Dos mil años

esclavos1Han tenido que pasar más de mil años para que el ser humano aprenda a respetar al otro.
Más de mil años para que remita el racismo.
Más de mil años para que remita el sexismo.
Más de mil años para que remita la homofobia.
Y aun así todavía hay racismo, sexismo y homofobia a nuestro alrededor. Pero luchamos contra ello.

Han pasado dos mil años y el ser humano sigue siendo especista. «Mi especie es superior y todas las demás deben someterse». Tal y como se sometieron otras razas a la supremacía blanca, la mujer al hombre, lo diferente a la norma.
«Los animales no son nada», decimos, olvidando que nosotros también somos animales. Que tan sólo se conocen tres reinos en la Tierra. Que la scala naturae fue un invento del hombre.

Me dirás que son cosas diferentes. Que las discriminaciones del pasado estaban mal porque eran humanos. Que lo no humano no es comparable a lo humano. El mismo discurso que utilizaban los que sometían a los que consideraban inferiores.

Que lo no humano no es comparable a lo humano. El mismo discurso que utilizaban los que sometían a los que consideraban inferiores.

Me dirás que eres buena persona. Que así han sido las cosas desde el principio de los tiempos. Que no haces ningún daño al seguir viviendo como se ha hecho siempre.
Pero sí lo haces.

Nos han enseñado que es natural hacer daño. Que la tradición está por encima de todo. Que tu bienestar es lo primero y que no vale la pena ir contra la norma. Pero la ley y la ética no van de la mano. Las tradiciones mueren y con ellas las ideas retrógradas.

32411Dos mil años de injusticia para con nuestra propia especie. No dejo de preguntarme cuántos miles de años tendrán que pasar antes de que el hombre empiece a valorar a otras distintas. Especies que piensan, sienten y sufren como la nuestra propia. Especies cuya voz no puede oír porque no deja de alzar la suya.

No cesará la injusticia si no nos oponemos a ella. No cesará la injusticia si continuamos viviendo cada día de nuestra vida sin pensar en esas voces silenciadas. No cesará la injusticia si seguimos arrebatándole la importancia que merece.

Y así pasarán mil años, y otros mil, y otros mil… hasta que no quede nada por lo que luchar.

Vicky VázquezVicky Vázquez

Esta entrada fue publicada en Especismo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dos mil años

  1. Ana Maria dijo:

    Vive y deja vivir!! Por qué causar tanto sufrimiento … cuando todo ser viviente acaba de la misma forma, más tarde o más temprano.
    Gracias Vicky por estas reflexiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *