No es el Siglo Uno, es el Veintiuno

Solemos cantar esta consigna en las manifestaciones animalistas para recordarles a quienes, en pleno Siglo XXI, siguen maltratando animales, que hay que evolucionar hacia una sociedad libre de maltrato animal. Un caso así es el de Alcalá de Henares durante la Semana del Mercado Medieval Cervantino.

El Mercado Medieval Cervantino de Alcalá de Henares es un lugar donde los animales son explotados y maltratados sin pudor, mientras los políticos que lo autorizan miran a otro lado

Si vas esa semana a Alcalá de Henares, en muchos sentidos viajas, literalmente, al pasado. A la Edad Media, donde muchos animales eran explotados, encadenados, maltratados para diversión de la gente con el permiso de las instituciones de la época. Bien es cierto que, siglos después, se ha evolucionado en muchos aspectos: ya no se venden niños, se usa ropa más cómoda, ha llegado la tecnología, etc. Pero, para los animales, como sucede con la Tauromaquia, los circos, los zoos y acuarios o los mataderos entre otros muchos ejemplos,  esa evolución no llega. Esa evolución de pensamiento que nos muestre  que los animales no están aquí para servirnos, sino por sus propios intereses, para vivir su propia vida.

En el Mercado Medieval Cervantino de Alcalá de Henares te encuentras ese horror. Aún tengo, días después de haber ido, esa tristeza que te marca visitar un lugar así. Ya recorriendo el mercado en sí, puedes encontrarte desde cerdos empalados de los que se coge su carne para servir comida, a puestos donde sólo se vende piel o carne de animal, con el sufrimiento y el maltrato que eso ha supuesto para tantos animales, los allí expuestos. Y, entonces, llegas al final de ese mercado.

Recuerdo que lo primero que vi al entrar en aquel descampado sin sombra donde está el recinto en el que están todos esos animales, fue a un burro atado a un carro en el que llevaría a quien comprase un ticket. Ese burro estaría ahí toda la tarde, horas y horas, atado a ese carro. Me parte el alma recordar su mirada perdida, vaga, resignada a una vida de esclavitud. Como la de los camellos y dromedarios que estaban tumbados en el heno, esperando a que alguien comprase un ticket que les permitirá montar sobre ellos para cargar y pasearles mientras sus amos les digan. Es increíble que después de la tragedia del año pasado cuando murió un dromedario en este Mercado, se siga permitiendo esto. Lo mismo pasaba con los burritos y ponis. Había seis burritos que iban, literalmente, atados entre sí con correas durante toda la tarde llevando a niños de un lado para otro por el recinto. Un día, uno de ellos, el último, no dejaba de moverse inquieto frotando su cabeza con el animal que llevaba delante, intentando soltarse. Y esto, porque se orinaba y no pudo hacerlo hasta que pararon los cinco animales que llevaba delante y a los que iba atado. Lo mismo sucedía con los tres ponis que había en la misma situación. Todos esos animales son arrastrados  de un lugar a otro en un descampado sin sombra, a 30 grados, durante toda una semana. Aún recuerdo que sus dueños (cuánto dolor me produce la palabra «dueño»), estaban refugiados del sol en las carpas, semidesnudos debido al calor que hacía, refrigerándose. Basta con imaginar el calor que pasarían esos animales que sólo tenían una cubeta de agua para refrescarse.

Recuerdo a las ocas. Decenas de ocas encerradas en unos pocos metros cuadrados que un hombre, de vez en cuando, sacaba a pastorear por todo el recinto, mientras pasaba cerca de los demás animales antes mencionados y de la gente, con el estrés que eso supone para todos estos animales. Alguna se salía del grupo, momento en el que recibía los gritos de esos hombres que las llevaban de aquí para allá.  Luego volvían a ese pequeño vallado donde permanecerían otro rato hasta el siguiente pastoreo. Y así, todo el día. Vallado, por cierto, compartido con otro cercado de gallinas y otro de conejos de Indias. Todos estos animales también permanecieron todo el día ahí encerrados, en unos pocos metros cuadrados. Tan sólo saldrían, para pastorear, las ocas bajo los chillidos, el estrés, el miedo…

Encuentro un nuevo recinto  en el que pagando dos euros entrabas para ver a unas cabritas destinadas, de nuevo, a pasar allí  el día entero. Un grupo de niños, y no tan niños, se divertían persiguiendo a las cabritas mientras estas huían y se arrinconaban, asustadas. Imaginad la angustia y el agobio que supone para esos animales estar así todo el día. En una enorme jaula, permanecían encerradas, todo el día, aves de corral y conejos, igual que las ocas, gallinas y conejos de indias. Y por muy horrible que esto suene, aún queda algo más. Este recinto estaba pegado a un escenario donde, con una megafonía a un volumen altísimo se hacían demostraciones de Justas Medievales, donde gente montada a caballo recreaban aquellos actos de sumo estrés para esos caballos. Pegados los dos recintos, con esa megafonía, era difícil imaginar lo que podría suponer para estos animales todas estas circunstancias.

aves mercado medieval Alcala de Henares

Aparte, estaban las aves: halcones, águilas, búhos y lechuzas estaban encadenadas y eran expuestas durante todo el día en una carpa, tan sólo refugiadas del sol por la sombra que daba esa carpa. Aves nocturnas a plena luz del sol, sin importarles el daño que esto las puede causar. Tengo el recuerdo de ver como un águila trataba de huir, de salir volando, pero se lo impedía la cadena que, en muchas ocasiones, picoteaba para poder librarse de ella y , así, poder escapar. El triste recuerdo de una lechuza cayendo del tronco en el que estaba apoyada y en el que apenas podía moverse si no quería volver a caer. De la mirada perdida y asustada de todas esas aves que más que no comprender qué hacen ahí, no entienden otra vida que no sea la de ser esclavas. Aves que deberían volar en libertad, que deberían poder desplegar sus alas al viento y que, tristemente, su vida se reduce a estar encadenadas para tan sólo ser liberadas cuando alguien quisiese hacerse una foto con ellas.

Es tan triste saber que, además, estos animales han estado y estarán en más municipios, haciendo lo mismo día tras día, siendo esclavos de una especie que se cree en su derecho de poder hacer con el resto de especies con las que compartimos el planeta lo que les venga en gana. Y es tan triste que tras siglos y siglos siga sucediendo lo mismo, que no se evolucione. Las instituciones y partidos que gobiernan en estos municipios, anclados en el pasado, sin evolucionar, siguen permitiendo este maltrato a animales que tienen que estar las 24 horas de cada día en estas condiciones. Este mercado debería ser una fiesta libre de maltrato animal, donde nadie sufriese.

Este es un ejemplo más de que, hoy más que nunca, se necesita transformar la política de la involución que permite este maltrato en un mercado medieval, en una política revolucionaria, una política compasiva con todos. Una política que cambie las leyes para poder cambiar, de raíz, las situaciones terribles e injustas que viven los animales.

Por este tipo de terribles situaciones es tan necesario PACMA. Porque desde PACMA, nos comprometemos a luchar por el fin del maltrato animal en esta fiesta y en cualquier otra, pues la palabra «Fiesta» no debería estar asociada al maltrato de seres inocentes. Y exigimos a los partidos políticos que evolucionen de una vez y prohíban el maltrato animal y en todas sus formas en sus municipios.

¡¡Exigimos una ReEvolución!!

J.M.G. Casero

Publicado en Especismo | Etiquetado , | Deja un comentario

No te olvidamos, Excalibur

Excalibur

“Soy Javier Limón, el marido de Teresa Romero. Estoy ingresado en el hospital, no me dejan salir y quieren matar a mi perro. Necesito que me ayudéis”.

Estaba asomado. Miraba a un lado y a otro. Ladraba. Se nos partió el corazón. Rompimos a llorar

Lo recuerdo como si fuera ayer. Y me sigue emocionando igual, se me sigue revolviendo todo.

Estaba en la oficina de PACMA. Silvia Barquero y yo valoramos en unos minutos qué podíamos hacer. Y lo tuvimos claro: lo que mejor sabemos hacer. Movilizarnos, movilizar, hablar con veterinarios, revisar la legislación, pedir urgencia a las administraciones, buscar casos similares, proponer soluciones. Teníamos que salvar a Excalibur.

Me fui a Alcorcón. Había ya gente en el portal del piso de Teresa y Javier, donde estaba Excalibur. No dejaban entrar a nadie en la vivienda, que estaba custodiada por la Policía.

Cuando llegué vi una nube de periodistas, vi a mis compañeros y compañeras de PACMA con los chalecos, preguntando aquí y allá. Inquietos.

Empezamos a contarlo en redes sociales. Empezó a llegar más gente. A última hora de la tarde llegó mi compañero Alberto Bermejo. Siguieron llegando más personas. Pasamos la noche allí. A turnos entrábamos y salíamos del coche. Fuera hacía frío. No dejábamos de pensar en Excalibur.

Alberto Bermejo

Alberto Bermejo bloqueó con su cuerpo la entrada al domicilio de Excalibur

La prensa siguió allí. Toda la madrugada.

Por la mañana comenzaron los informativos, las conexiones en directo. Todas las televisiones hablaban de que iban a ejecutar a Excalibur. Y de una sociedad que se revolvía. Mientras tanto, mis compañeras en la oficina de PACMA preparaban escritos, llamaban a todas partes, se dirigían a las administraciones. Hacían lo imposible.

Pensábamos en Javier Limón, que rogaba que salváramos a su perro, que nos contaba que era como su hijo. Que no sabía si Teresa sobreviviría.

A Alcorcón llegó una ambulancia por la mañana con dos personas que llevaban un traje de bioseguridad. Iban a casa de Excalibur. Nos sentamos delante del portal, tapando el paso. Se empezó a generar mucha tensión. La Policía empezó a cargar. Me aparté con una compañera. Fueron a por Alberto.

Finalmente la ambulancia entró. No sabíamos qué pasaba dentro. Unas vecinas nos invitaron a subir a su casa. Fui con Silvia Barquero y varias compañeras. Vimos el balcón de Excalibur. Estaba asomado. Miraba a un lado y a otro. Ladraba.

Se nos partió el corazón. Rompimos a llorar.

El día estaba siendo interminable. Pasaban las horas. Crecía la incertidumbre. Aumentaba el cansancio.

Por la tarde un coche de Sevemur entró a toda velocidad en el portal. Las dos personas que iban dentro no llevaban traje de seguridad. Las ventanillas estaban cubiertas con bolsas de basura.
Entraron a toda velocidad en el portal.

No estuvieron mucho tiempo dentro, aunque no sabría decir cuánto. Salieron de nuevo a toda velocidad, arrollando a una persona. Llevaban el cuerpo de Excalibur. No iban protegidos. Era una tomadura de pelo.

Habían entrado en su casa, donde llevaba días solo, con la bañera llena de comida, como se la había dejado Javier. Allí lo mataron. Lo mataron en su propia casa.

Recuerdo cada minuto de aquellos dos días. Recuerdo los mensajes, las llamadas, el cariño, el apoyo, las lágrimas, el dolor de estómago.

Un país se revolucionó por un perro. Y entonces vencimos como sociedad a la bajeza moral de los políticos.

Mataron al perro que Teresa y Javier consideraban el hijo que nunca habían tenido.

Hicimos lo imposible por salvarte, Excalibur.

Laura DuarteLaura Duarte presidenta PACMA

Publicado en Historias | Etiquetado | 20 comentarios

¿Qué puedes hacer para salvar el planeta?

huelga clima 27S

Hoy es una jornada de movilización y lucha a nivel mundial para salvar el planeta. Se han convocado huelgas y manifestaciones en cientos de países. Desde hace años mandatarios de todo el mundo cruzan acusaciones y estiman fechas para cumplir objetivos. Desde luego que debemos exigirles medidas restrictivas urgentes.

La crisis climática solamente se puede detener si tomamos decisiones relevantes y urgentes

Pero más allá de lo que puedan hacer quienes gobiernan (políticos y empresas), la crisis climática solo se frenará si todo el mundo, cada persona, hace algo.

Siento la angustia de que no queda tiempo y me empleo cada día en que mi huella en el planeta sea menor.

Hay quienes a personas como yo nos llaman catastrofistas, quienes creen que exageramos, quienes confían en que esto se arregle de una forma u otra. Que se arregle. En general. Como si fuera cosa de los demás. Ya habrá alguien que haga algo, ¿no?

La crisis climática solamente se puede detener si cada una de nosotras y nosotros tomamos decisiones relevantes y urgentes. Las acciones individuales son las que cambian siempre toda la estructura.

Hay muchas cosas que puedes hacer. Algunas son sencillas, cotidianas. Pero, sobre todo, debes plantearte tu forma de estar en el mundo.

Yo uso cada día el transporte público; no tengo coche; soy vegana desde hace una década y vegetariana desde hace mucho más; reduzco cada día mi consumo de plástico (he dicho adiós a las bolsas, rechazo los productos sobre embalados, no consumo plásticos de un solo uso, reutilizo todos los envases y compro a granel siempre que puedo); me he pasado a los champús y jabones sólidos; utilizo papel reciclado y he ido sustituyendo los productos plásticos por opciones biodegradables.

Sé que puedo hacer mucho más y me esmero cada día en intentarlo.

Estar en el mundo es una actitud, un compromiso y una responsabilidad. Molestar lo menos posible, entender que los recursos son compartidos y aportar algo son tres ejes fundamentales. No podemos seguir disponiendo del planeta como si fuera nuestro.

Hay muchas cosas que puedes hacer. Al comienzo puede resultar abrumador, pero cuando te comprometas ya no serás capaz de volver atrás. Y cada día querrás hacer algo más por contribuir y garantizar que exista un futuro más allá de una década.

¡Sé el cambio que el mundo necesita!

Laura DuarteLaura Duarte presidenta PACMA

Publicado en Ecología | Etiquetado , | Deja un comentario

Escuchad a Greta

Hay quien dice que Greta Thunberg es solo un producto de marketing.

Ojalá todos los productos de marketing fueran una niña de 16 años sacudiendo las conciencias de medio mundo; hablando de emergencia climática; de la extinción masiva de especies a la que nos enfrentamos; de un futuro que no existe sin acciones inmediatas; de veganismo como ejemplo (porque no hay otra alternativa); de gente muriendo por recursos sobreexplotados; de animales sufriendo; de migraciones climáticas…

Más productos de marketing así, por favor.

La intervención de Greta hoy en la Cumbre Climática de la ONU está conmoviendo a millones de personas. Una niña de 16 años llorando delante de los más importantes mandatarios del mundo porque le han robado la infancia y sus sueños.

Greta Thunberg

Greta no exagera. Simplemente Greta es consciente de lo que la inmensa mayoría de la población aún no se ha dado cuenta. No hay retorno, no hay opción. Nuestro sistema actual no es posible.

Y es cierto que los gobiernos del mundo pueden tomar muchas medidas.
Pero es cierto también que solamente un cambio de conciencia global puede solucionar el problema.

La ONU lleva años alertando de que salvar al planeta pasa por apartar los productos cárnicos de nuestra alimentación. Seguramente escuches poco hablar de esto porque hay una enorme industria detrás tapándolo.

Pero lo cierto es que no hay más alternativas; que la ganadería es la principal causa de deforestación del mundo (para el cultivo de los cereales que alimentan a los animales en las granjas); que es la causante de casi el 20% de los gases de efecto invernadero y que más del 70% el agua dulce del planeta se destina a la producción de carne. Solo en España se matan cada año miles de millones de animales destinados al consumo humano. Miles de millones de animales. Miles de millones de animales que viven una vida de miseria y mueren de forma terriblemente cruel.

Podemos detener la crisis climática, pero no hay más tiempo.
Hazlo por ti, por tus hijos, por los del resto, por los animales, por el planeta, por salud.
Elige tu motivo. Pero hazlo.
Laura Duarte
Presidenta de PACMA
Laura Duarte presidenta PACMA
Publicado en Política | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

Conociendo a Laura Duarte, nueva presidenta de PACMA

Laura Duarte presidenta PACMA

La Asamblea General del PACMA del pasado 14/09/2019 supuso un cambio. Silvia Barquero y Luvi Moreno habían decidido pasar el testigo del partido a una nueva Junta Directiva, siendo ratificada por la Asamblea la nueva directiva presidida por Laura Duarte. A estas alturas todo el mundo la conoce, pues durante varios años ha sido la portavoz del partido y su presencia pública ha sido habitual.

Sin embargo a muchas personas nos gusta conocer algo más sobre las personas que representan un proyecto tan importante para el movimiento por los Derechos Animales (en adelante DD.AA) como es el PACMA. Y pienso que la mejor forma para ello es preguntando. Laura Duarte ha accedido a despejar algunas de mis inquietudes que recojo en esta breve reseña.

A los 12 años Laura Duarte ya era vegetariana por criterios de empatía, uno de los fundamentos de toda ética y justicia. Con 22 años había dado el salto al veganismo

Laura Duarte (1986) nació en Vigo, aunque su infancia y primera juventud pasó por Mos y Baiona, ambas localidades de Pontevedra. Ya desde muy joven mostró una peculiar intuición sobre el trato que los humanos dispensan a los animales. Con unos nueve o diez años “Viví la experiencia que me cambió. Supe que al cerdo de mis vecinos, con quien jugaba muchas tardes y al que había visto crecer y daba de comer, lo habían matado. No entendía por qué, nunca había reflexionado acerca de dónde venía la carne que comía. Aunque me aseguraron que yo no me lo comería a él, pensé que podría comerme al amigo de otras personas, y fue entonces cuando decidí dejar de comer carne”.

Un simple proceso de reflexión llevó a otra cosa y “no mucho después, dejé de comer pescado”. Antes de los 12 años Laura Duarte ya era vegetariana por criterios de empatía, uno de los fundamentos de toda ética y justicia. La lógica es infalible y con 22 años había dado el salto al veganismo.

Laura Duarte pacma acto por PPP

Con 18 años se marcha a Madrid para estudiar periodismo donde está licenciada por la Universidad Juan Carlos I. Sus primeros pasos en el activismo se remontan al trabajo que durante algunos años desarrolló como voluntaria en PROA – Protectora de animales ubicada en Alcorcón (Madrid)-. Allí conoció a Ana, una gatita con leucemia que esperaba un hogar. Ella se lo brindó en acogida aunque, finalmente, pasó a formar parte de su familia, hasta que esta cruel enfermedad la alejó de su lado. Adriana y Daniela, sus dos gatas actuales, también vinieron de PROA.

En 2010 entra en contacto con el PACMA porque cierta idea se afincaba en su cabeza: una de las vías para luchar en defensa de los DD.AA pasaba por el trabajo a nivel político. La necesidad de presionar a las instituciones públicas, de igual a igual, y para dar voz al resto de animales allí donde se dictan las normas. Y por cierto, este primer contacto con el partido no está exento de una cierta dosis de humor.

dejé mi trabajo para dedicarme al 100% al único proyecto político que puede cambiar la realidad de los animales

Silvia Barquero y Luvi Moreno se citaron con ella en una cafetería. Como la mayoría de personas, asimilamos la idea de partido político al de una sede política y claro, el entrevistarse en una cafetería era, cuanto menos, sospechoso. Después de la reunión con Silvia y Luvi, donde Laura comprendió que había dado el paso correcto y que el PACMA era su lugar, se atrevió a preguntar el por qué ¿Por qué en una cafetería? La respuesta era sencilla, el PACMA carecía de los recursos que le permitían tener una sede física.

Laura Duarte Reevolucion

Durante los primeros años Laura compatibilizó su trabajo profesional con la actividad en el PACMA, hasta que en 2014 “dejé mi trabajo para dedicarme al 100% al único proyecto político que puede cambiar la realidad de los animales”. Desde entonces ha sido responsable de prensa y portavoz, así como colaboradora en la gestión y desarrollo de la mayoría de campañas desarrolladas por el partido junto a Silvia Barquero. En los últimos años ha coordinado los diversos procesos electorales a los que ha concurrido el PACMA.

Y lo cierto es que a Laura Duarte no se le caen los anillos. El día de la Asamblea en que fue elegida Presidenta la observé desde el fondo de la sala, en un recinto con centenares de afiliados a un partido con cientos de miles de votos y recordé la primera vez que la vi. Era el año 2011, ella y Francisco Leal, por aquel entonces Presidente del PACMA, estaban repartiendo octavillas en Callao, junto a una mesa de camping con un tapete verde. Su energía, honestidad, sensibilidad y coherencia me animaron a afiliarme, aquel mismo día, al partido.

Los años han demostrado que no me equivocaba.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Publicado en PACMA | Etiquetado , | 3 comentarios

Basta de esclavitud animal. Por la liberación de todxs

stop macromatadero

En Binéfar, Huesca, han empezado los asesinatos de uno de los mayores mataderos de Europa.

En Binéfar, Huesca, han empezado los asesinatos de uno de los mayores mataderos de Europa, donde matarán diariamente 32.000 animales, casi 8 millones al año

En él, cada día matarán 32.000 animales, casi 8 millones cada año, una muerte cada 3 segundos.

Para nosotrxs, este macromatadero se ha convertido en un símbolo de la explotación ganadera más desorbitada y brutal. Además está situado en una de las zonas del estado con mayor concentración de granjas y en creciente subida gracias a la construcción de este matadero.

Queremos recalcar que la protesta que se ha levantado en Binéfar no ha sido una mera crítica a un “proyecto” determinado ni a una forma concreta de explotar y asesinar a los demás animales, y nos oponemos a cualquier tipo de dominación hacia ellos.

Si nuestra capacidad de sentir, de desear, de  sufrir, es igual, si nuestros intereses son los mismos que los del resto de los animales, entonces tenemos una responsabilidad de respeto y de justicia hacia ellos, y una obligación de actuar en consecuencia.

Nos desvinculamos de aquellas posturas que con respecto a estos nuevos macroespacios de tortura y asesinato, se limitan a dar una apreciación sobre las consecuencias que a nivel mediambiental tienen, obviando el sufrimiento de todxs aquellxs que en su interior son torturadxs  y  asesinadxs. Valoramos como algo vital la defensa de la naturaleza que nos da la vida y de la que formamos parte, pero esta visión de la realidad es antropocentrista (que considera al ser humano como centro de todas las cosas), y no adoptaremos un discurso que olvide a las principales víctimas de la explotación ganadera, aunque esto nos haga llegar a menos gente.

En estos meses, a través de la campaña “Stop Macromatadero de Binéfar”, aparte de trasladar un mensaje contra la explotación animal y realizar movilizaciones por todo el estado (incluido Binéfar), hemos resistido meses en una acampada antiespecista frente a este macromatadero.

Creemos que con una protesta permanente estábamos visibilizando lo que pretenden hacer allí. Que con nuestra permanencia estábamos planteando una oposición física a ese lugar, a la vez que lanzábamos un mensaje por la Liberación Animal. Creemos en esta vía para hacer un tipo de activismo más comprometido, que nos ayude a encontrarnos y a crear redes más fuertes entre nosotrxs.

Pensamos  que era en este lugar, abarrotado de granjas, donde más sentido tenía focalizar el abuso hacia los animales.

Por todo esto, animamos a crear acampadas antiespecistas allí donde haya un centro de explotación animal, ya sea una granja, un laboratorio, un matadero, un zoológico,…

Que allí donde se estén esclavizando y torturando a otrxs, haya un grupo de personas que exijan que eso acabe. Que las vidas miserables que sufren los animales que allí viven sean denunciadas en las mismas puertas de las cárceles que habitan.

Estas movilizaciones tienen el objetivo de que se abra un debate donde la sociedad se responsabilice y cambie su terrible y cruel forma de relacionarse con los animales no humanos, y esto empieza desde el veganismo y desde la movilización.

Por un mundo donde la vida de todos los animales sean respetadas.

https://www.facebook.com/StopMacromataderodeBinefar/

https://www.instagram.com/stopmacromataderob/

Página contra el macromatadero de Zafra (Extremadura) https://www.facebook.com/StopMacromataderoZafra/

Plataforma STOP Macromatadero Binefar

Publicado en Especismo | Etiquetado , , | 1 comentario

Partida de vividores

La Fiesta del Cordero es un evento religioso que tiene lugar en el mes de agosto y es celebrado por casi dos millones de musulmanes en España. Se degüellan cientos de miles de animales según el rito halal: sin aturdimiento previo y mirando a La Meca. Los que van a morir son atados por los pies, y sujetados por varias personas mientras una realiza el corte del cuello. Los que esperan su turno, observan.

Resulta muy llamativo ver a taurinos, cazadores y defensores de las más arcaicas tradiciones de explotación animal alzar sus voces y sus dedos acusadores

Avalanchas de usuarios enfurecidos salen a las calles de Twitter a reclamar a las organizaciones animalistas y al PACMA explicaciones.

De forma casi sistemática, estas quejas provienen de personas que nunca han denunciado el estado del perro del vecino, que lleva siete años atado a un metro de cadena y se orina encima, se han interesado por la procedencia del bistec que han comprado en el súper, han preguntado si los huevos fritos que van a cenar son de gallinas criadas en suelo o en jaula, y por no saber, con toda probabilidad hasta hace diez minutos no sabían ni lo que era el aturdimiento previo al sacrificio. Nunca les ha importado si el animal por cuya muerte han pagado ha sufrido, ha tenido miedo, ha muerto en el acto o ha agonizado. Todo correcto si la oferta es buena y si el bocata cunde.

Según la FAO, cada día mueren en el mundo 345 millones de animales que no le importan a nadie, a los que hay que sumar 140 millones de toneladas de peces. Exclusivamente destinados a alimentación. A estos animales se les quita la vida según la normativa vigente en el país donde se encuentren, y eso contando con que el país tenga normativa, que ésta sea respetada y que el aturdimiento sea atinado.

Detrás de este oportunista interés por los animales y la forma en la que mueren, se esconde un preocupante problema de racismo e islamofobia que crece y se expande tan rápido como la ignorancia y la desinformación. Y es que nos molesta más cuando lo malo, lo feo, lo hacen los demás.

Resulta muy llamativo ver a taurinos, cazadores y defensores de las más arcaicas tradiciones de explotación animal alzar sus voces y sus dedos acusadores contra los animalistas, a los que tachan de “vividores del cuento” y “vagos” por meterse con sus tradiciones y no hacerlo así con las de los extranjeros que, claro está, son mucho peores porque son extranjeros. Los pequeños animales masticados vivos por los perros de caza, amputados por cepos, abiertos en canal por halcones, o los grandes, desollados vivos por las jaurías, agonizantes por las balas mal disparadas de cazadores inexpertos, deben opinar también que la muerte es mejor si la produce un español.

Y no hablemos del toreo, las becerradas, los bous, el rejoneo, los sanfermines y todas estas perlas de nuestra cultura que nada tienen que ver con muertes violentas ni apuñalamientos cómo sí ocurre con todo lo que hagan los musulmanes.

Partida de vividores los que defienden a los animales. Inventan mentiras para vivir del cuento.

Todos estos arduos estudiosos dejan varios cabos sueltos cuando defienden la supremacía española y apuntan a los musulmanes como el niño que apunta a otro niño en el patio del colegio al son de “¡pero si empezó él!”. Y es que, en España, el número de carnicerías con certificado halal ha aumentado de 25 a 100 desde el año 2008 en respuesta a un aumento de la demanda nacional y como nicho de mercado para la exportación de estos productos al extranjero.

Todo ello a causa del infinito desinterés político de cumplir con las normativas europeas de bienestar animal. Total, ¿para qué? Si los afectados no van a quejarse.

Hemos adoptado el mecanismo más sucio. Nosotros fabricamos y exportamos el arma; lo que hagan con ella luego será cosa de bárbaros y que no se les ocurra usarla en nuestro país.

Culpemos al PACMA y a los veganos por no manifestarse en masa contra la Fiesta del Cordero ypasemos por alto que nuestro país ha legalizado y normalizado la creación y exportación de carne halal. Tampoco nos preocupemos por mirar el etiquetado de la ternera que almorzaremos mañana, ni mucho menos exijamos a nadie que dicho etiquetado tenga que contener información relativa a la forma de sacrificio. Lo mejor será quejarnos de algo que hacen los extranjeros para que parezca que lo que hacemos aquí es menos malo, porque claro, lo que hacemos aquí lo hacemos nosotros. No como esos chinos, que comen perro, los muy chiflados. O los hindúes, que no comen vaca, con lo bueno que es el chuletón.

Yolanda Morales PérezYolanda Morales
Coordinadora provincial de Sta Cruz de Tenerife

Publicado en Tradiciones crueles | Etiquetado , | 7 comentarios

Vida o muerte en La Cañada

—Chicas, hay un problema muy gordo en La Cañada.
—¿Más?
—Aunque parezca imposible sí, más. Los desalojos de las familias están dejando a muchos animales abandonados y desprotegidos. Serán cientos.

Así comenzaba hace unas semanas una conversación que nos helaba la sangre.

Perra de La Cañada

Cientos de animales quedan abandonados a su suerte en La Cañada por el desinterés de Ayuntamiento y Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid junto con el Ayuntamiento de Madrid y otros ayuntamientos de la zona, suscribieron el pasado mes de mayo del 2018 un convenio para el realojo de unas 150 familias que viven en el sector 6 de La Cañada Real Galiana de Madrid en pisos adquiridos para tal efecto. Este plan cuenta con una financiación de 18 millones de euros.

Este sector es el más poblado y conflictivo de los 6 que conforman La Cañada Real y en él, junto a los 2.953 habitantes que lo pueblan, conviven un gran número de animales de diferentes especies en su mayoría perros y gatos, pero también podemos ver gallos, cabras, cerdos vietnamitas…

No hay control alguno sobre la cría. Cada familia puede llegar a tener hasta cinco animales. No hablaremos de chips, licencias, vacunas, salubridad porque tampoco hay ningún control sobre ello, aunque se sabe, se ve el estado de muchos de ellos tanto dentro como fuera de las familias. Es un problema que viene de lejos pero por el que las Administraciones no han hecho nunca nada.

A un problema se añade otro, ya que las familias que parten hacia sus nuevos hogares dejarán en su mayoría a los animales abandonados a su suerte. Algunos no quieren llevárselos; otros no podrán, o no a todos, ya que para los nuevos pisos sí se les exigirá licencias, cartillas de vacunación en regla, chips… Por lo tanto, los animales serán soltados de sus cadenas y dejados entre los escombros que quedarán tras los derribos de las chabolas.

¿Os imagináis a cientos de animales abandonados, solos, vagabundeando en busca de alimento, refugio, seguridad en una zona hostil y sin protección alguna?

De los 18 millones de euros destinados al realojo, ni uno ha sido presupuestado al plan de actuación para los animales que queden allí

Pues bien, desde las Administraciones, es decir, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, nadie ha presentado un plan de protección animal para La Cañada. Nadie ha caído en la cuenta de qué pasará con todos esos perros, gatos, pollos o cerditos. De los 18 millones de euros, ni uno solo ha sido destinado al plan de actuación necesario para los animales que queden allí, es decir, serán abandonados dos veces. Sin embargo la Ley obliga a la protección de los animales de compañía. Contradicciones que no llegamos a entender.

No existe un CES en la zona. Los gatos viven entre los escombros y las chabolas, crían como la naturaleza les dicta, pero salvo los que viven con alguna familia, no se les proporciona ningún tipo de alimento, higiene o salud. ¿Y ahora, qué será de todos ellos?
Protectoras como Proyecto Cañada, o equipos de rescate como ERA (Equipo de rescate animal), llevan años trabajando en la zona, recogiendo a los animales que algunas familias les ceden y que son curados, rehabilitados en algunos casos por educadores caninos y dados en adopción.

Vetmovil La Cañada

Un vetmóvil recorre las calles de La Cañada ofreciendo atención veterinaria, vacunas, etc., a quién lo requiere, algunas veces instados y animados por los miembros de las asociaciones para que les dejen curarles, o ponerles una vacuna, y todo ello de forma altruista y por amor y respeto a la vida de los animales. Un trabajo en el que se unen la psicología necesaria con los habitantes de La Cañada, paciencia, concienciación y que lleva mucho tiempo y un gran esfuerzo. Pero ¿qué hacen estas Protectoras con cientos de animales a los que acoger y proteger? Sin apenas recursos. Sin ayudas oficiales no se pueden mantener residencias, centros de protección, alimento, gastos veterinarios para todos ellos. Es totalmente necesaria la colaboración entre las Administraciones y las Protectoras. Imprescindible.

Sin embargo, las sorpresas vienen cuando en una reunión mantenida ante el Comisionado del Ayuntamiento de Madrid para La Cañada Real, y cuyas conclusiones han sido publicadas en prensa, se habla de “seguridad pública”, de peligrosidad ya que algunos de los perros son PPP, los mal considerados como pertenecientes a razas peligrosas. Incluso afirman que el CPA de La Fortuna está saturado y no hay capacidad para acoger más animales. Y los gatos… con ellos no se puede hacer nada, alegan sin vacilar, ya que la zona no posibilita realizar un CES (captura, esterilización y suelta). Entonces, ¿qué será de todos ellos, de todos estos animales? Pues bien, la bomba cae en forma de jeringuilla cuando se menciona el sacrificio, sí, sacrificio. ¿De cuántos? ¿De todos? ¿De quiénes? ¿Qué parámetros se seguirán para decidir quién vive o muere?

Quieren hacer un censo. En ese censo ya no entrarán los que fueron abandonados, o los que ya han sido recogidos por las Protectoras. Los animales no son números. No solo se cuantifica el problema, se debe cualificar indicando para cada uno su estado, la atención veterinaria que necesita; rehabilitación para hacerlo adoptable. Así sabremos qué y cuánto se necesita para ayudarles a todos. Y no olvidar a los animales de granja, para los que existen santuarios maravillosos que les darán el entorno que necesitan según su especie.

Si ninguna de las Administraciones ha contemplado el tema animal y sus soluciones antes de que aparezca el mencionado “problema de salud pública”, o peligrosidad, esto será consecuencia de esa falta de previsión, por lo tanto, no pueden hablar de sacrificio ya que no deben ser los animales los que paguen con su vida las carencias de los que tomaron decisiones incompletas.

Los animales, sean cuales sean, deben tener un lugar en el que ser atendidos y rehabilitados en los casos necesarios mientras se fomenta su adopción, como se viene haciendo por parte de las protectoras y asociaciones desde hace años. La Ley de Sacrificio Cero debe protegerlos a todos, no valen excusas por falta de organización. Se debe apoyar a las protectoras para que colaboren con las acogidas y el bienestar animal de los que lo precisen, recuerden, estamos aquí para ello, les estamos ofreciendo colaboración, pero también necesitamos su ayuda y compromiso. Habilitar zonas en las que se pueda realizar un CES para crear una colonia de gatos controlada y permitirles vivir con dignidad. No, no nos hablen de sacrificio. Hablemos de una vez por todas, por favor, de Protección Animal de verdad, de colaboración, de empatía, de esa sociedad progresista de la que tanto nos hablan y por la que dicen que trabajan cada día.

Ustedes han creado el problema. Ahora toca encontrar la solución para que todos vivan un feliz realojo.

Pilar GómezPilar Gomez

Publicado en Protectoras | Etiquetado , , , , | 12 comentarios

Los que empujan la historia

PACMA-Tordesillas-Rompe-una-lanza-2011

Acto de PACMA en Tordesillas en 2011

A pesar de toda la motivación, lo cierto es que éramos conscientes de que acabar con ese festejo era algo muy difícil. Y lejano. Sin embargo, ocho años después, es historia

La primera vez que fui a una concentración contra el festejo del Toro de la Vega en Tordesillas fue en 2011. Aquel año torturaron hasta la muerte a Afligido y el PACMA había convocado la concentración, creo que la primera de la campaña “Rompe una Lanza”. Para mí fue una hermosa (y triste) experiencia, además de una cura de humildad.

Yo iba cargado de ideas sobre cómo acabar con el festejo, cargado de “hayqueismo” (hay que hacer esto, hay que hacer lo otro, etc.), la ideología política más común en este país. Sin embargo, al minuto de montar en el bus que llevaba a Tordesillas comprendí que no era más que un recién llegado.

En ese bus había personas que llevaban años peleando contra ese festejo. Gente que había llevado esta barbarie a la palestra de los medios de comunicación, a la sociedad. Que había despertado en toda España un profundo sentimiento de empatía por los animales allí torturados y por extensión, hacia el resto de criaturas víctimas de la brutalidad institucional anclada en este país.

A pesar de toda la motivación de aquel día, lo cierto es que todas éramos conscientes de que acabar con ese festejo era algo muy difícil. Y lejano. Sin embargo, ocho años después, es historia. El Tribunal Supremo ha declarado que se dejen de chorradas: el festejo del Toro de la Vega es ilegal y punto.

Al final ganó la razón, porque siempre lo hace, de lo contrario seguiríamos pintando toros en las paredes de las cavernas. Es cierto que la historia suele jugar malas pasadas y los bárbaros parece que van a imponerse, pues el camino no es fácil, ni corto, pero al final la Justicia, esa idea simple que anida en el fondo de todo individuo integral, brilla con luz propia y arrasa con las sombras que sólo algunos pretenden conservar.

Han sido muchas las personas y organizaciones que han empujado para acabar con tan salvaje evento. Pero nadie objetivo negará que la persistencia del PACMA, año tras año, día tras día, ha sido el fundamento básico, el acicate imprescindible que propició el carpetazo final al asunto. De hecho, antes de que el PACMA lo pusiera en su punto de mira, en aquellos tiempos cuando iban cuatro gatos a la plaza de Tordesillas con una “pancartucha”, los del pueblo se reían de ellos y les tiraban piedras, ese bárbaro festejo no lo conocía ni el más ilustre. Al final, aquellas cuatro han ganado… porque siempre, siempre, gana la Justicia: si hay una voluntad firme, persistente, tras ella. Aunque sólo sean cuatro.

El festejo del Toro de la Vega ya es historia y esto es algo histórico. Ahora al toro se le mata en privado, como en cualquier encierro de los muchos que pueblan España. Ahora en Tordesillas sólo hay un encierro más. Un encierro que hay que enterrar, también, como todos los de esta España que llora sangre de animales, de una vez por todas… y ¿quién lo hará? Pues los de siempre, los que trabajan todos los días por los animales, contra viento y marea, aquí y allá, con firmeza y constancia. Los que están ahí siempre, los que empujan la Historia. Los que la escriben.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Publicado en Tordesillas | Etiquetado , , | 5 comentarios

El chiringuito cinegético

Stop caza

Si desde fuera de las instituciones se ha conseguido este punto de inflexión en la lucha contra la injusticia ¿Qué será posible hacer desde dentro de las instituciones?

La reciente suspensión de la caza en Castilla y León es un hito histórico. No existe en la historia de España un acontecimiento de tal entidad sobre esta terrible práctica. Es cierto que tiene un carácter temporal, pero aún así, pone de relieve tres hechos fundamentales:

  1. Evidencia el sustrato oscuro que hay en los cimientos de esa actividad. Donde la normativa no es clara y como se ha evidenciado, la transgrede ante la parsimonia de políticos y acólitos. Los mismos que campan corrompiendo para su beneficio las instituciones que son de todos.
  2. Manifiesta su vulnerabilidad de la caza si hay voluntad de acorralarla. La caza no es intocable y como la tauromaquia, carece del vigor social del que hace gala pues…
  3. Como se puede observar, los únicos afectados por la suspensión han sido los propios cazadores. Al resto de la sociedad, básicamente, les preocupa lo que la tauromaquia, nada. Al contrario, las manifestación de júbilo al respecto han sido notorias. El descenso de licencias es un claro ejemplo de su retroceso.

Desde hace tiempo se viene denunciando que no, que la caza ni es necesaria, ni tiene impronta social, ni aporta un beneficio neto a la población española, pues el dinero que mueve se queda en sus garantes. Es lo que se puede llamar economía del chiringuito. Una economía hacia dentro que sólo genera lucro en unos pocos. Y además, con carácter estacional, que se concentra en los meses de noviembre, diciembre y enero. Resulta complicado considerar que tal actividad sea importante para la economía rural, que también vive el resto del año.

coto de caza

Es una actividad cruel que se lleva millones de vidas de animales, que destruye el entorno ecológico, que sesga vidas humanas, tanto de cazadores como de personas ajenas a esa actividad. Un mundo que llena la tierra de individuos armados dispuestos a matar impidiendo el acercamiento del resto a sus cotos privilegiados. Un mundillo incompatible con la civilización y una sociedad en progreso, una práctica atávica y anacrónica.

Debemos reflexionar sobre esta realidad porque si desde fuera de las instituciones se ha conseguido este punto de inflexión en la lucha contra la injusticia ¿Qué será posible hacer desde dentro de las instituciones?

Ahora es el momento de que todas las personas con un sentido básico de la Justicia actuemos con determinación contra la barbarie cinegética. Porque es posible acorralarla hasta su extinción y debemos hacerlo por nosotros, que tenemos derecho a un mundo sin violencia y en compañía del resto de criaturas que comparten territorio con los humanos y porque se lo debemos a las generaciones que están por venir, que merecen un planeta mejor al que heredamos.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Publicado en Caza | Etiquetado , | 2 comentarios