Especismo

especismoAntes de empezar a explicar qué es el especismo me gustaría que tuviesen claro que en mi redacción encontrarán expresiones como “animales no humanos” o “el resto de animales” para referirme a lo que comúnmente conocemos como “animales”. Con esto intento recordar que los seres humanos también somos animales y por lo tanto compartimos con el resto, ciertas características que nos asemejan, entre ellas un sistema nervioso central que es básicamente lo que nos hace sentir y ser conscientes de ello. Todos los animales con sistema nervioso, somos capaces de experimentar sensaciones y emociones, todos sufrimos con el dolor y disfrutamos con sensaciones placenteras, por lo tanto esto hace que tengamos intereses propios. La mayoría de los humanos suelen pasar por alto estos intereses en el resto de animales o creen que son menos importantes. Discriminan a los animales no humanos simplemente por no ser de su especie. Esto se conoce como “especismo”.

El especismo se asemeja al racismo, el sexismo o la homofobia en que en todos los casos se trata de una discriminación arbitraria e injusta. Si entendemos que no hay razón para discriminar en función del color de piel, procedencia, cultura, sexo o condición sexual ¿Por qué lo hacemos en función de la especie? ¿Por qué no incluimos en nuestro círculo moral al resto de animales?

A veces los más sensibles con el sufrimiento, se escandalizan, con razón, cuando ven alguna escena de maltrato, especialmente cuando las víctimas son perros y gatos pero cuando les dices que con sus actos están pidiendo que encierren, torturen y asesinen a otros animales como cerdos, pollos, peces, vacas, ratones, monos, etc, se niegan a aceptar la realidad y se cierran en banda. ¿Acaso todos estos animales no merecen vivir? No, no estoy culpando a nadie, si lo hiciera sería estúpido por mi parte, ya que yo mismo tardé 25 años en darme cuenta de la repercusión de lo que hacía. Como la mayoría de las personas, fui educado de manera especista y ni me planteaba que detrás de lo que comía, vestía o compraba había seres a los que estaba negando la capacidad de ser ellos mismos, convirtiéndolos en mis esclavos. Si todavía hay alguien que no sabe de qué estoy hablando voy a tratar de explicarlo.

Desde pequeños se nos educa tanto desde la escuela como en casa, a que los demás animales no son más que una forma de obtener beneficio (otro día hablaré de la educación especista). Incluso llamamos amantes de los animales, a aquellas personas que interesados por estos, compran, venden a todo tipo de individuos. Estoy harto de escuchar expresiones como  “amo a los animales” mientras veo como los utilizan para satisfacer sus caprichos personales comprando una “mascota” (yo era uno de ellos).

Por alguna extraña razón vivimos con la idea de que los animales no humanos son “algo” y no “alguien”, los utilizamos para alimentarnos, vestirnos, divertirnos o experimentar en ellos.

Solo para alimentación mueren alrededor de 3.000 animales terrestres ¡cada segundo! Después de obligarles a llevar una vida llena de privaciones, los llevamos al matadero dónde los gritos de dolor y la sangre hablan por sí solos. Utilizamos sus cuerpos como ropa o complementos (abrigos, chaquetas, cinturones, zapatos, etc). Nuestro amor por ellos, nos hace visitar sus cárceles donde se les mantienen encerrados bajo condiciones naturalmente antinaturales creyendo que los tratamos como “dioses”. Estoy hablando de los zoológicos y acuarios. La necesidad humana de ver a otros animales, merma sus vidas, privándoles de libertad. Otra de las consecuencias del especismo es la experimentación animal, hemos creado laboratorios donde se utilizan a otros animales para experimentar en ellos toda clase de vejaciones. Todos estos casos (que son muchos) me gustaría tratarlos individualmente en otra ocasión si se me permite. Lo que hoy intento explicar es que todos ellos, están sufriendo por culpa de nuestro especismo y a consecuencia de las decisiones que tomamos cada día. Pensamos…”son solo animales”, “nacieron para eso” “se ha hecho toda la vida”. Aquí es donde el especismo muestra su cara más amarga y retrograda.

Todo esto ocurre porque damos importancia al resto de animales en función de lo que queremos que sean y no simplemente por lo que son. No son comida, no son vestimenta, no son entretenimiento, no son mascotas, no son objetos. Son ellos mismos y de esta forma son importantes, por eso… yo, soy vegano.

Adrián ÁlvarezAdrian Alvarez

Esta entrada fue publicada en Especismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

28 respuestas a Especismo

  1. J.R. Arriaza dijo:

    Saludos,

    Dices:

    “El especismo se asemeja al racismo, el sexismo o la homofobia en que en todos los casos se trata de una discriminación arbitraria e injusta. Si entendemos que no hay razón para discriminar en función del color de piel, procedencia, cultura, sexo o condición sexual ¿Por qué lo hacemos en función de la especie? ¿Por qué no incluimos en nuestro círculo moral al resto de animales?”

    Todas las discriminaciones de las que hablas son en virtud de características de la especie humana: raza, sexo, clase, cultura, etc. Es discriminación de humanos a humanos. Pero entre humanos, en fin.

    Excepto el especismo, que considera a otras especies.

    La clave es… ¿Debe el Ser Humano consideración moral hacia otras especies?. ¿Por qué?. ¿O hemos de apelar sólo a la compasión?.

    Salud.

    • pol dijo:

      Crees que a los animales les importa algo tu consideración moral? En absoluto. Crees que un animal se pasa un minuto de su vida encerrado en un jaula pensando porqué le ha tocado vivir así? Vive su desgracia y punto.

      Creo que con apelar a la inteligencia será suficiente. Y si eso falla, dimensionar las sanciones pertinentes a la realidad que suponen.

  2. Goizane dijo:

    Creo que está bien resumido en el artículo de Adrián: “Todos los animales con sistema nervioso, somos capaces de experimentar sensaciones y emociones, todos sufrimos con el dolor y disfrutamos con sensaciones placenteras, por lo tanto esto hace que tengamos intereses propios.”. Esta es una característica relevante para la consideración moral, y no la raza, el sexo o la especie.

  3. Elvira dijo:

    Yo he vivido siempre en casa de campo, y me he criaddo con toda clase de animales, y a todos los he respetado por igual, aunque comia carne, no era de los que nosotros criábamos, pero luego con el tiempo me di cuenta de que tenia que dejar de comer carne, porque me repugnaba la idea de que tuvieran que morir para el consumo humano, asimismo, cuando iba a comprar zapatos, cinturones, o bolsos, me aseguraba de que no estuvieran hecho con pieles de animales.

  4. Elvira dijo:

    Odio las frases: Se crian para eso, es la ley de la supervivencia, el cerebro necesita las proteinas de origen animal,….etc

  5. Myriam dijo:

    Muy bueno y mucha razón

  6. Daniel Pulgar dijo:

    Me parece una entrada muy interesante y bien expuesta. Creo que en lo único que somos superiores como especie los seres humanos es en nuestra capacidad de reflexion, de decision, de elevar nuestra consciencia a un nivel mas alto. Y es precisamente en ese nivel donde debemos reflexionar e intentar desprendernos del lastre del especismo.

    Pensamos que no hay problema en ver a los animales “de granja” como nuestro alimento, ya que, por ejemplo, el leon solo ve a la gacela como una posible presa (aunque esta claro que eso es algo que depende del entorno; si estos dos animales crecieran juntos, se verían como compañeros, hermanos…). Y no nos damos cuenta de que, precisamente, nuestro potencial se encuentra en tener la capacidad de cambiar esas ideas y costumbres heredadas de nuestros predecesores y que han perdido su razon de ser a estas alturas.

    Ya no somos “simios” (con perdón de nuestros compañeros animales, que merecen todo el respeto). Ni hacemos piramides con bloques de piedra. Ni somos guerreros griegos o romanos. Cada vez, el concepto de “ser humano” se acerca mas a un ser pensante, “espiritual” por decirlo de alguna manera… No necesitamos seguir sembrando muerte y destrucción para demostrar nuestra fuerza y nuestro valor.

    Necesitamos desprendernos de muchas falsas ataduras. Pero claro, no es facil cuando existe un sistema tan fuerte y despiadado como el de hoy, que te marca las pautas a seguir y te inyecta sus valores desde el primer día de tu vida. Pero no es imposible. Solo hay que tener la suerte de ver, escuchar o sentir algo en tu vida que haga que tu conciencia despierte, que haga saltar la chispa de la coherencia en tu mente, o en su defecto, que alguien cercano con estas caracteristicas te ayude a encontrar el camino.

    Me ha parecido interesante la pregunta que ha dejado J. R. Arriaza:
    ¿Debe el Ser Humano consideración moral hacia otras especies?

    Consideración moral, probablemente no. Muchos dirán que la ética es un invento del hombre para el hombre. Pero si les debemos respeto, o dignidad, como queramos llamarlo. ¿Tenemos derecho a utilizarlos? Seguramente, el mismo derecho que tienen ellos para utilizarnos a nosotros. La cuestión es: ¿tenemos la necesidad de utilizarlos o somos lo suficientamente inteligentes y avanzados para no hacerlo?.

    Para mi, el veganismo, es un síntoma de evolución, tanto a nivel personal como social.

  7. J.R. Arriaza dijo:

    Daniel, por qué en tu opinión, consideración moral no.

    Salud.

  8. asun dijo:

    Cuando dices que no son mascotas, no se si quieres decir que no debemos convivir con ellos. Yo puedo prescindir de ropa animal, estoy en prescindir de comerlos, pero tengo amigos no humanos que me quieren y les quiero, no puedo prescindir de mis amigos. No están prisioneros, entran y salen y si hace mal tiempo, se quedan en la cueva, en casa. Llenan mi vida de alegría y de amor, y a ellos se les ve contentos.

    • J.R. Arriaza dijo:

      Creo que usa el término “mascota” en su sentido despectivo. Los animales son mucho más, de hecho, no tienen nada que ver con la idea de una mascota: un ser para servir a los humanos… poco más que un juguete.

      Salud.

      • Daniel Pulgar dijo:

        Yo creo que a lo que se refiere Adrian con “…mientras veo como los utilizan para satisfacer sus caprichos personales comprando una “mascota” (yo era uno de ellos).”, se refiere a la gente que los compra, ya que la vida de un animal no es algo a lo que se pueda poner un precio, y alguien que esta dispuesto a pagarlo no ve al animal como un compañero, o un amigo, si no como un objeto, algo para satisfacer su capricho.
        La clave es el acto de “comprar”. Esta claro que alguien que adopta no tiene esa mentalidad (aunque habrá excepciones, claro).

        Ese es un buen punto de partida para saber la consideracion que tiene una persona hacia los animales; si te parece bien que los animales se puedan comprar y vender, no son mas que objetos para tí.

  9. pol dijo:

    Hola Adrián,

    comparto tu artículo en un porcentaje muy alto, pero quería matizar, según mi manera de entender, el final de tu artículo, el enfoque del cual creo que es el punto clave por el cual difícilmente encontraréis, los veganos, adhesión a vuestra ideas, que al fin y al cabo, no deja de ser el motivo de cualquier opinión pública de este u otro estilo.

    Dices “No son comida, no son vestimenta, no son entretenimiento, no son mascotas, no son objetos.”. Es evidente que en alguno de estos puntos estamos de acuerdo, pero te equivocas con afirmaciones como No son comida o No son vestimenta. Lo son, nos guste o no, y forma parte de la propia naturaleza del mundo que así sea. Respeto profundamente que, como ser evolucionado, escojas que esto no sea así, pero ni eso te hace mejor, ni soluciona el problema que tenemos entre manos. La cadena alimenticia no la inventamos los humanos, es tan antigua como el mundo, pero lo que si hemos hecho los humanos es considerar que bajo esta premisa todo vale. No vale tener animales confinados en campos de concentración, no vale torturar animales en pro de la salud de nuestros hijos, no vale despellejar vivos animales en pro de nuestro confort, etc.

    Los dos visualizamos un mundo similar. Si quieres ser vegano, es tu opción, pero busquemos afinidades que nos ayuden a acercarnos a un mundo lo más parecido posible al que soñamos, y hagámoslo sin necesidad de incluir palabras como moral o ética, sinó sensatez y respeto. Nunca dejaré de disfrutar de un buen entrecot, eso sí, el día que toque, será el entrecot de una vaca que haya vivido en paz y libertad, o el muslo de un pollo que haya sentido el aire en su cara mientras perseguía a una gallina, o el jamón de un cerdo que se haya revolcado tantas veces como haya deseado en el barro. Porfavor, a los veganos os digo, dejad de mezclar el hecho de comer carne o vestir según que pieles, con la tortura animal.

    PD: genial tu artículo.
    Pol

    • Daniel Pulgar dijo:

      No es cuestión de tortura, si no de coherencia.

      La clave de todo esto es si tu realmente necesitas tomar esa “carne” para sobrevivir, si no hay alternativa. Si no la hubiera, y nuestra vida dependiera de ello, estariamos hablando de una necesidad esencial, y es donde entraría en juego ese trato de respeto y sensatez (algo que todo sea dicho, no sería un mal comienzo!). Pero resulta que los nutrientes que un ser humano necesita pueden ser obtenidos por este tambien mediante una alimentación que no incluya productos de origen animal (esa creencia de que el ser humano necesita carne no es cierta, y eso es así, no es una opinion personal).

      Por tanto, ya no estamos hablando de necesidad, si no de placer. Tu mismo lo dices; “Nunca dejaré de disfrutar de un buen entrecot”. No estas pensando en un “entrecot” como algo que necesitas, si no como algo que te genera un placer. Algo que no es necesario. Y ahi es donde entra en juego tu ética, o como quieras llamarlo: ¿realmente el valor de la vida de un animal se puede comparar a satisfacer un placer personal?. No estamos hablando de darle un trato digno (que sea como sea, es lo correcto), si no de poner las prioridades en una balanza, pero no sin antes darse cuenta y reflexionar de las necesidades reales que tenemos.

      Por tanto creo que la afirmacion de Adrian es correcta: los animales no son comida ni vestimenta. Especifiquemos: no lo son para nosotros. Para otros animales pueden serlo. Pero nosotros no necesitamos (en el punto evolutivo en el que nos encontramos) que lo sean. No es correcto escudarse en la tradición para justificar algo (es lo que comunmente se denomina “falacia argumental”). Por supuesto que nadie a inventado la cadena alimenticia, pero los seres humanos tenemos un abanico de posibilidades alimenticias mucho mas amplio que otros seres, y ademas, la inteligencia suficiente para reflexionar sobre nuestros actos y sus consecuencias.

      Es por todo esto por lo que veo incoherente el amor hacia los animales y el deseo de utilizarlos a costa de su vida (sea digna o no, ya que en este punto no importa demasiado). Una incoherencia, o una falta de información. Puedo entender que existan ciertos “contratos animales” en que ambas partes salgan ganando, siempre desde la posicion del respeto; puede ser el caso de un caballo que te ayude a recorrer una gran distancia en poco tiempo o de un perro que te ayuda a encontrar victimas de un derrumbamiento, por poner algun ejemplo. O incluso un gato que te haga compañia, simplemente!

      La clave es esa: saber diferenciar entre necesidad de capricho.

      Por cierto Pol, es cierto que los medicos pueden recomendar una dieta con carnes y demas, e incluso es cierto puede ser una dieta equilibrada, nutricionalmente hablando. Pero el hecho de que podamos demostrar cientificamente que los nutrientes que necesitamos (como ciertos aminoacidos o vitamina B12, por ejemplo) pueden ser obtenidos por medios vegetales y minerales, lo cambia todo.

      Un abrazo.

    • J.R. Arriaza dijo:

      Con esta lógica, se legitiman todas las perversiones. ¿Por qué no va a abusar el fuerte del débil?. Sea este último una mujer, un negro, un judío, un animal, un niño, un pobre, etc… ¿Acaso la naturaleza no crea fuertes y débiles?.

      Ya me contarás como alimentas a 7.000.000.000 de humanos sin someter a los animales a las peores torturas que jamás ha ideado el Ser Humano.

      El que quiera naturaleza que se vaya a una cueva y se muera de un simple constipado. Los demás, seguiremos evolucionando.

      Salud.

  10. Hola, lo que se dice en el artículo (y en los comentarios al respecto) es interesante, y suscribo una gran parte del contenido. Pero no todo, y me explico:

    Como biólogo y especialista en zoología, he tenido ocasión de ser testigo (y disfrutar) de la naturaleza, los animales salvajes y todos los procesos naturales. No dejarán de maravillarme, día tras día. En el artículo, se comenta literalmente que los animales “No son comida, no son vestimenta, no son entretenimiento, no son mascotas, no son objetos”.

    Mi opinión personal, como naturalista, conservacionista -y afiliado a PACMA- es que las posturas del especismo extremo olvidan algo esencial: la historia natural y el devenir de las especies en la historia del planeta. Quizás denotando una influencia altamente “urbanita” y ajena al medio natural, olvidamos que la base de la cadena trófica en el planeta la compone la depredación, y por tanto, todo en el reino animal y vegetal es depredación en mayor o menor grado. Desde los mamíferos superiores hasta una bacteria, el concepto depredación es siempre una constante. No conviene olvidarlo.

    Por ello, acentuar el hecho de tener o no sistema nervioso, excluye a los millones de especies del planeta que no lo tienen; y no por ello merecen un trato distinto. Hablamos de plantas, insectos, o cualquier ser vivo que excluya a los cordados. Comer plantas también es acabar con su vida.

    Los especistas adoptáis posturas contrarias a la ingesta de carne, o incluso de cualquier producto de origen animal. Siendo esto siempre muy respetable (faltaría más), yo puedo entender que esto se haga para evitar el trato que se da a esos animales depredados antes de morir. Somos miles de millones de personas humanas consumiendo y depredando sin parar. Esto, que es insostenibble, puedo comprenderlo.

    Pero recurrir a argumentos naturales, o humanizar a los animales, lo considero un error. Es mi opinión, por supuesto, y lo digo desde el más absoluto respeto. Un felino depredador mata crías de ñu o cebra; las hace sufrir. A veces, las devoran aún vivas, mientras palpitan. ¿Son por ello los leones crueles, o salvajes? No. Lo hacen porque la carne muerta pierde sus componentes nutricionales con cada segundo que pasa. Simplemente cumplen su papel en la naturaleza, del mismo modo que la especie humana siempre fue depredadora, en todas y cada una de sus etapas evolutivas. Los animales no son humanos (por suerte para ellos), ni se rigen por nuestra conciencia elitista y autodestructiva. No podemos tratarlos como personas, puesto que su forma de contemplar el mundo es desde la GLOBALIDAD NATURAL, donde todo encaja y funciona como un reloj. No hace falta más. Ni fe, ni conciencia de crueldad, ni autocompasión. La compasión es una creacción humana, así como la crueldad. Los bonobos africanos (el ser vivo más cercano al hombre) devoran vivos a otros primates cuando cazan en grupos. Yo no los considero crueles, puesto que el concepto de “crueldad” es algo propio de mi especie, no de ellos. Hacen lo que deben hacer.

    Por eso, si yo como carne, hago lo que debo hacer. Otra cosa es que decida hacerlo por causas éticas. Pero nunca por causas naturales.

    Un saludo, y perdón por el rollo.
    Gabriel

    • Luis M. dijo:

      Gabriel, varios detalles que olvidas:
      Los que estamos en contra del especismo somos antiespecistas.

      1- El ser humano es omnivoro, es decir, puede vivir perfectamente nutriéndose de cualquier alimento, siempre que los combine adecuadamente.

      2- El ser humano tiene tiene capacidad como agente moral de discernir lo bueno de lo malo, el bien del mal. Por ello hemos decidido ir contra natura, por ello protegemos al mas débil, no abandonamos a los ancianos cuando ya no se valen por si solos, curamos a los enfermos, etc. El resto de animales no tienen esa capacidad como agentes morales y se dejan llevar por sus instintos o educación aprendida de sus congéneres.

      3- Discrepo en materia de hominidos. El animal mas parecido al ser humano es el orangutan, de hecho su nombre proviene del dialecto local y significa hombre de la selva. Y con respecto a los bonobos, estos son principalmente frugívoros, al igual que los orangutanes.

      • Hola Luis,

        acerca del primate más cercano al hombre, aún hoy se dirime y no está nada claro. Género Pan, o Pongo, poco importa en este caso.

        Como tampoco importa que sean principalmente frugívoros. Se trataba de un ejemplo ilustrativo con que apoyar mi escrito. Es el hecho de comer primates vivos lo que quería resaltar, no la composición de su dieta.

        Precisamente esa decisión de ir “contra natura” es la que genera conceptos artificiales, como la fe, la crueldad y otros conceptos creados a partir del surgimiento de la autoconciencia. Para ti, comer carne es cruel. Para mi, comer carne es natural. El omnivorismo fue modificado hace ya muchos millones de años, para adquirir una dieta donde las proteínas cárnicas eran más del 80% de la ingesta alimenticia diaria. El onmivorismo puro sólo tuvo lugar en las fases arcaicas “prehumanas” (australopitecinos y demás). Por tanto, en mi opinión, desde el punto de vista antropológico no es sostenible el veganismo o el vegetarianismo. Sí lo es, repito, desde el punto de vista ético. Desde ese enfoque, lo apoyo y lo comprendo.

        Un saludo
        Gabriel

    • Daniel Pulgar dijo:

      Gabriel, cuando afirmas eso de “Por eso, si yo como carne, hago lo que debo hacer” creo que olvidas que comer “productos de origen animal” no es tu deber, ni tu obligacion, ni siquiera te es necesario, ya que como bien indica “Luis M.”, el ser humano puede obtener los nutientres que le son necesarios por diversas vías (omnivorismo). De hecho, esto es una ventaja evolutiva por nuestra parte; dependiendo de las condiciones en las que nos encontremos, podemos sobrevivir de una manera u otra, adaptando nuestra alimentación. Teniendo en cuenta dicho punto evolutivo en el que nos encontramos, alimentarnos de productos animales nos perjudica mas de lo que nos beneficia, y por tanto estoy seguro de que deberiamos inclinar nuestra dieta hacia el vegetarianismo, si no completamente, al menos si en gran parte.

      Cuando hablo de perjuicios, me refiero por ejemplo a la sostenibilidad: a los recursos necesarios para producir 1 kg de carne frente a 1 kg de vegetales (se pueden ver datos relacionados con este tema en muchos sitios, que aunque a veces se pueda exagerar, esta claro que es mas sostenible la segunda opcion que la primera) Me refiero tambien a superpoblación humana: la cantidad de congéneres que habitamos el planeta, cuyo numero va constantemente en aumento (y es excesivo). Teniendo en cuenta que los recursos de los que disponemos son limitados, lo lógico es optimizar los mismos el maximo posible.
      Y tambien los “perjuicios morales” y sus consecuencias, como por ejemplo, anteponer un placer (comer “carne” no es una necesidad real para practicamente ninguna persona) a la propia vida de otro ser. No hablamos de “matar” (o “depredar”) para sobrevivir, si no para disfrutar, aunque tengamos otros medios alternativos para sobrevivir, y otras muchas maneras diferentes de disfrutar.

      Esta claro que si somos los únicos seres (o de los pocos, pues desconozco si se da otro caso en la naturaleza) capaces de “matar por placer” (sin animo de ofender a los mas sensibles con esa palabra tan fea que es matar…), o lo que es lo mismo, los unicos seres que rompen ese perfecto equilibrio de la naturaleza, no me parece valida en absoluto la escusa de “no pasa nada por comer carne porque los animales tambien lo hacen, asi como nuestros antepasados”. Parece que solo nos aplicamos las leyes de la naturaleza cuando nos interesa y eso es jugar a dos bandas; no me parece correcto.

      Por otro lado, me parece un argumento totalmente erroneo (y en muchos casos manipulador) hacer alusion a la vida que tienen los vegetales. Me refiero a intentar minar el argumento de los antiespecistas acusandoles precisamente de especistas, de diferenciar a las plantas de los animales.
      A todos ellos, solo tengo que decirles que un arbol da sus frutos a los animales precisamente para asegurar la supervivencia de su especie, cosa que no hace un animal. Ahi radica la diferencia entre alimentarse de las plantas, o “depredar” (o la version modernizada: explotar) a los animales. Las plantas merecen el mismo respeto que el resto de seres, e incluso mas, ya que sin ellas ningun otro animal existiria. Pero la funcion de un “peral” no es la misma que la de un “cerdo”, ni tienen los mismos intereses. Al cerdo le interesa que no le coman, a la planta, dentro de ciertas situaciones, SI. Por tanto, los intereses del cerdo estan mas cerca de los nuestros que de las plantas. Asi que no digamos que “humanizar” a los animales es ser un extremista, pues es mucho mas extremista “humanizar” a las plantas como contra-argumento.

      Un saludo.

      • Entiendo tu argumento, pero permíteme matizarlo:

        la mayoría de las plantas no se ven beneficiadas al ser ingeridas. Sus semillas quizás sí, y no siempre.

        Y hablando del control NATURAL de poblaciones, muchas veces es necesario que muchos animales mueran (los menos aptos, ya sabes, Darwin) para redundar en beneficio de la misma especie. La naturaleza se autoregula mediante la depredación y la supervivencia.

        Y por qué no comer productos animales como huevos, queso, etc? Sólo se entiende desde el punto de vista ético. Para evitar que el ser humano actual los machaque y maltrate. Sólo por eso, no por causas evolutivas o fisiológicas.

        Una vez más, como ves, insisto en el punto de vista antropológico, no del ético. Esto daría para hablar durante semanas, jeje.

        Un saludo
        gabi

  11. Luis M. dijo:

    Gabriel, sencillamente, comer carne es quitarle la vida a un animal que siente como tu y yo. Y no hay más. Todo el resto es dialéctica, es tratar de adornar algo tan dicotómico como la vida o la muerte.
    Te invito a que veas este documental y luego debatimos de nuevo. Es una película que nos ha cambiado la vida a millones de personas. Ha ganado numerosos premios a nivel mundial.
    Earthlings: http://video.google.es/videoplay?docid=7576567901991519153

    • No todo se reduce a eso, lo siento.

      Tú también usas la dialéctica al hablar de la carne, o de sentir. Un saltamontes no siente como yo, y es lo mismo: comer carne. Una planta no tiene sistema nervioso, y nos las comemos. No todos los animales son cordados y mamíferos que sienten como nosotros. Esos somos menos del 1% de todos los seres vivos. Hay muchos más seres vivos que, no teniendo sistema nervioso como tal, también son animales y tienen carne o tejidos. Y de esos te olvidas. Sólo importan los animales superiores; Dialéctica de nuevo.

      De todas formas, y zanjando el asunto, mi mensaje iba por otra dirección. Quizás no me he explicado bien. A mi un vídeo no me cambia la vida; lo hace la experiencia, salir al campo, leer, saber de lo que hablo (o intentarlo al menos). Y dejar las emociones en bruto para otro momento, no éste. Soy antitaurino, animalista, antimaltrato animal, igual o más que tú. Aceptemos los matices por tanto.

      Salud

    • Juan dijo:

      En primera, estoy en contra del consumo de carne tanto como del especismo. Pero me parece que algo importante a tomar en cuenta para realmente impactar en la convención social carnívora que hemos creado los humanos es que el consumo de carne está altamente ligado a los modos de producción y el sistema económico neo liberal, tanto así como a la visión posmodernista del mundo en la que cada quien hace lo que le plazca. Por lo tanto el movimiento antiespecista debe estar ligado a un movimiento anticapitalista serio, mas alla de los discursillos anti yankees. Y lo digo por que pasa en ambas esferas, tanto que animalistas quieran por simple capricho creer que no hay nada que hacer contra el sistema económico global, como “revolucionarios” que jamás dejarían su bife por simple placer. Está ligado, y altamente ligado al ser una necesidad básica. Además quisiera que expliques en que sentido usas la palabra “dialéctica” me parece que la confundes bastante con “demagogia” o con “supervivencia del mas fuerte”. Saludos. El documental lo he visto, me parece interesante y que todos debieran verlo, si hace uso de la sensibilización hacia quien lo vé, pero es acaso esto malo? En realidad en un mundo tan insensible como el nuestro, hacía falta un mensaje claro como este. Y que quede claro, también estoy en contra de los discursos pro-ambientalistas falsos, en pro de captar mas masas, sean de partidos politicos pseudo-democraticos como de comunistas ortodoxos. “En la medida en que la naturaleza se transforma en puro objeto (por tanto al ser parte de la naturaleza, la fauna en si) para el hombre, en pura cosa utilitaria; deja de ser reconocida en tanto potencia para sí. Y el mismo conocimiento teórico de sus leyes autónomas aparece solamente como argucia para someterla a sus propias necesidades sea como objeto de consumo o como vehículo de producción” Karl Marx – La ideologia alemana.

  12. Daniel Pulgar dijo:

    Por cierto Gabriel, ¿a que te refieres cuando dices que el veganismo/vegetarianismo no es sostenible desde el punto de vista antropológico?

    Un saludo.

  13. Daniel Pulgar dijo:

    Por cierto, no me parece bien decir que un video no te cambia la vida! Ese documental puede ser mas valioso que cualquier salida al campo o cualquier libro. De hecho yo mismo podría decir que leer un libro no me cambia la vida. Hazle caso a Luis y dedicale un rato, no para convencerte de nada, si no simplemente para documentarte mas aun y tener un punto de vista mas amplio. De hecho yo NO considero Earthlings un discurso sensacionalista que intente tocarte la fibra (aunque a algunos lo hará, claro). Es una realidad que pocos conocen (o muchos ignoran) y que merece la pena ser tenida en cuenta. Yo tambien te lo recomiendo. Hay otro muy interesante que se llama “Farm to Fridge”, de tematica similar pero menor duracion. Creo que son cosas que le dan forma a tu opinion y tus “valores”, a saber de lo que hablas, como bien dices. Pues la realidad es demasiado compleja como para basar tus ideas en solo lo que ves o puedes comprobar de primera mano. En tu experiencia propia. Merece la pena que sepas como es un matadero por dentro, por asi decirlo, si quieres tener un vision mas amplia. Pues quiza nunca tengas la oportunidad de visitar uno, igual que quiza nunca puedas visitar vietnam o korea para ver las condiciones de sus trabajadores.

    Supongo que se entiende lo que quiero decir.

    Saludos.

    • Gabriel dijo:

      Hola Daniel, te entiendo perfectamente. Gracias por tu mensaje.

      He visto algunas partes del vídeo. Es terrible, algo despiadado. No hay lugar para excusas. Te diré que, por razones académicas, a lo largo de mi vida he tenido la oportunidad de visitar mataderos, asistir obligado a experimentos animales y demás bestialidades. He viajado a países cuyo concepto de la vida es poco menos que despreciable, incluso a los humanos, así que imagina su trato a los animales. Conozco la inhumanidad del ser humano, por desgracia.

      Por eso estamos todos de acuerdo en que comer mamíferos no es ético. Mi comentario incial se refería a algunas partes del artículo en el blog, por su tono idealista y en cierta medida influido por corrientes “urbanitas”, alejadas del medio natural. Son argumentos basados en impulsos de piedad o conmiseración, que a menudo pecan de conocimiento sobre el medio natural y sus leyes ancestrales (muy anteriores a la autoconciencia humana). Repito que estamos de acuerdo en lo esencial; pero bajo mi punto de vista, justificar el antiespecismo (disculpas por mi error inicial al llamarlo especismo) en base a razones fisiológicas, históricas, evolutivas, etc. tiene parte de error.

      Sólo era eso, en lo demás estoy de acuerdo en todos vuestros argumentos.

      Un saludo
      Gabi

  14. Hola, soy Adrián el autor de este texto. Me gustaría responder algunas cuestiones interesantes que se han comentado. Algunos de vosotros ya habéis contestado de manera muy cercana a mis pensamientos pero me gustaría matizar algunos temas.
    Como bien ha dicho Goizane en su primer comentario, la principal característica para que un ser merezca mi consideración moral (entiendo consideración moral como respeto) es que pueda experimentar emociones. Que disfrute con sensaciones placenteras y evite las desagradables. En definitiva que tenga interés por su vida. En este sentido todos los animales “sintientes” estamos a la misma altura.
    Respondiendo a J.R. Arriaza, si nos basamos en la inteligencia como rasero para medir nuestro respeto, no habría ningún problema en discriminar a los seres humanos menos inteligentes, como por ejemplo los bebes o algunos enfermos mentales. La pregunta es ¿Por qué no lo hacemos? ¿Solo por qué son de nuestra especie o porque vemos que no es justo discriminar a alguien que se vería perjudicado por ello? Si es por lo primero, volvemos a caer en la red del especismo y con esto sin darnos cuenta estamos justificando cualquier tipo de discriminación en función del grupo al que pertenezca la victima (racismo, sexismo, etc) Si actuamos teniendo en cuenta lo segundo, no tendríamos ningún problema en respetar al resto de animales. Creo que la compasión o lástima solo rebaja a los individuos, sin embargo el respeto los iguala por lo tanto no me muevo por impulsos de piedad o misericordia, si de respeto. No respeto a los demás porque sean más o menos inteligentes o se parezcan más o menos a mí. Simplemente los respeto por qué se que se verán perjudicados si no lo hago.
    En lo referente a las “mascotas” o “animales de compañia” J.R. Arriaza y Daniel Pulgar, han resumido muy bien lo que quería decir pero quien quiera puede leer este artículo donde lo explico de manera más detallada: http://www.elfarodigital.es/blogs/colaboradores/78889-mascotas-itus-iguales-o-tus-esclavos.html
    Por otro lado cuando digo que el resto de animales no son comida, vestimenta, etc, es porque realmente pienso que no lo son aunque ese sea el uso que por desgracia se les de o la manera en la que acaban muchos de ellos. Cada uno de nosotros puede llegar a convertirse en comida, sin embargo creo que no es lo que somos ya que vuelvo a repetir cada uno tiene sus propios intereses. Acabar en el estómago de alguien, solo es una consecuencia desagradable pero eso no significa que seamos comida.
    Creo que no escribo desde una perspectiva “urbanita” idealista, todo lo contrario, pienso que podemos ser bastante realistas pero para ello deberíamos libramos de etiquetas. Da igual “urbanita” o “naturalista” creo que lo importante para entender el especismo es cambiar el concepto que tenemos del resto de animales. Cuando veo a una leona persiguiendo a una gacela, no veo una leona persiguiendo comida sino a alguien que persigue a otro que por desgracia puede acabar muerto. Todos podríamos acabar así si estuviéramos en su misma situación y si fuéramos nosotros los afectados nuestra mirada sería distinta.
    Me gustaría hacerte una pregunta Gabriel. Imagínate que disfrutando de la naturaleza, uno de tus compañeros biólogos, es atacado por un animal salvaje. ¿Pensarías que es comida y no intervendrías en la naturaleza, o intentarías evitarlo? No podemos salvar a todos los animales que mueren a consecuencia de ser comidos por otros en libertad ya que en la mayoría de los casos lo hacen por pura supervivencia. No tienen otra opción y si intervenimos, perjudicaríamos a los que tienen que alimentarse o morir. Si estás pensando que no somos nadie para intervenir en la naturaleza, entiendo que no salvarías a tu compañero pero creo que si somos realistas lo harías si pudieses como también sabrás que intervenimos todos los días en la naturaleza queramos o no y de forma perjudicial. Entonces, si existe la posibilidad de intervenir sin perjudicar a nadie salvando a otros, no veo la razón por la que no hacerlo y desde un punto de vista antiespecista da igual si el individuo a salvar es humano o no. La naturaleza como bien sabes en muchos casos no es nada agradable y estoy seguro que te opones a muchos comportamientos que podríamos definir como “naturales”. Por ejemplo, algunos animales no humanos violan a otros, sin embargo espero que rechaces este comportamiento “natural” por ser perjudicial, sin plantearte que otros lo realizan o es “natural”. Si en mi caso, violo a una mujer para satisfacer mis necesidades sexuales…¿Creerás también que estoy haciendo lo que tengo que hacer para reproducirme? ¿Si mato por territorialidad? ¿Y el infanticidio? Entonces..¿Por qué la alimentación debería ser diferente? Lo que estoy diciendo es que podemos satisfacer nuestras necesidades naturales sin perjudicar a otros pero para eso debemos dejar el especismo a un lado y dejar de utilizar lo “natural” cuando nos conviene. Como he dicho antes soy realista y se que no está en nuestra mano evitar el sufrimiento de muchos animales que viven en libertad sin causar otras víctimas. Lo que si podemos hacer es liberar a nuestros propios esclavos dejando de participar en la explotación animal ya sea de mamíferos, aves, peces, anfíbios, reptiles o cualquier ser con interés de vivir, ser libre y no ser torturado. Por supuesto que es una decisión ética pero no por ello deja de ser natural. Un abrazo a tod@s!

  15. Daniel Pulgar dijo:

    Me ha gustado el articulo que has citado, en especial, la frase:
    – “La finalidad de una protectora es no existir…”
    Cuanta razón!

    Un abrazo compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *