Coches de caballos sin control

PACMA ha documentado las condiciones de los caballos que arrastran coches para turistas en Sevilla, con jornadas de hasta 13 horas a 45 grados de temperatura.

informe-coches-caballos-sevillaEn primer lugar y ciñéndonos a la ley, hay que recalcar que en la Ordenanza Reguladora del Transporte de Viajeros en Coches de Caballos en el Municipio de Sevilla no existe ninguna norma referente al horario de los mismos, por los que los cocheros son los que determinan su propia jornada laboral, y por tanto también la de sus caballos.

Voluntarios de PACMA Sevilla han recorrido puntos de la ciudad donde se presta este servicio turístico, documentando las rutinas de trabajo de los coches de caballo sevillanos

En esta ordenanza tampoco está regulada la temperatura a la que debe o no debe trabajar un coche de caballos, lo que deja como conclusión que a criterio del propio cochero el caballo podrá trabajar a altas temperaturas, rondando los 45 grados que se registran en la ciudad de Sevilla en los meses más calurosos.

Más aún, en dicha ordenanza no se dice nada de controlar a los caballos mediante chip, lo que produce que estos puedan ser intercambiados entre cocheros y coches, dificultando mucho su control. Tampoco se contemplan los kilómetros desde que los caballos salen de las cuadras hasta que llegan a su lugar de trabajo, ni cuántos días seguidos puede trabajar.

Todos estos factores han propiciado que un grupo de voluntarios de PACMA Sevilla se pongan manos a la obra y recorran los puntos álgidos de la ciudad en los que se da este tipo de evento turístico, buscando analizar pormenorizadamente cómo son realmente las rutinas de trabajo de los tan conocidos coches de caballo sevillanos. Este seguimiento se ha realizado durante más de una semana, y siguiendo dos procedimientos diferentes:
–    Seguimiento a un caballo determinado durante toda su jornada de trabajo.
–    Seguimiento del mismo caballo durante una semana para observar cuántos días trabajaba y si lo hacía siempre con el mismo coche y cochero.

Del primer análisis, ha quedado reflejada la rutina de trabajo siguiente:
–    El día 28 de agosto iniciamos el seguimiento al vehículo con matrícula SE-21, con un caballo Pío (marrón y blanco). El motivo de la elección no fue azaroso, ya que es más fácil discernir entre la gran cantidad de caballos a uno que presente unas características físicas que lo hagan fácilmente reconocible.
–    A las 8:00 horas sale de las cocheras situadas en el polígono Torrecuellar y se dirige a la parada de Plaza del Triunfo, a 5.600 metros.
–    A las 9:40 realiza el primer paseo, hasta este momento el caballo ha estado parado. La temperatura es de 24 grados. El paseo dura 41 minutos, el habitual, que pasa por Torre del Oro, Paseo Colón, San Telmo, Palos de la Frontera y Parque de María Luisa, volviendo por Palos de la Frontera, Puerta de Jerez y Plaza del Triunfo, con una distancia total de 4.200 metros.
    Al llegar a su parada en Plaza del Triunfo, realiza una pausa durante la cual le retira el pañal y recoge los excrementos. A las 11:45 la temperatura es ya de 38 grados y el caballo sigue parado desde las 10:21, parte de su cuerpo al sol.
–    A las 12 horas inicia el segundo paseo a turistas, mientras la ciudad sigue a 38 grados. Realiza la misma ruta, llegando al Parque de María Luisa a las 12:30. A las 13:00 horas llega a la Plaza del Triunfo, por lo cual el paseo ha durado una hora. En todo este tiempo, el caballo no ha bebido. A estas horas ya es fácil observar cómo hay caballos con la cabeza gacha, patas estiradas y aspecto cansado.
–    A las 13:30 el caballo sigue parado en el mismo sitio, en parte al sol, y sigue sin que le den agua. El cochero llena un cubo de agua y lo echa en el suelo para limpiar el orín del animal. Por fin, da de beber a su caballo el agua que le ha sobrado después de limpiar.
–    Durante 14:48 el cochero está comiendo sentado en el coche, y a las 15:30 deja el coche solo para marcharse a un bar cercano, volviendo a las 15:55 mientras su caballo ha pasado 20 minutos al sol. Esta acción la repite varias veces, dejando su caballo solo algunas veces entre las 14:00 y las 16:00. A las 16:11 le vuelve a dar una pizca de agua, y utiliza el resto para limpiar la orina. Después, vuelve a meter el coche a la sombra.
–    El tercer paseo llega a las 17:21, cuando ya se ha alcanzado la temperatura de 40 grados. Hasta el momento es preciso recordar que el caballo llevaba parado desde las 13 horas. El caballo vuelve a su parada tras este paseo a las 18:13. Para esta hora, lleva más de diez horas de trabajo seguidas. Y no sólo eso, sino que durante el paseo, en la Plaza de España y a pleno sol, para el coche y hace foto a los turistas montados.
    A las 20:04 inicia el cuarto paseo por el mismo recorrido. Vuelve a las 21 horas y nada más bajar los turistas se vuelve a las cocheras a donde llega a las 21:24.

La conclusión que nos queda de esta jornada de trabajo es que el caballo ha realizado 13 horas y media de trabajo con temperaturas de 40 grados y un asfalto a casi 60 grados. Este cochero solo le da un par de ocasiones un poco de agua para beber. Ha estado 8:37 horas parado y 2:34 horas paseando.

Lo que PACMA busca es demostrar la falta de control por parte del Ayuntamiento sevillano y la inexistencia de horarios de trabajo, dejando a la libre opinión de los cocheros su propia rutina laboral. También se ha constatado que no existen días de descanso estipulados, aunque hay días que el caballo no ha aparecido en las paradas del centro de Sevilla. Llegados a este punto es imposible constatar si el caballo está descansando o está trabajando en otra localización, aunque no es la intención de PACMA realizar juicios de valor, máxime cuando no es algo demostrable. Lo que sí es demostrable es que cada caballo trabaja una media de 6 días a la semana en las zonas analizadas, durante aproximadamente 13 horas diarias. Situación que sería mucho más fácil de controlar por parte de los poderes públicos si existiera una ordenanza a la altura de las circunstancias.

De la misma manera, hemos de puntualizar la diferencia del trato a los caballos entre cocheros, puesto que mientras el cochero elegido para el seguimiento apenas dio de beber a su caballo, pudo observarse cómo otros daban de beber a menudo a los suyos, e incluso lo limpiaban y refrescaban.

Caballo desfallecido SevillaEs preciso recordar que en estos meses de verano se han producido cuatro desvanecimientos de caballos documentados en prensa, sin que existan informes veterinarios sobre ellos. Por otra parte, todo sevillano conoce la dificultad del asfalto en la zona central e histórica, el cual produce que los caballos estén constantemente resbalando y poniendo de nuevo en riesgo su salud.

Estos animales, aunque puedan estar físicamente preparados, no deben realizar trabajos que los lleven a un agotamiento tan extremo. Por lo que puede afirmarse sin ninguna duda que la dejadez por parte del Ayuntamiento de Sevilla está repercutiendo en el bienestar de estos animales.

Rocío HachaRocio Hacha

Esta entrada fue publicada en Tradiciones crueles y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Coches de caballos sin control

  1. DEBORA BEATRIZ NAVARRO BEGNA dijo:

    SOLO EN SEVILLA? PORQUE NO SE DAN UNA VUELTA POR FUENGIROLA TAMBIEN ESTAN EXPUESTOS A TANTAS HORAS DE TRABAJO.

    • pacma dijo:

      Buenos días Débora. PACMA no tiene actualmente equipo de voluntarios en Fuengirola. Estaremos encantados de que nos envíe documentación, imágenes, vídeos de las condiciones de los caballos en su localidad.

      Un cordial saludo

  2. Jose Al. Garcia Gutierrez dijo:

    Todo mi apoyo en vuestras acciones siempre conducentes a mejorar la calidad de vida y la dignidad de los animales.

  3. Jose Al. Garcia Gutierrez dijo:

    Me reafirmo en lo comentado por Debora, en Málaga la situación es igual o peor, porque los cocheros no solo maltratan a estos animales sino que insultan y se ríen de aquellas personas que se preocupan por este asunto. El propio ayuntamiento ha sentado varias veces a la mesa a la sociedad protectora de animales y plantas de Málaga con los representantes de los caballistas y no se ha conseguido acordar lo más mínimo que permita llegar a una solución de compromiso. En esas estamos.

  4. Angeles Fernandez dijo:

    Gracias por vuestro trabajo

  5. Aline Luciane Kuhn dijo:

    What a nonsense and insanity is this?
    In the XXIt century and the “people” mistreating animals ??
    How can a European country such as Spain, well developed, allowing an atrocity like this?
    The government has no shame? There are many other resources that can replace animals.
    Living beings are like us, feel pain, fear, cold, hunger, heat, thirst.
    Put yourself in their place.
    ……………………………………………………
    Lo que es un absurdo y la locura es esto?
    En el siglo XXI y el “pueblo” maltratar a los animales ??
    ¿Cómo puede un país europeo como España, bien desarrollado, lo que permite una atrocidad como esta?
    El gobierno no tiene vergüenza? Hay muchos otros recursos que pueden sustituir a los animales.
    Los seres vivos son como nosotros, sentir dolor, el miedo, el frío, el hambre, el calor, la sed.
    Ponte en su lugar.

  6. Dolores Vergine Castro dijo:

    Cuándo despertará la Sociedad de ese letargo tan grande que es LA IGNORANCIA. Abandonen la absurda e irreal idea de que “sólo son animales”. Son seres que respiran el mismo aire que tú, y sienten y sufren igual que tú.

  7. Raquel dijo:

    Muchas gracias, Pacma, por vuestra lucha y defensa de los animales y la naturaleza.

  8. Criz Lazz Cortz dijo:

    🙂 Lindo Trabajo de Ustedes … cada sítio haciendo su parte por los animales y la naturaleza! Fuerza Siempre! Dios les bendiga a todos q luchan por los animales 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *