Derecho a la vida

partido animalista pacma

¿Quién tiene derecho a la vida? Desde mi punto de vista, el derecho a la vida no es algo que se regala ni se otorga, pero sí un concepto que se malinterpreta muy a menudo. El derecho a la vida va unido al deseo que tengamos de vivirla y, por lo tanto, no es algo negociable. Cada uno de nosotros puede hacer una lista con los requisitos que se deben cumplir para tener este derecho, y resultará que cumplirá todos los requisitos de su propia lista pero quizás no cumpla algunos de los de la lista del vecino ¿Qué quiero decir con esto? Pues que nadie debería decidir sobre el derecho a la vida de los demás porque siempre se estará equivocando.

En este caso, la división que hace la ciencia entre minerales, vegetales y animales (los humanos no tenemos un grupo exclusivo, somos también animales) puede darnos una idea de los requisitos que lejos del egoísmo y la subjetividad podemos nombrar sin decidir por los demás. El primero es tener vida y el segundo tener el interés en vivir porque solo así se puede ejercer ese derecho. Lo inerte, como los minerales, no tiene vida. Por lo tanto, no pueden ejercer ese derecho. Los vegetales están vivos pero hasta lo que sabemos con exactitud, carecen de sistema nervioso, no sienten y, por lo tanto, no tienen ningún tipo de interés que les haga desear sus vidas como para poder tener derechos. Esto no quita que los animales, y ahora sí, los animales, no solo tengamos el interés y el derecho de vivir, sino también el derecho de que las plantas y minerales existan porque sin ellos no podríamos vivir, pero ese sería un derecho nuestro, de los animales, no de las plantas ni de los minerales porque es imposible que se tengan derechos sin intereses.

El derecho a la vida nos pertenece a todos los animales por igual y es algo que ni se regala ni se otorga y sí un concepto que se malinterpreta a menudo

Aunque esto parezca algo obvio, una vez que se analiza tranquilamente, lo normal es que quien tiene el poder en ese momento, cometa el error de tratar a los animales como si de minerales o vegetales se tratase. Ocurre cada vez que el ser humano rebaja a los demás animales a la categoría de cosas. En cada plaza de toros y cada evento taurino; cada vez que alguien maltrata a un perro o cada vez que un cazador dispara contra un jabalí; también en cada granja donde malvive un cerdo; en cada matadero donde se rebana el cuello a un cordero o en cada laboratorio de vivisección donde la tortura hacia un ratón, alcanza su mayor expresión.

Pero la actitud con la que el humano trata a los demás animales es exactamente la misma con la que hace temblar a los de su propia especie cada vez que, por ejemplo, el terrorismo político arrebata la vida de los que no pueden más y deciden suicidarse a causa de los desahucios. El poder en manos del egoísmo, la indiferencia y la apatía tienen las mismas consecuencias en humanos que en el resto de animales y  siguen el mismo patrón de conducta: alguien que se cree superior como para joderle la vida a los demás.

Por eso, no puedo decir que tenga verdades absolutas, pero no puedo tener más claro que independientemente de lo que sea legal, de lo que socialmente esté aceptado o de lo que llevemos años negando, el derecho a la vida nos pertenece a todos los animales por igual. Tanto como el deseo que tengamos de vivir.

Adrián ÁlvarezAdrian Alvarez

Esta entrada fue publicada en Derechos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Derecho a la vida

  1. Filo dijo:

    Totalmente conforme con lo escrito por Adrián Álvarez, los animales no humanos tienen sistema nervioso, por lo tanto sufren y sienten igual que todos nosotros.
    Y pienso que todos, animales humanos y animales no humanos, tenermos el mismo derecho a la vida.

  2. Ana belen dijo:

    Hablar de derecho a la vida en general es un tema muy complicado… estoy de acuerdo en todo excepto en dos puntos.
    Uno que el derecho a vivir sólo lo tiene quien tenga un interés por vivir. Si eso fuese así, alguien inconsciente o en coma, perdería ese derecho. Además, la percepción del otro de tu interés por vivir es algo muy subjetivo. Alguien podría interpretar que un animal no humano no siente ese interés.
    Y el segundo punto en el que no estoy de acuerdo es que las plantas no tienen interés por vivir. Eso no es cierto. Defienden su vida. Existe un gran desconocimiento del mundo vegetal por la sociedad en general. Sería largo de hablar, pero por poner un ejemplo, En Africa, Botswana, las acacias en un momento dado se defendieron ante la depredación de antílopes, la cual era más elevada de la normal porque los humanos los habían concentrado en un lugar determinado. Las acacias se comunicaron entre ellas y elevaron la concentracion de taninos de sus hojas, muriendo varios miles de antílopes en dos meses!!!.
    http://maikelnai.elcomercio.es/2010/06/07/las-acacias-se-comunican-para-defenderse-de-los-herbivoros/

    Defenderé siempre el derecho a vivir de todos los animales. Pero al poner fronteras, como bien dices en tu primer párrafo, siempre nos estaremos equivocando.

    • Las plantas reaccionan a estímulos, pero no solo las plantas. Si acercamos una fuente de calor a un termómetro de mercurio, el mercurio sube. Esto no quiere decir que el termómetro sienta el calor, ni que decida subir. Tanto el termómetro como la planta carecen de consciencia.

      No hay ningún problema en poner límites sobre lo que tendremos en consideración moral. De hecho, es imposible actuar moralmente sin poner límites. Al ponerlos, puedo decidir, por ejemplo, que voy a usar prendas de algodón y de tejidos sintéticos, y no de piel. También me sirve para decidir que ahora voy a cenar alimentos de origen vegetal, y no de origen animal.

      • Ana belen dijo:

        Danile, vuelvo a decir que la gente desconoce bastante el mundo vegetal. Eso de que las plantas “reaccionan a estímulos” es lo que se decía de los animales en la antigüedad. Una planta es un organismo vivo, no son una cosa, no es mercurio. Las plantas toman decisiones en función de los estímulos que perciben del exterior y se comunican entre ellas, son capaces también de manipular el entorno. La “inteligencia vegetal” es una línea de investigación científica actual.

        En palabras del botánico S. MAncuso: En cada punta de las raíces existen células similares a nuestras neuronas y su función es la misma: comunicar señales mediante impulsos eléctricos, igual que nuestro cerebro. En una planta puede haber millones de puntas de raíces, cada una con su pequeña comunidad de células; y trabajan en red como internet”.

        Los límites morales humanos son arbitrarios, no perdamos de vista eso. Pero, evidentemente, alguno tenemos que poner.

        Recomiendo el visionado de este video:
        http://www.ted.com/talks/stefano_mancuso_the_roots_of_plant_intelligence.html

        • Estoy de acuerdo contigo en que la mayoría desconoce bastante el mundo vegetal. Pero eso no tiene relevancia para este debate.

          Dices esto:

          “Eso de que las plantas “reaccionan a estímulos” es lo que se decía de los animales en la antigüedad”.

          Eso no es un argumento válido. Al decir eso, pretendes criticar la afirmación según la cual las plantas solamente reaccionan a estímulos. Para ello apelas retóricamente a que en la antigüedad se decía lo mismo de los animales. Sin embargo, el hecho de que en la antigüedad se haya dicho tal o cual cosa sobre los animales no nos dice nada de utilidad sobre las plantas.

          Si quieres defender que las plantas no solamente reaccionan a estímulos, sino que toman decisiones y se comunican (entendiendo “tomar decisiones” y “comunicarse” en un sentido análogo al que empleamos esos términos referidos a los animales), es necesario emplear razonamientos científicos. En tu mensaje no lo has hecho.

          Nuestro círculo de consideración moral no debería ser definido de forma arbitraria, sino de manera científica.

          En cuanto a las palabras que citas del botánico S. Mancuso, es importante tener en cuenta que corresponden a una entrevista, en la cual se expresa de manera divulgativa. Términos como “células similares a nuestras neuronas” no son científicos, así que son de escasa utilidad si queremos analizar este tema en serio. Por otra parte, él no afirma en esa entrevista que las plantas tengan consciencia.

          Como dije antes, la simple reacción a estímulos no implica la existencia de consciencia. Cuando un humano ingiere glucosa, hay células en el páncreas que secretan insulina. ¿Eso quiere decir que el páncreas o las células tengan consciencia? Lógicamente no.

          La manera en que se presentan las noticias sobre la “inteligencia” de las plantas es muy simplificadora. A modo de ejemplo, podemos tener en cuenta lo siguiente:

          Apoyándose en un artículo del científico Massimo Maffei, se dijo en algunas webs que “las plantas “sienten” el peligro y los dientes de quien las devora”.

          Un biólogo de Perú (que emplea el nick ‘flex23’; puedo darte sus datos por privado) escribió a Maffei, diciendo esto:

          “Hola doctor Maffei, soy un biólogo de Perú que está muy interesado en fisiología vegetal. He encontrado alguno de sus artículos como el que aparece aquí:

          http://www.plantphysiol.org/cgi/reprint/140/3/1022

          y me gustaría saber si usted considera que sus descubrimientos demuestran que los vegetales tienen experiencias conscientes (subjetivas) como por ejemplo las tienen un cerdo o un ave. ¿O es qué usted considera que los vegetales no tienen ninguna experiencia mental (subjetiva) como por ejemplo una piedra o una silla?

          Le pregunto esto porque he leído algunos artículos en internet que dicen que su trabajo demuestra que los vegetales ¨sienten¨, sin embargo yo considero que su trabajo ha sido malinterpretado en el sentido que el término ¨sentir¨es usado con una acepción distinta a lo que usted ha afirmado (percepción no-consciente).”

          La respuesta de Maffei fue la siguiente:

          ” Tienes razón, la percepción en vegetales se trata de distinguir un daño mecánico de aquel producido por alimentación herbívora. ¡Nada más!”

          Lo cierto es que Massimo Mafei nunca habló de que las plantas tuvieran dolor, consciencia, experiencias subjetivas o sintiencia. Eso no impidió que en las páginas web se diera información pseudo-científica, y apelaran a que dicho científico “lo había demostrado”.

          Un saludo.

    • David-rv dijo:

      Hola, Ana belén. Respeto que quienes por sus creencias, como en tu caso, quieran alimentarse de manera frugívora para no matar plantas: comiendo sólo frutos, frutos secos, semillas, legumbres y cereales que se recogen cuando la planta está seca. Repito, tu manera de vida es respetable, pero no es un deber ético.

      Saludos.

      • Ana belen dijo:

        ¿? Hola David-rv, no soy frugívora (ni siquiera sabía que existiera ese tipo de alimentación…). En el resto de mis intervenciones, sobre todo en mi conversación con Arriaz, creo que dejo claro que para mí no hay dilema ético a la hora de comerse una planta. Sólo estaba contando los nuevos descubrimientos científicos sobre la sensibilidad e inteligencia vegetal.
        Un saludo

  3. Ana belen dijo:

    Daniel,
    dices que “Eso de que las plantas “reaccionan a estímulos” es lo que se decía de los animales en la antigüedad” no es un argumento válido. Bueno, querrás decir que no lo es para ti. Lo que quiero decir es que es un error enorme comparar un ser VIVO con una COSA como hiciste en tu primera intervención. No son cosas y por tanto no reaccionan como cosas. Reaccionan como lo que son. Pero los humanos repetimos el mismo error a través del tiempo, sólo cambiando a los sujetos. Eso quise decir con mi frase.
    No puedes decir que términos como “células similares a nuestras neuronas” dichas por un botánico que está estudiando precisamente eso, no son científicos, y son de escasa utilidad, y luego pretender que tu frase “las plantas solamente reaccionan a estímulos” ya tenga validez científica de por sí.
    En concreto dijo: “Hace algunos años, descubrimos que, en el ápice de la raíz, hay una región que denominamos zona de transición. Y cada ápice radicular tiene su propia zona de transición, que consta de unos pocos centenares de células. Dichas células tienen un sistema que se parece al neuronal. Por supuesto, no son neuronas, ni tampoco tienen la forma de las neuronas, pero su funcionalidad y su manera de operar es la misma.”

    No sé que tiene que ver lo de Massimo Mafei con lo que he dicho yo. Lo que yo he contado ni me lo he inventado, ni lo he sacado de páginas web que hayan hecho reinterpretaciones. Lo dice él mismo en una entrevista: que tienen una capacidad comunicativa increible, que se defienden de ataques, que duermen como los animales (y expresan los mismos genes del sueño que los animales), que las plantas se comportan de un modo inteligente, y es un tipo nuevo de inteligencia que debemos explorar.
    No dice la palabra “inteligencia” en un contexto divulgativo, hace ponencias en congresos científicos hablando de ello:
    “muchas veces, cuando imparto una ponencia sobre la inteligencia de las plantas en un congreso, siempre salta algún científico que dice: «¿me estás diciendo que somos iguales que las plantas?». ¡Y evidentemente no! Somos increíblemente distintos de las plantas, pero creo que la inteligencia es una propiedad de la vida. Hay una gradación.”

    http://www.rtve.es/television/20101227/redes-raices-inteligencia-plantas/390278.shtml

    Pero nos estamos yendo totalmente del tema, porque parece que porque seamos veganos tenemos que defender como sea que lo que nos comemos nosotros no es vida, o no tiene derecho a vivir. Y en el momento que se toca el tema, ya hay alguien que salta. Pues sí es vida, vida que no nos pertenece. Y yo seguiré comiendola, porque mi supervivencia es más importante para mi. Y no me asusta ninguna investigación sobre plantas, me gusta conocer la verdad. Y no me asusta tampoco que ningún carnista utilice este argumento a su favor.

    Sí, de forma arbitraria los humanos decidimos dónde poner la línea: en la capacidad de sufrimiento (y cuanta), en la inteligencia (y cuanta), en la especie… los argumentos “científicos” se eligen a posteriori para justificar la respuesta que queremos dar.

    • Ana Belén.

      Tu apelación a la visión de los animales en la antigüedad no es un argumento válido. No es que no sea válido para mí exclusivamente. No es, objetivamente hablando, un argumento válido, puesto que se basa en la retórica, y no permite deducir lógicamente unas conclusiones partiendo de unas premisas.

      Si quieres, puedes expresar cuáles son las premisas y conclusiones en tu razonamiento, para analizar si (conforme a las reglas de la lógica) es un argumento válido o no). Pero no voy a entrar en posiciones relativistas, del tipo “válido para ti”.

      En mi mensaje anterior dije que las plantas reaccionan a estímulos, y que otros seres también reaccionan a estímulos. Comparar supone analizar la relación, diferencias o semejanzas de varios elementos, y es lo que hice.

      La expresión “células similares a nuestras neuronas” no es propia del lenguaje científico. No hay un problema en emplearla, siempre que sepamos que se trata de una expresión de carácter divulgativo. El problema viene cuando se pretenden deducir cuestiones a partir de dicha expresión, y no de la idea científica que se pretende transmitir con esa expresión.

      Yo no pretendo que la frase “las plantas solamente reaccionan a estímulos” tenga validez científica de por sí, como dices en tu mensaje. Yo lo que digo es que las plantas carecen de dolor, consciencia, experiencias subjetivas y sintiencia. Y que ningún estudio científico ha demostrado que posean alguna de estas características.

      La inteligencia está asociada al proceso de información. Así es como se entiende el término en la comunidad científica. Por lo tanto, una planta carece de inteligencia. No puede procesar información, puesto que carece de sistema nervioso.

      Ahora bien, hay un botánico (o varios) que denomina “inteligencia” a las respuestas que dan las plantas. De acuerdo, que lo llame como quiera. Pero debemos ser conscientes de que el término, en el sentido en que lo usa él, es totalmente diferente al sentido en el que se ha usado hasta ahora. Si no somos conscientes de esto, caeremos en la ambigüedad y será imposible analizar nada.

      Como dije antes, las plantas carecen de dolor, consciencia, experiencias subjetivas y sintiencia. Considero irrelevante si las plantas tienen “inteligencia” en el sentido en que Mancuso emplea este término.

      Al margen de esto, dices:

      “Pero nos estamos yendo totalmente del tema, porque parece que porque seamos veganos tenemos que defender como sea que lo que nos comemos nosotros no es vida, o no tiene derecho a vivir. ”

      Nadie ha defendido que las plantas no tengan vida. La tienen. Una célula también la tiene.

      En cuanto a los derechos, no veo ningún motivo por el cual las plantas tengan derecho a vivir. El hecho de que tengan vida no implica que tengan ese derecho natural, ni que le deba ser reconocido.

      Tú afirmas que las plantas tienen derechos, y que son “vida que no nos pertenece”. Al margen de que no has demostrado dichas afirmaciones, tu frase es problemática para la defensa de los animales. Cuando afirmas que las plantas son “vida que no nos pertenece” (afirmación que, insisto, no has demostrado), estás reconociendo implícitamente que hay un problema moral en el hecho de consumir vegetales, puesto que dichos vegetales “no nos pertenecen” (en tus palabras).

      El hecho de que pongas tu supervivencia por encima de la vida de las plantas no implica que dicho problema moral deje de existir. El problema moral sigue existiendo. Yo pongo mi supervivencia por encima de la vida de otros humanos, y a lo mejor incluso me como a alguno si estoy en un bote perdido y no hay otra forma de sobrevivir. Pero el hecho de que ponga mi supervivencia por encima de la vida de otros humanos no quita que existe un problema moral en el hecho de comer humanos.

      Resumiendo:
      – No demuestras que las plantas tengan derecho a la vida.
      – Planteas que hay un problema moral en el hecho de comer plantas.

      Dices:

      “Sí, de forma arbitraria los humanos decidimos dónde poner la línea: en la capacidad de sufrimiento (y cuanta), en la inteligencia (y cuanta), en la especie… los argumentos “científicos” se eligen a posteriori para justificar la respuesta que queremos dar.”

      El motivo por el cual yo tengo en consideración a los seres sintientes no es en absoluto arbitrario. Y yo no elijo los argumentos científicos (ignoro por qué usas el término entre comillas) a posteriori. Si dejé de consumir productos de origen animal fue precisamente porque los argumentos en defensa del sensocentrismo me parecieron, tras escucharlos, perfectamente lógicos y científicos. No me hice vegano y luego ajusté los argumentos a mi comportamiento. Acepté los argumentos y, por eso, me hice vegano.

      Un saludo.

  4. Ana belen dijo:

    Daniel,
    jeje, no voy a utilizar un esquema de premisas y conclusiones como las que estudiabamos en “lógica” para explicar mis argumentos (me parecería ya demasiado…)

    ¿de verdad pretendes que pruebe que las plantas tienen derecho a la vida, o que su vida no nos pertenece? jolín, bastante trabajo tengo ya con tratar de demostrarlo con los animales…
    (Igualmente me parece difícil probar que el hecho de que tengan vida no implica que tengan ese derecho natural, ni que le deba ser reconocido como tú dices.)
    Para probar qué tiene derecho a la vida habría que establecer un límite (arbitrario) de en qué caso sí se tendría.
    Si decimos que para que tenga derecho a la vida tiene que tener un sistema nervioso central, pues entonces no lo tienen, si decimos que tienen que tener inteligencia, pues entonces sí. Si decimos que el único requisito es que sufran, pues no, si es que intenten sobrevivir por todos los medios a su alcance, entonces sí.

    Tu afirmación “La inteligencia está asociada al proceso de información. Así es como se entiende el término en la comunidad científica. Por lo tanto, una planta carece de inteligencia. No puede procesar información, puesto que carece de sistema nervioso” NO ES VERDAD. Primero, sí procesan la información, precisamente lo que esos botánicos afirman es que las plantas, PROCESANDO la cantidad ingente de datos que obtienen del exterior, (Sí LA PROCESAN) (aunque no de la misma forma que nosotros porque su morfología es distinta), resuelven los problema que les plantea su entorno y precisamente eso es la definición de inteligencia: la capacidad para resolver problemas. Inteligentes son, ahora bien, su capacidad para resolver problemas, su inteligencia, es muchíiiiiiiiisimo menor que la nuestra o la de los animales. Pero es una cuestión cuantitativa. No de si hay o no inteligencia, la hay. Eso es lo que ellos dicen. (¿y no es apasionante!?)

    Permiteme, (con todo respeto, en serio lo digo) que ponga en duda que eligieras ser vegano tras comprobar que los argumentos sensocentristas son lógicos o defendibles con argumentos científicos. No he conocido absolutamente a nadie que se hiciera vegano primero con la cabeza y luego con el corazón. De hecho, los vídeos de concienciación van dirigidos a la parte sensible de las personas. Tú podrías ser una excepción, pero aún así sigue siendo válido lo que dije antes para la amplia mayoría restante:
    Las personas sentimos cosas que consideramos verdaderas, y luego las justificamos con argumentos racionales.
    Puse “científicos” con comillas porque la ciencia dice algo y lo que hacemos los demas es usar ese argumento a nuestra conveniencia, añadiéndole conclusiones que precisamente la ciencia no puede probar, como es el derecho o no a la vida. Es algo más filosófico (¿no existe algo que se llama filosofía del derecho?)

    No era mi intención plantear un problema moral vegetal : )
    No sé si sería un problema moral comer plantas. Ni me lo planteo, porque no hay opción. Hasta comiéndote un animal también te comes plantas indirectamente, así que da igual la respuesta. ¡Si recien estamos empezmos ahora a destruir barreras del especismo! no es el momento de plantearse problemas morales de “reinismo” quizá dentro de tres o cuatro milenios, cuando nos podamos alimentar con una simple pastillita sintética 100% ; ) y podamos elegir, pues ya sería otra cosa.

    Un saludo (y gracias por el interesante debate)

  5. Arriaz dijo:

    Estimada Ana Belen, yo me hice vegano con la cabeza, a raiz de leer el trabajo de Peter Singer, liberación animal. Hasta ese momento todos mis esfuerzos se dirigían a denigrar la estupidez vegana.

    Por lo demás, dudo que las plantas tenga inteligencia, sensaciones, etc… por una sencilla razón: no las necesitan para dar sentido a su ciclo vital. Si se queman, no huyen. Ni tienen que elegir ir aquí o acullá, etc.

    Pero estoy de acuerdo en una cosa contigo, no veo problema moral. El carroñero se come a un animal que a su vez se come una planta ergo un carroñero es bárbaro al cuadrado respecto del vegetariano XDDDD.

    Salud.

    • Ana belen dijo:

      Me alegro de que ese libro llegara a tus manos entonces : )

      Las plantas se “mueven” de forma distinta a los animales ante un peligro. El movimiento de las plantas consiste en cambiar sus funciones fisiológicas según lo que perciben del exterior y no es un cambio al azar, y además hacen el cambio como si dijéramos de un día para otro. Ese es un movimiento que no pueden realizar los animales. Es un descubrimiento reciente. Por eso ahora se empieza a hablar de la inteligencia vegetal. (Claro que ambos movimientos tienen sus limitaciones) a mi me parece interesantísimo!!. Mira el enlace al programa que puse más arriba, ya veras, es apasionante:

      http://www.rtve.es/television/20101227/redes-raices-inteligencia-plantas/390278.shtml

      jajajaja, sí, exactamente, sería bárbaro al cuadrado, xD

      • Arriaz dijo:

        Habrá que estar al tanto y aunque soy escéptico, no pienso volver a cometer el mismo error que tuve con los bichos.

        De todas maneras en el mundo hay entre 250.000 y 300.000 especies vegetales. De las cuales 30.000 son comestibles pero sólo 7.000 son cultivadas y en realidad 30 especies vegetales acumulan el 90% de la producción de calorías mundial, de ellas, cuatro – trigo, soja, arroz y maíz – copan la mayoría de dicho porcentaje”(1).

        Habrá que ver cual es la capacidad de sentir del trigo, por ejemplo. Entre los animales, no es lo mismo una esponja de mar, que ni siquiera tiene sistema nervioso, que un ratón, por ejemplo.

        No veo problemas morales o éticos en que las plantas sientan.

        Salud.

        (1) Un Planeta de gordos y hambrientos. Luis de Sebastián.

        • Ana belen dijo:

          Sí, la verdad es que tienes toda la razón en lo de las capacidades. Y tampoco veo problemas éticos.
          También he estado mirando la referencia del libro que comentas, parece muy interesante, voy a ver si me hago con él, Gracias! : )

          • Arriaz dijo:

            Si puedes dale un tiento. Es muy bueno y lamentablemente, triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *