinero desorbitadas por llevarse una foto con un elefante muerto

Narra la historia de un niño al que, al llegar su cumpleaños,su padre, cazador de toda la vida, le regala una escopeta para que siga sus pasos en la caza. El pequeño protagonista recibe también un paquete que contiene una cámara de fotos y unos prismáticos. A la mañana siguiente padre e hijo madrugan para ir a cazar, pero el niño en vez de llevarse la escopeta se lleva la cámara de fotos para cazar a los animales a través de la cámara y poder disfrutar de ellos siempre que quiera.

El cuento habla del respeto por los animales y la naturaleza y también de respetar las decisiones que otros deciden tomar.

Aunque no es autobiográfico el cuento surge en una época en la que yo subía mucho al Pirineo con un amigo a observar y fotografiar animales y naturaleza. Además mi madre y mis tías siempre han disfrutado con la observación de aves y cuando vamos a pasear a los perros siempre nos vamos fijando en los pájaros que nos vamos encontrando: milanos, cernícalos, búhos chico, abubillas…

¿Cuál ha sido el proceso de realización del cuento?

Lo primero que hice fue escribir la historia, yo no me considero escritora, pero quería que el cuento fuera con texto e ilustraciones propias. Le di muchas vueltas a la historia y lo estuve consultando con varias amigas que tengo, una bibliotecaria, una escritora, una periodista y una maestra, para que me dieran su punto de vista y realizaran algunas correcciones.

Una vez con el texto definido comencé la elaboración del storyboard teniendo en cuenta la división del texto por páginas.

El siguiente paso fue realizar las ilustraciones, para ello empleé acuarelas y lápices de color, además de collage. Luego metí algunas texturas digitalmente.

El último paso fue la maquetación del cuento, meter los textos, la portada, las guardas, etc.

Beatriz Entralgo, autora de ‘¡Clic!’

¿Cuál es el objetivo?

Es mi primer álbum ilustrado y la verdad es que me gustaría poder ir haciendo más y que me los publicasen, ese es mi sueño.

El objetivo concreto de esta historia es concienciar sobre el respeto a los animales, pero a través de los ojos de un niño. Los niños pueden enseñarnos cosas maravillosas. Quería que no fuera un adulto el que le muestra el camino al niño, sino que fuera este el que decide lo que quiere hacer.

Hace aproximadamente un año que vio la luz este proyecto, ¿Cómo ha sido hasta ahora la acogida del público infantil?

La verdad es que muy buena, estuve firmando el Día del Libro en Zaragoza y fue una experiencia muy bonita. Vino una señora que me pidió que le dedicara el cuento a su hija y al abuelo, que era cazador para que lo leyeran juntos.

Últimamente la caza está siendo objeto de debate social, convirtiéndose en uno de los principales objetivos a eliminar por parte de los defensores de la naturaleza y de los animales. Las muestras de rechazo de la sociedad cada vez son más evidentes y rotundas. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Desde hace un tiempo gracias a asociaciones y partidos como PACMA la gente está más concienciada y poco a poco se van consiguiendo cosas. En España es cultura y espectáculo la crueldad hacia los animales, aunque eso está cambiando y espero que siga así

Estoy totalmente en contra de la caza. Me parece horrible que alguien pague unas cantidades de dinero desorbitadas por llevarse una foto con un elefante muerto. Me parece de una crueldad exagerada. También todo lo que conlleva la caza y compraventa de animales protegidos a los que sacan de su hábitat y meten en jaulas para venderlos como mascotas. Y la caza en España y todo lo que conlleva, como el abandono, maltrato y muerte de muchos perros.

¿Preparas nuevos proyectos?

Si, ahora mismo estoy preparando otro cuento con una editorial zaragozana llamada Micubo, que hace literatura infantil inclusiva. También estoy preparando algunos proyectos personales, que espero que algún día vean la luz. Uno de ellos es un cuento en el que el protagonista es un oso y en otro el personaje principal es un gato. La verdad es que los animales inspiran muchas de mis historias y de mis ilustraciones.

Por último, ¿crees que un mundo en el que el ser humano viva en paz con el resto de los animales es posible?

Quiero que pensar que sí. Aunque a veces, viendo según que noticias e imágenes, es difícil de creer. Pero creo que desde hace un tiempo gracias a asociaciones y a partidos como PACMA la gente está más concienciada y poco a poco se van consiguiendo cosas. En España es cultura y espectáculo la crueldad hacia los animales, aunque eso está cambiando y espero que siga así. Creo que hay que reeducar a la sociedad en el respeto hacia ellos y a los niños desde pequeños enseñarles a cuidar lo que tienen alrededor y a los demás seres vivos con los que convivimos.

Olga García Olga García
Coordinadora de PACMA (Zaragoza)

Esta entrada fue publicada en Educación en el Respeto y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *