El precio de mostrar la realidad

Schindler_ListEn julio de 2008 el suizo Alfred Maurice de Zayas, profesor de derecho internacional en Ginebra, publicaba un controvertido artículo¹ sobre el nivel de conocimiento que el pueblo alemán en guerra tenía sobre el holocausto.  La conclusión de Zayas era que sabían muy poco o nada del asunto, pues los campos de exterminio estaban fuera de Alemania, los jerarcas nazis actuaban con absoluto secreto al respecto y en fin, los posibles rumores  se atribuían a la propaganda enemiga.

La sociedad alemana del período de entre guerras era profundamente antisemita. A los prejuicios históricos contra el pueblo judío se sumaba, de forma determinante, la propaganda bajo el III Reich. A pesar de ello ¿los alemanes habrían estado dispuestos a apoyar un crimen de la magnitud del holocausto? Probablemente no, pero la censura cumplió su objetivo.

Este año el Estado de Iowa en U.S.A ha sido el primero en censurar, mediante ley de 28/02/2012, la filmación en las granjas industriales de animales. No es, sin embargo, el único estado, pues Illinois, Nueva York, Utah, etc. tienen proyectos en el mismo sentido, aunque, a día de hoy, están paralizados.

El hecho de que estas normas, en EE.UU o cualquier otro lugar, se lleguen a formalizar o no es irrelevante. El mero hecho de querer llevarlas a cabo pone en evidencia que se oculta algo de gravedad. Hasta el punto de considerar acto de “ecoterrorismo” la filmación de las condiciones de vida y muerte de los animales destinados al consumo humano.

Los párrafos que preceden tienen una relación sutil pero evidente. En ambos casos, se quiere mantener a la sociedad al margen de determinados actos en la certeza de que esta no los toleraría. En ambos casos la censura es la solución al problema del que tortura y mata.

rescate-gallinasEn junio de 2011 doce activistas de las organizaciones Igualdad Animal y Equanimal fueron detenidos en un circense despliegue de las fuerzas de seguridad. La prensa amarilla no dudó en tachar a los activistas en defensa de los animales de “ecoterroristas” e incluso el juez que instruía el caso usó el término, aunque ha sido recusado por su presunto interés personal en el asunto. Tres de los activistas  acabaron en prisión y posteriormente fueron puestos en libertad con cargos ante la falta de motivos para mantenerlos en prisión.

Se les acusa de un acto que no han cometido: la liberación de visones en granjas peleteras. Las acciones de Igualdad Animal y Equanimal se centran en la difusión de información y divulgación de datos obtenidos en lugares de explotación animal como granjas peleteras, de alimentación, lecheras, circos, zoos, cotos de caza, etc.

Muchas de estas investigaciones, donde priman las imágenes en vivo, han tenido una seria repercusión en los medios de masas. Y este es el proceder que causa indignación e inquietud entre las castas que viven de la muerte y tortura de los animales.

Los emergentes y cada vez más fuertes sentimientos de respeto y reconocimiento hacia los animales y su acicate, el movimiento animalista, son un escollo a los tejemanejes de todos esos intereses que se lucran a costa de la sangre y el dolor.

Según el DRAE, el término terrorismo supone una “sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror”. Pero no son las organizaciones animalistas las que causan el terror. Ellas actúan como medio para que esa terrible realidad sea conocida por la sociedad. Acusar a los activistas en defensa de los animales de terrorismo por mostrar a la sociedad la triste realidad que existe tras la explotación animal es una perversión criminal. Una perversión criminal de la realidad que pretende desviar la atención del horror y criminalizar a quién denuncia el terror en vez de a quién lo causa. Una perversión criminal que legitima el horror, que lo sustenta, que lo apoya, que lo alimenta.

Unidos contra la RepresionCensurar y acusar al movimiento animalista de “ecoterrorismo” por dar a conocer la cruel realidad de la esclavitud animal es como criminalizar a los soldados aliados que descubrían los horrores de los campos de exterminio nazi y clamaban al mundo ante tan inimaginable barbaridad.

 J.R. Arriaza

(1) Willing Executioners? – The Holocaust, Germans and Collective Guilt.
Esta entrada fue publicada en Derechos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El precio de mostrar la realidad

  1. H3liox dijo:

    Cada cosa que veo, cada paso que hago, me doy cuenta de que el ser humano es el cancer de la tierra.

  2. reyes dijo:

    tenemos que acabar con todo esto , tiene que haber mas infornacion sobre tanto maltrato la gente no quiere saber nada cuando les digo como viven los animales que les hacen no me quieren escuchar por eso tienen que ver lo con imagenes para a cabar con tanta crueldad

  3. Jules dijo:

    La mayoría de la gente come carne, y uno no quiere admitir que fomenta el maltrato animal comiendo carne. Yo me hice vegetariano precisamente por ese maltrato que tienen los animales y las condiciones en que viven. De todas formas pienso que el ser humano está hecho para no comer carne. Pero la mayoría de la gente antepone el sabor de la carne, aunque mucha de ella reconozca que maltratan a los animales y no les gusta eso, a cualquier otra cosa.

  4. Dolores Sorroche dijo:

    La mayoría de la gente come carne, y uno no quiere admitir que fomenta el maltrato animal comiendo carne. Yo me hice vegetariano precisamente por ese maltrato que tienen los animales y las condiciones en que viven. De todas formas pienso que el ser humano está hecho para no comer carne. Pero la mayoría de la gente antepone el sabor de la carne, aunque mucha de ella reconozca que maltratan a los animales y no les gusta eso, a cualquier otra cosa. Podemos buscar miles de opciones sabrosas sin dañar a seres inocentes!!!

    • Arriaz dijo:

      Así es. Un tema meramente cultural. La gente no come carne humana por simple cultura. En Europa no comemos perros o gatos, que gustan en China o en la India no comen vacas que en Europa y EE.UU aniquilamos sin problemas.

      Salud.

  5. luis dijo:

    Mientras haya mataderos, habra campos de batalla.

  6. loli dijo:

    EL PROBLEMA DE ESTE MUNDO ES QUE LA GENTE COME DEMASIADA CARNE, ASI ESTAMOS Y ASI NOS VA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *