Basta de esclavitud animal. Por la liberación de todxs

stop macromatadero

En Binéfar, Huesca, han empezado los asesinatos de uno de los mayores mataderos de Europa.

En Binéfar, Huesca, han empezado los asesinatos de uno de los mayores mataderos de Europa, donde matarán diariamente 32.000 animales, casi 8 millones al año

En él, cada día matarán 32.000 animales, casi 8 millones cada año, una muerte cada 3 segundos.

Para nosotrxs, este macromatadero se ha convertido en un símbolo de la explotación ganadera más desorbitada y brutal. Además está situado en una de las zonas del estado con mayor concentración de granjas y en creciente subida gracias a la construcción de este matadero.

Queremos recalcar que la protesta que se ha levantado en Binéfar no ha sido una mera crítica a un “proyecto” determinado ni a una forma concreta de explotar y asesinar a los demás animales, y nos oponemos a cualquier tipo de dominación hacia ellos.

Si nuestra capacidad de sentir, de desear, de  sufrir, es igual, si nuestros intereses son los mismos que los del resto de los animales, entonces tenemos una responsabilidad de respeto y de justicia hacia ellos, y una obligación de actuar en consecuencia.

Nos desvinculamos de aquellas posturas que con respecto a estos nuevos macroespacios de tortura y asesinato, se limitan a dar una apreciación sobre las consecuencias que a nivel mediambiental tienen, obviando el sufrimiento de todxs aquellxs que en su interior son torturadxs  y  asesinadxs. Valoramos como algo vital la defensa de la naturaleza que nos da la vida y de la que formamos parte, pero esta visión de la realidad es antropocentrista (que considera al ser humano como centro de todas las cosas), y no adoptaremos un discurso que olvide a las principales víctimas de la explotación ganadera, aunque esto nos haga llegar a menos gente.

En estos meses, a través de la campaña “Stop Macromatadero de Binéfar”, aparte de trasladar un mensaje contra la explotación animal y realizar movilizaciones por todo el estado (incluido Binéfar), hemos resistido meses en una acampada antiespecista frente a este macromatadero.

Creemos que con una protesta permanente estábamos visibilizando lo que pretenden hacer allí. Que con nuestra permanencia estábamos planteando una oposición física a ese lugar, a la vez que lanzábamos un mensaje por la Liberación Animal. Creemos en esta vía para hacer un tipo de activismo más comprometido, que nos ayude a encontrarnos y a crear redes más fuertes entre nosotrxs.

Pensamos  que era en este lugar, abarrotado de granjas, donde más sentido tenía focalizar el abuso hacia los animales.

Por todo esto, animamos a crear acampadas antiespecistas allí donde haya un centro de explotación animal, ya sea una granja, un laboratorio, un matadero, un zoológico,…

Que allí donde se estén esclavizando y torturando a otrxs, haya un grupo de personas que exijan que eso acabe. Que las vidas miserables que sufren los animales que allí viven sean denunciadas en las mismas puertas de las cárceles que habitan.

Estas movilizaciones tienen el objetivo de que se abra un debate donde la sociedad se responsabilice y cambie su terrible y cruel forma de relacionarse con los animales no humanos, y esto empieza desde el veganismo y desde la movilización.

Por un mundo donde la vida de todos los animales sean respetadas.

https://www.facebook.com/StopMacromataderodeBinefar/

https://www.instagram.com/stopmacromataderob/

Página contra el macromatadero de Zafra (Extremadura) https://www.facebook.com/StopMacromataderoZafra/

Plataforma STOP Macromatadero Binefar

Publicado en Especismo | Etiquetado , , | 1 comentario

Partida de vividores

La Fiesta del Cordero es un evento religioso que tiene lugar en el mes de agosto y es celebrado por casi dos millones de musulmanes en España. Se degüellan cientos de miles de animales según el rito halal: sin aturdimiento previo y mirando a La Meca. Los que van a morir son atados por los pies, y sujetados por varias personas mientras una realiza el corte del cuello. Los que esperan su turno, observan.

Resulta muy llamativo ver a taurinos, cazadores y defensores de las más arcaicas tradiciones de explotación animal alzar sus voces y sus dedos acusadores

Avalanchas de usuarios enfurecidos salen a las calles de Twitter a reclamar a las organizaciones animalistas y al PACMA explicaciones.

De forma casi sistemática, estas quejas provienen de personas que nunca han denunciado el estado del perro del vecino, que lleva siete años atado a un metro de cadena y se orina encima, se han interesado por la procedencia del bistec que han comprado en el súper, han preguntado si los huevos fritos que van a cenar son de gallinas criadas en suelo o en jaula, y por no saber, con toda probabilidad hasta hace diez minutos no sabían ni lo que era el aturdimiento previo al sacrificio. Nunca les ha importado si el animal por cuya muerte han pagado ha sufrido, ha tenido miedo, ha muerto en el acto o ha agonizado. Todo correcto si la oferta es buena y si el bocata cunde.

Según la FAO, cada día mueren en el mundo 345 millones de animales que no le importan a nadie, a los que hay que sumar 140 millones de toneladas de peces. Exclusivamente destinados a alimentación. A estos animales se les quita la vida según la normativa vigente en el país donde se encuentren, y eso contando con que el país tenga normativa, que ésta sea respetada y que el aturdimiento sea atinado.

Detrás de este oportunista interés por los animales y la forma en la que mueren, se esconde un preocupante problema de racismo e islamofobia que crece y se expande tan rápido como la ignorancia y la desinformación. Y es que nos molesta más cuando lo malo, lo feo, lo hacen los demás.

Resulta muy llamativo ver a taurinos, cazadores y defensores de las más arcaicas tradiciones de explotación animal alzar sus voces y sus dedos acusadores contra los animalistas, a los que tachan de “vividores del cuento” y “vagos” por meterse con sus tradiciones y no hacerlo así con las de los extranjeros que, claro está, son mucho peores porque son extranjeros. Los pequeños animales masticados vivos por los perros de caza, amputados por cepos, abiertos en canal por halcones, o los grandes, desollados vivos por las jaurías, agonizantes por las balas mal disparadas de cazadores inexpertos, deben opinar también que la muerte es mejor si la produce un español.

Y no hablemos del toreo, las becerradas, los bous, el rejoneo, los sanfermines y todas estas perlas de nuestra cultura que nada tienen que ver con muertes violentas ni apuñalamientos cómo sí ocurre con todo lo que hagan los musulmanes.

Partida de vividores los que defienden a los animales. Inventan mentiras para vivir del cuento.

Todos estos arduos estudiosos dejan varios cabos sueltos cuando defienden la supremacía española y apuntan a los musulmanes como el niño que apunta a otro niño en el patio del colegio al son de “¡pero si empezó él!”. Y es que, en España, el número de carnicerías con certificado halal ha aumentado de 25 a 100 desde el año 2008 en respuesta a un aumento de la demanda nacional y como nicho de mercado para la exportación de estos productos al extranjero.

Todo ello a causa del infinito desinterés político de cumplir con las normativas europeas de bienestar animal. Total, ¿para qué? Si los afectados no van a quejarse.

Hemos adoptado el mecanismo más sucio. Nosotros fabricamos y exportamos el arma; lo que hagan con ella luego será cosa de bárbaros y que no se les ocurra usarla en nuestro país.

Culpemos al PACMA y a los veganos por no manifestarse en masa contra la Fiesta del Cordero ypasemos por alto que nuestro país ha legalizado y normalizado la creación y exportación de carne halal. Tampoco nos preocupemos por mirar el etiquetado de la ternera que almorzaremos mañana, ni mucho menos exijamos a nadie que dicho etiquetado tenga que contener información relativa a la forma de sacrificio. Lo mejor será quejarnos de algo que hacen los extranjeros para que parezca que lo que hacemos aquí es menos malo, porque claro, lo que hacemos aquí lo hacemos nosotros. No como esos chinos, que comen perro, los muy chiflados. O los hindúes, que no comen vaca, con lo bueno que es el chuletón.

Yolanda Morales PérezYolanda Morales
Coordinadora provincial de Sta Cruz de Tenerife

Publicado en Tradiciones crueles | Etiquetado , | 5 comentarios

Vida o muerte en La Cañada

—Chicas, hay un problema muy gordo en La Cañada.
—¿Más?
—Aunque parezca imposible sí, más. Los desalojos de las familias están dejando a muchos animales abandonados y desprotegidos. Serán cientos.

Así comenzaba hace unas semanas una conversación que nos helaba la sangre.

Perra de La Cañada

Cientos de animales quedan abandonados a su suerte en La Cañada por el desinterés de Ayuntamiento y Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid junto con el Ayuntamiento de Madrid y otros ayuntamientos de la zona, suscribieron el pasado mes de mayo del 2018 un convenio para el realojo de unas 150 familias que viven en el sector 6 de La Cañada Real Galiana de Madrid en pisos adquiridos para tal efecto. Este plan cuenta con una financiación de 18 millones de euros.

Este sector es el más poblado y conflictivo de los 6 que conforman La Cañada Real y en él, junto a los 2.953 habitantes que lo pueblan, conviven un gran número de animales de diferentes especies en su mayoría perros y gatos, pero también podemos ver gallos, cabras, cerdos vietnamitas…

No hay control alguno sobre la cría. Cada familia puede llegar a tener hasta cinco animales. No hablaremos de chips, licencias, vacunas, salubridad porque tampoco hay ningún control sobre ello, aunque se sabe, se ve el estado de muchos de ellos tanto dentro como fuera de las familias. Es un problema que viene de lejos pero por el que las Administraciones no han hecho nunca nada.

A un problema se añade otro, ya que las familias que parten hacia sus nuevos hogares dejarán en su mayoría a los animales abandonados a su suerte. Algunos no quieren llevárselos; otros no podrán, o no a todos, ya que para los nuevos pisos sí se les exigirá licencias, cartillas de vacunación en regla, chips… Por lo tanto, los animales serán soltados de sus cadenas y dejados entre los escombros que quedarán tras los derribos de las chabolas.

¿Os imagináis a cientos de animales abandonados, solos, vagabundeando en busca de alimento, refugio, seguridad en una zona hostil y sin protección alguna?

De los 18 millones de euros destinados al realojo, ni uno ha sido presupuestado al plan de actuación para los animales que queden allí

Pues bien, desde las Administraciones, es decir, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, nadie ha presentado un plan de protección animal para La Cañada. Nadie ha caído en la cuenta de qué pasará con todos esos perros, gatos, pollos o cerditos. De los 18 millones de euros, ni uno solo ha sido destinado al plan de actuación necesario para los animales que queden allí, es decir, serán abandonados dos veces. Sin embargo la Ley obliga a la protección de los animales de compañía. Contradicciones que no llegamos a entender.

No existe un CES en la zona. Los gatos viven entre los escombros y las chabolas, crían como la naturaleza les dicta, pero salvo los que viven con alguna familia, no se les proporciona ningún tipo de alimento, higiene o salud. ¿Y ahora, qué será de todos ellos?
Protectoras como Proyecto Cañada, o equipos de rescate como ERA (Equipo de rescate animal), llevan años trabajando en la zona, recogiendo a los animales que algunas familias les ceden y que son curados, rehabilitados en algunos casos por educadores caninos y dados en adopción.

Vetmovil La Cañada

Un vetmóvil recorre las calles de La Cañada ofreciendo atención veterinaria, vacunas, etc., a quién lo requiere, algunas veces instados y animados por los miembros de las asociaciones para que les dejen curarles, o ponerles una vacuna, y todo ello de forma altruista y por amor y respeto a la vida de los animales. Un trabajo en el que se unen la psicología necesaria con los habitantes de La Cañada, paciencia, concienciación y que lleva mucho tiempo y un gran esfuerzo. Pero ¿qué hacen estas Protectoras con cientos de animales a los que acoger y proteger? Sin apenas recursos. Sin ayudas oficiales no se pueden mantener residencias, centros de protección, alimento, gastos veterinarios para todos ellos. Es totalmente necesaria la colaboración entre las Administraciones y las Protectoras. Imprescindible.

Sin embargo, las sorpresas vienen cuando en una reunión mantenida ante el Comisionado del Ayuntamiento de Madrid para La Cañada Real, y cuyas conclusiones han sido publicadas en prensa, se habla de “seguridad pública”, de peligrosidad ya que algunos de los perros son PPP, los mal considerados como pertenecientes a razas peligrosas. Incluso afirman que el CPA de La Fortuna está saturado y no hay capacidad para acoger más animales. Y los gatos… con ellos no se puede hacer nada, alegan sin vacilar, ya que la zona no posibilita realizar un CES (captura, esterilización y suelta). Entonces, ¿qué será de todos ellos, de todos estos animales? Pues bien, la bomba cae en forma de jeringuilla cuando se menciona el sacrificio, sí, sacrificio. ¿De cuántos? ¿De todos? ¿De quiénes? ¿Qué parámetros se seguirán para decidir quién vive o muere?

Quieren hacer un censo. En ese censo ya no entrarán los que fueron abandonados, o los que ya han sido recogidos por las Protectoras. Los animales no son números. No solo se cuantifica el problema, se debe cualificar indicando para cada uno su estado, la atención veterinaria que necesita; rehabilitación para hacerlo adoptable. Así sabremos qué y cuánto se necesita para ayudarles a todos. Y no olvidar a los animales de granja, para los que existen santuarios maravillosos que les darán el entorno que necesitan según su especie.

Si ninguna de las Administraciones ha contemplado el tema animal y sus soluciones antes de que aparezca el mencionado “problema de salud pública”, o peligrosidad, esto será consecuencia de esa falta de previsión, por lo tanto, no pueden hablar de sacrificio ya que no deben ser los animales los que paguen con su vida las carencias de los que tomaron decisiones incompletas.

Los animales, sean cuales sean, deben tener un lugar en el que ser atendidos y rehabilitados en los casos necesarios mientras se fomenta su adopción, como se viene haciendo por parte de las protectoras y asociaciones desde hace años. La Ley de Sacrificio Cero debe protegerlos a todos, no valen excusas por falta de organización. Se debe apoyar a las protectoras para que colaboren con las acogidas y el bienestar animal de los que lo precisen, recuerden, estamos aquí para ello, les estamos ofreciendo colaboración, pero también necesitamos su ayuda y compromiso. Habilitar zonas en las que se pueda realizar un CES para crear una colonia de gatos controlada y permitirles vivir con dignidad. No, no nos hablen de sacrificio. Hablemos de una vez por todas, por favor, de Protección Animal de verdad, de colaboración, de empatía, de esa sociedad progresista de la que tanto nos hablan y por la que dicen que trabajan cada día.

Ustedes han creado el problema. Ahora toca encontrar la solución para que todos vivan un feliz realojo.

Pilar GómezPilar Gomez

Publicado en Protectoras | Etiquetado , , , , | 12 comentarios

Los que empujan la historia

PACMA-Tordesillas-Rompe-una-lanza-2011

Acto de PACMA en Tordesillas en 2011

A pesar de toda la motivación, lo cierto es que éramos conscientes de que acabar con ese festejo era algo muy difícil. Y lejano. Sin embargo, ocho años después, es historia

La primera vez que fui a una concentración contra el festejo del Toro de la Vega en Tordesillas fue en 2011. Aquel año torturaron hasta la muerte a Afligido y el PACMA había convocado la concentración, creo que la primera de la campaña “Rompe una Lanza”. Para mí fue una hermosa (y triste) experiencia, además de una cura de humildad.

Yo iba cargado de ideas sobre cómo acabar con el festejo, cargado de “hayqueismo” (hay que hacer esto, hay que hacer lo otro, etc.), la ideología política más común en este país. Sin embargo, al minuto de montar en el bus que llevaba a Tordesillas comprendí que no era más que un recién llegado.

En ese bus había personas que llevaban años peleando contra ese festejo. Gente que había llevado esta barbarie a la palestra de los medios de comunicación, a la sociedad. Que había despertado en toda España un profundo sentimiento de empatía por los animales allí torturados y por extensión, hacia el resto de criaturas víctimas de la brutalidad institucional anclada en este país.

A pesar de toda la motivación de aquel día, lo cierto es que todas éramos conscientes de que acabar con ese festejo era algo muy difícil. Y lejano. Sin embargo, ocho años después, es historia. El Tribunal Supremo ha declarado que se dejen de chorradas: el festejo del Toro de la Vega es ilegal y punto.

Al final ganó la razón, porque siempre lo hace, de lo contrario seguiríamos pintando toros en las paredes de las cavernas. Es cierto que la historia suele jugar malas pasadas y los bárbaros parece que van a imponerse, pues el camino no es fácil, ni corto, pero al final la Justicia, esa idea simple que anida en el fondo de todo individuo integral, brilla con luz propia y arrasa con las sombras que sólo algunos pretenden conservar.

Han sido muchas las personas y organizaciones que han empujado para acabar con tan salvaje evento. Pero nadie objetivo negará que la persistencia del PACMA, año tras año, día tras día, ha sido el fundamento básico, el acicate imprescindible que propició el carpetazo final al asunto. De hecho, antes de que el PACMA lo pusiera en su punto de mira, en aquellos tiempos cuando iban cuatro gatos a la plaza de Tordesillas con una “pancartucha”, los del pueblo se reían de ellos y les tiraban piedras, ese bárbaro festejo no lo conocía ni el más ilustre. Al final, aquellas cuatro han ganado… porque siempre, siempre, gana la Justicia: si hay una voluntad firme, persistente, tras ella. Aunque sólo sean cuatro.

El festejo del Toro de la Vega ya es historia y esto es algo histórico. Ahora al toro se le mata en privado, como en cualquier encierro de los muchos que pueblan España. Ahora en Tordesillas sólo hay un encierro más. Un encierro que hay que enterrar, también, como todos los de esta España que llora sangre de animales, de una vez por todas… y ¿quién lo hará? Pues los de siempre, los que trabajan todos los días por los animales, contra viento y marea, aquí y allá, con firmeza y constancia. Los que están ahí siempre, los que empujan la Historia. Los que la escriben.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Publicado en Tordesillas | Etiquetado , , | 5 comentarios

El chiringuito cinegético

Stop caza

Si desde fuera de las instituciones se ha conseguido este punto de inflexión en la lucha contra la injusticia ¿Qué será posible hacer desde dentro de las instituciones?

La reciente suspensión de la caza en Castilla y León es un hito histórico. No existe en la historia de España un acontecimiento de tal entidad sobre esta terrible práctica. Es cierto que tiene un carácter temporal, pero aún así, pone de relieve tres hechos fundamentales:

  1. Evidencia el sustrato oscuro que hay en los cimientos de esa actividad. Donde la normativa no es clara y como se ha evidenciado, la transgrede ante la parsimonia de políticos y acólitos. Los mismos que campan corrompiendo para su beneficio las instituciones que son de todos.
  2. Manifiesta su vulnerabilidad de la caza si hay voluntad de acorralarla. La caza no es intocable y como la tauromaquia, carece del vigor social del que hace gala pues…
  3. Como se puede observar, los únicos afectados por la suspensión han sido los propios cazadores. Al resto de la sociedad, básicamente, les preocupa lo que la tauromaquia, nada. Al contrario, las manifestación de júbilo al respecto han sido notorias. El descenso de licencias es un claro ejemplo de su retroceso.

Desde hace tiempo se viene denunciando que no, que la caza ni es necesaria, ni tiene impronta social, ni aporta un beneficio neto a la población española, pues el dinero que mueve se queda en sus garantes. Es lo que se puede llamar economía del chiringuito. Una economía hacia dentro que sólo genera lucro en unos pocos. Y además, con carácter estacional, que se concentra en los meses de noviembre, diciembre y enero. Resulta complicado considerar que tal actividad sea importante para la economía rural, que también vive el resto del año.

coto de caza

Es una actividad cruel que se lleva millones de vidas de animales, que destruye el entorno ecológico, que sesga vidas humanas, tanto de cazadores como de personas ajenas a esa actividad. Un mundo que llena la tierra de individuos armados dispuestos a matar impidiendo el acercamiento del resto a sus cotos privilegiados. Un mundillo incompatible con la civilización y una sociedad en progreso, una práctica atávica y anacrónica.

Debemos reflexionar sobre esta realidad porque si desde fuera de las instituciones se ha conseguido este punto de inflexión en la lucha contra la injusticia ¿Qué será posible hacer desde dentro de las instituciones?

Ahora es el momento de que todas las personas con un sentido básico de la Justicia actuemos con determinación contra la barbarie cinegética. Porque es posible acorralarla hasta su extinción y debemos hacerlo por nosotros, que tenemos derecho a un mundo sin violencia y en compañía del resto de criaturas que comparten territorio con los humanos y porque se lo debemos a las generaciones que están por venir, que merecen un planeta mejor al que heredamos.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Publicado en Caza | Etiquetado , | 2 comentarios

Tres Tombs

Tres tombs Vilanova

Es irónico que una fiesta que debería celebrar la armonía del hombre con la naturaleza se haya convertido en un desfile de pesados carros arrastrados por animales al límite de sus fuerzas

Cada 17 de enero se celebra la festividad de San Anton Abad, protector de los animales, día en que muchos devotos llevan a sus animales a recibir la tradicional bendición, como hacían antiguamente los campesinos para protegerlos de depredadores y enfermedades.  La iconografía muestra a San Anton siempre con un cerdito a sus pies, ya que de acuerdo con la leyenda, se presentó ante él una cerda que en su boca portaba a un cerdito con la pata malherida y sin poder caminar. La madre depositó al cerdito a los pies del santo y éste lo bendijo quedando curado al momento. La cerda agradecida, o quizás el cerdito, no dejo nunca de seguir al santo hasta su muerte en agradecimiento.

Es irónico que una fiesta que debería ser la celebración de la armonía del hombre con la naturaleza, fuente de sabiduría para el santo, y del respeto por los animales no humanos tiene su máxima expresión en Barcelona y en otras partes de Cataluña en la Fiesta de los Tres Tombs (en catalán, las tres vueltas, en referencia a las tres vueltas que la procesión daba antiguamente por el barrio o el pueblo), un desfile donde destacan como más aberrantes los pesados carros arrastrados por caballos, mulas, asnos, bueyes y hasta pequeños ponis.

caballo-muere-en-festejo-dels-3-tombs

Caballo muerto durante la celebración de la Festa dels 3 Tombs del 2017 en Torrelles de Llobregat

En la actualidad, la fiesta de San Antón es una excusa para que la Federación dels Tres Tombs de Barcelona, constituida por cuatro entidades en el año 2012, y con el pretexto de recordar los antiguos gremios de transporte a tracción a sangre de la ciudad, exponga a los animales a daños físicos y psicológicos.  El estrés que les provoca el ruido de la multitud y la música, el asfalto resbaladizo del entorno urbano, y principalmente el esfuerzo desmesurado y absurdo, cargados muchos al límite de sus fuerzas, es fácil de observar en los claros signos de ansiedad y temor en sus miradas, en su salivación excesiva, jadeo, temblores y vocalizaciones. Y Barcelona es solo el comienzo de la temporada, ya que la Federación transporta esos mismos animales esclavizados de pueblo en pueblo repitiendo el “espectáculo”.

Colau tres tombs

Pero las contradicciones de esta fiesta popular van más allá de haber transformado la celebración de la empatía por los animales de San Antón en exactamente su antítesis. La propia ordenanza de protección, tenencia y venta de animales de Barcelona establece en su artículo 10 la prohibición de “maltratar o agredir físicamente a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les produzca sufrimientos o daños físicos o psicológicos” y de “utilizar animales en espectáculos, filmaciones, actividades publicitarias, culturales o religiosas y cualquier otra actividad que pueda ocasionarles daño o sufrimiento, o también degradación, parodias, burlas o tratos antinaturales, o que pueda herir la sensibilidad de las personas que los contemplan”. Sin embargo, la Federación dels Tres Tombs recibió la Medalla de Honor de la Ciudad de Barcelona en 1997, la Medalla de Honor de la Guardia Urbana en 2017, y del mismo Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya, la inscripción como “fiesta patrimonial de interés nacional” en agosto del 2018.

Para los que amamos y respetamos a los animales y estamos comprometidos con liberarlos del maltrato, esta fiesta hiere nuestra sensibilidad.  Pero también la hiere ver que cuenta con la participación entusiasta y el apoyo de otros partidos políticos y de las autoridades que, aun considerándose “amigas de los animales”, la apoyan y celebran. Desde PACMA no nos cansamos de repetir que ninguna tradición puede servir de escudo para el maltrato de animales humanos y no humanos y que debemos evolucionar hacia otras alternativas éticas para honrar nuestro pasado. Cuando las personas descubren lo que las tradiciones con animales esconden, la gran mayoría rechaza el sufrimiento como forma de divertimento. Cada día somos más los que no estamos dispuestos a tolerarlo.  El verdadero ejemplo de San Anton  es la empatía, no la demostración de la fuerza animal, y creyentes o no, es el valor que nos inspira.

Raquel IglesiasRaquel Iglesias

Publicado en Tradiciones crueles | Etiquetado , , | 2 comentarios

Maltrato y explotación animal en las cabalgatas de Reyes en Canarias

Esta es la verdadera realidad del uso de animales en las cabalgatas: camellos forzados a caminar y a entrar en un camión con un espacio diminuto, a lo cual se oponen haciendo evidentes comportamientos de resistencia; se les tira de una cadena que les provoca dolor y llevan puesto un bozal metálico que les ocasiona heridas en su sensible piel.

Aparte del maltrato físico evidente, hay que hacer hincapié en el error de base que supone utilizar a animales en las fiestas y celebraciones. Los camellos son animales muy sensibles a los factores ambientales, pudiendo desencadenar en éstos estrés, miedo y pánico causados, como ha sido en este caso, por el ruido, los gritos, los petardos, el gentío. Pero los responsables no son los asistentes, si no el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que dio luz verde a la utilización de animales en el desfile en contra de las recomendaciones de los especialistas en salud animal.

Durante el transcurso de la misma, no obstante, se ha apreciado la presencia de varios camellos que, aunque no cargaran a ninguna persona, se hallaban inmersos en un espectáculo contraproducente para su bienestar y salud

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria había confirmado que este año la Cabalgata de Reyes de la ciudad no contaría con la participación camellos en el desfile. Durante el transcurso de la misma, no obstante, se ha apreciado la presencia de varios camellos que, aunque no cargaran a ninguna persona, se hallaban inmersos en un espectáculo contraproducente para su bienestar y salud por el intenso ruido producido por la congregación de más de 20.000 personas, los estridentes sonidos de los vehículos de emergencia así como por los petardos lanzados por algunas personas, todos ellos elementos que constituyen una considerable fuente de estrés que causa sufrimiento a los animales. Esta es la razón por la que en Tenerife demandamos unas celebraciones respetuosas con todos en las que los animales no tomen parte.

llevamos años pidiendo el fin de la participación de animales en ningún tipo de espectáculo

En Tenerife, concretamente en la cabalgata de Reyes de San Cristóbal de la Laguna, el panorama ha sido desolador: un camello se desplomó en plena cabalgata de Reyes y lo forzaron a levantarse entre los gritos y  los llantos de los niños. Varias personas formaron un tumulto alrededor y pidieron que se deje descansar al animal, el cual permaneció petrificado y sobrepasado por la situación.

Desde PACMA denunciamos todos estos hechos recalcando que llevamos años pidiendo el fin de la participación de animales en ningún tipo de espectáculo, romería ni cabalgata, pero al parecer se necesitan situaciones como esta para hacer entender a nuestras administraciones públicas que MALTRATAR NO ES SÓLO GOLPEAR.

Seguiremos incidiendo en la necesidad de crear una cabalgata ética y libre de explotación donde los animales no tengan cabida con vistas a garantizar su bienestar y libertad

¡Por unas celebraciones respetuosas con todos! ¡Por unas celebraciones sin animales!

Iris Sánchez
Coordinadora de PACMA en Las Palmas

Publicado en Tradiciones crueles | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Animalistos, especismo y sordera selectiva

Ganaderia

La empresa Oasis Park programa la inserción del producto “leche de camella” en el mercado, de la mano de investigadores de 3 universidades (Las Palmas, Barcelona y King Saud de Arabia Saudí).

La mayor parte de lo que hemos aprendido desde que tenemos uso de razón, nos ha sido dado ya masticado, de forma que sólo tengamos que tragarlo

El parque desea incorporar la idea del consumo de leche de camélido como una alternativa funcional a la leche de vaca, por ofrecer una “mejor digestión” y “beneficios para la diabetes”.

El ser humano es el único animal que consume leche habiendo alcanzado la edad adulta, y por puro gusto. Y además, lo hace obteniéndola de madres de otras especies, independientemente de los beneficios nutricionales que pueda aportarle. El ser humano es un animal caprichoso que no atiende a razones si el paladar llama.

El Oasis Park, abanderado contra el maltrato animal desde que el pasado mes de octubre liderase la campaña “¿Y quién hablará por mí?” junto al Gobierno de Canarias, pretende que no sólo vacas, cabras y ovejas sean criadas en masa, hacinadas y explotadas para producción de leche y carne, sino que también se difunda el gusto por leches alternativas que propicien industrias novedosas con una sistematización de la explotación gratuita de individuos sintientes copiada de las ya existentes industria láctea y cárnica. Un ejemplo más de la clasificación en el movimiento animalista contemporáneo, que divide a los animales de primera, segunda y tercera categoría: razonamiento más conocido como “especismo”, pues ¿qué tan aceptable sería que una protectora de animales se dedicase a comercializar con leche de sus gatas rescatadas?

La industria lechera genera una media de 13.000 millones de euros al año, sólo en España. La cárnica, unos 22.000 millones y es además el cuarto sector productor del país. Es algo muy potente que defender a costa de lo que sea, por lo que la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL) recomienda la ingesta de, al menos, 3 productos lácteos al día en edad adolescente, sustentándolo en el presunto valor nutricional altísimo que
aportaríamos a nuestra dieta bebiendo este líquido y los productos hechos a base de él.

Sin embargo, los detractores de los productos de origen animal cada vez son más, y las alternativas vegetales van en auge. Si la leche es tan beneficiosa para el humano como argumentan las autoridades alimentarias… entonces, ¿qué motiva a una gran parte de la población a discrepar?

Razones de empatía, salud y medio ambiente, principalmente.

Un 30% de la superficie cultivable del planeta se destina al forraje, sin contar con la que ocupan los animales que pastan al aire libre. “La producción de ganado utiliza el 70% del agua que consume el hombre principalmente a través del riego de los cultivos forrajeros. Si bien no existen cifras mundiales, se estima que en los Estados Unidos el ganado y la producción agrícola de forrajes consumen el 37% de los plaguicidas, el 50% de los antibióticos y producen una tercera parte del nitrógeno y el fósforo que contaminan el agua. El sector genera también casi 2/3 partes del amoniaco que contribuye considerablemente a la lluvia ácida y a la acidificación de los ecosistemas”, según Animanaturalis.

Pero esto parece no importar tampoco a la Consejería de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, ni a los ayuntamientos de Moya, Gáldar, Guía y Tejeda, promotores del festival “Entre corderos y fogones”, donde se ofertarán el 24 de noviembre más de 3.000 raciones de carne de este animal a pesar, también, de que la propia Organización Mundial de la Salud ha declarado el potencial cancerígeno de las carnes rojas, así como su relación con enfermedades cardiovasculares, y recomendado la reducción de su consumo.

Grafico edad animales sacrificio

Los problemas medioambientales y de salud que produce la carne, así como la matanza indiscriminada y totalmente injustificada y prescindible de la que cada vez más personas se mentalizan, son algo más célebres que los de la leche. Esa gran desconocida. Pareciera inofensiva.

Debemos saber que la vida promedio de una vaca, que pueden ser unos 25 años, se ve modificada por la mano del hombre y estrepitosamente reducida a lo que en la industria se considera “vida útil”. Lo mismo podría ocurrirle a una humana que fuera forzada a dar a luz sin descanso, una y otra vez. Su cuerpo, simplemente, agotaría sus recursos y envejecería a un ritmo estrepitoso, y, aunque muy posiblemente nadie la matase para comérsela, su cuerpo quedaría gravemente dañado y acabaría muriendo antes de lo que biológicamente le corresponde. Lamentablemente, hoy en día son muchas las personas que siguen creyendo que las vacas dan leche “porque sí”, y que no necesitan quedarse embarazadas para hacerlo. Pero nada más lejos de la realidad que la industria ganadera nos vende.

Para que una vaca produzca leche se le debe forzar un embarazo. Una vez dado a luz, el ternero se venderá para carne y será ejecutado cuando tenga aproximadamente un año de edad, o se le destinará a producción de leche al igual que su progenitora, para acabar su vida también como pieza de carnicería. La leche que produce para el ternero se le retira y se procesa para consumo humano. Se estimula artificialmente su masa muscular y su producción de leche. Se inyectan antibióticos para frenar posibles infecciones. Luego se vuelve a empezar y se termina cuando el animal no da más de sí (edad, enfermedad, accidente, mastitis crónica…).

Los animales no pueden quejarse. No pueden hablar. No pueden pedir. Son los perfectos peones de la obra, que no se sindicalizan ni piden aumentos. Son piezas dóciles, baratas, sin derechos; son “ejemplares”. No son individuos como tal, según el pensamiento humano. Son más cosas que seres vivientes. Son los proletarios idóneos, extremadamente productivos, que no necesitan media hora de coffee break ni vacaciones. Son aquellos que pueden trabajar toda una vida sin que nadie vele por sus necesidades. Son las materias primas más susceptibles de la extrema explotación de aquellos que saben hacer negocios con lo que sea.

Corrientes como el veganismo, que aumentan irrefrenablemente, luchan contra las creencias que enormes corporaciones internacionales trabajan por arraigar día tras día, para perpetuar de forma generacional argumentos basados en el “eso es así, porque sí”.

La leche es el alimento primero y básico que recibe el recién nacido desde su salida del vientre materno. La lactancia durará para el mamífero tanto como la madre produzca y el retoño demande. La leche contiene todos los nutrientes esenciales para el desarrollo del animal durante los primeros meses o años de vida, dependiendo de la especie. Pasado este periodo, el pequeño debe empezar a alimentarse de forma independiente y tendrá otras fuentes nutricionales. La madre dejará de producir la sustancia y las enzimas que la digieren desaparecerán para siempre, pues no la volverá a necesitar.

El ser humano es capaz de digerir leche maternizada de madres de otras especies porque la consume desde sus primeros momentos de vida y lo hace ininterrumpidamente hasta el momento de su muerte, por lo que su cuerpo no llega a eliminar por completo las mencionadas enzimas. No es el caso de una inmensa parte de la población que es igualmente intolerante a la lactosa porque no son terneros.

Ensimismados en el pensamiento de que necesitamos leche porque necesitamos calcio para nuestros huesos, olvidamos que los estudios nos dicen que el calcio está presente en vegetales de fácil acceso y alta tolerabilidad como el kale, el brócoli, el tofu, las legumbres, algunos frutos secos, semillas… lo cual representa una gama mucho más extensa de opciones alimentarias que los lácteos, y además, éstos últimos carecen de grasas perjudiciales para la salud. El fósforo, del que también presume la leche, se encuentra igualmente en frutos secos y legumbres; el magnesio y el yodo están en frutas y verduras, el zinc en el cacao, el selenio en las semillas…

El único motivo por el que el ser humano permite la violación cíclica de otro animal sintiente es la ignorancia programada, o en otras palabras, que las personas escuchamos lo que queremos.

Cuestionar los hechos que comúnmente se dan por válidos es libertad de pensamiento y capacidad de raciocinio. Entender las corrientes ideológicas que abogan por una alimentación basada en plantas es pararse a pensar en que la mayor parte de lo que hemos aprendido desde que tenemos uso de razón, nos ha sido dado ya masticado, de forma que sólo tengamos que tragarlo.

Ningún alimento, cosmético, producto de higiene o prenda de ropa debe estar por encima de la vida de nadie.

Fuentes:
https://www.eldiario.es/sociedad/edad-sacrifican-animales-consumimos_0_613138859.html
https://www.canarias7.es/siete-islas/fuerteventura/la-produccion-de-leche-de-camella-de-oasis-park-ante-350-cientificos-EK5927655
https://www.animanaturalis.org/p/1275/comer-carne-destruye-el-planeta
http://www.actualidadganadera.com/biomont/articulos/Residuos-de-antibioticos-en-leche-respetando-al-consumidor.html
https://www.engormix.com/ganaderia-carne/articulos/uso-anabolicos-bovinos-t28109.htm

Yolanda MoralesYolanda Morales

Publicado en Especismo | Etiquetado , , , , | 9 comentarios

Frente a la reacción

Morante y Santiago Abascal

Este partido ultra, al servicio del lobby taurino y cazador, alza su bandera sin rubor en defensa de ambas aberraciones atávicas y sangrientas

Sabíamos que podía pasar. El crecimiento constante de la sensibilidad hacia el resto de los animales en la sociedad española provocaría la reacción. Esta ha llegado de la mano de VOX y ha dejado su huella en Andalucía. Este partido ultra, al servicio del lobby taurino y cazador, alza su bandera sin rubor en defensa de ambas aberraciones atávicas y sangrientas.

Frente a esta formación sólo hay un partido: el PACMA. El resto de formaciones mantienen una constante actitud ambigua en defensa de los animales, sin implicación real, que sólo beneficia a los matarifes.

VOX no es una formación novedosa. Su origen político se haya en la vertiente ultra del PP, facción que este partido no ha sabido mantener bajo sus siglas. Ahora, con una identidad propia, VOX acapara, también, el voto de algunos sectores de la extrema derecha tradicional. Su programa expresa, pues, la esencia de estas ideas políticas: discriminación, explotación, abuso, privilegios, autoritarismo… el programa que viene reclamando el perfil más atrasado y bruto de la sociedad española.

Aunque cazadores y taurinos llevan años intentando hacer de sus actividades algo transversal desde un punto de vista político, la realidad es que, con excepciones, caza y tauromaquia se acoplan mejor en el ámbito de las ideas defendidas por VOX. La razón es sencilla, el único “argumento” que podría legitimar ambas salvajadas es la tradición y esta sólo tiene relevancia en programas del tipo VOX. Lo terrible es que otras formaciones políticas, incluso de izquierda, comparten esta defensa o tolerancia de la tradición, al igual que VOX. En pocas palabras, han sido otras formaciones políticas las que han allanado el terreno a VOX al no tomar una postura clara frente a la barbarie en cualquiera de sus manifestaciones.

En este mar de medias tintas sólo PACMA se mantiene firme. A pesar de las numerosas irregularidades del proceso electoral andaluz (ausencia de papeletas de PACMA, rotas, etc.), el Partido Animalista ha duplicado sus resultados y se ha quedado a unos 4.000 votos de ocupar un escaño – habría sido en detrimento de VOX-. Este es el panorama actual donde PACMA es ya una opción política real y factible que, a pesar de la falta de recursos, puede ser la llave de la gobernabilidad. La única opción real por los animales. El único baluarte frente a la más cruel y sangrienta de las reacciones políticas.

Juan ArriazJuan Arriaz B

Publicado en Maltrato animal, Política | Etiquetado , | 17 comentarios

«Retrata la caza, no el animal»

Stop caza

Ya no nos engañan. Vamos a ubicar la caza en el lugar que le corresponde, junto a la Tauromaquia, en compañía de aberraciones humanas del pasado como el nazismo, la inquisición o la esclavitud

Decía Goebbels, Ministro de Propaganda del Reich alemán de Hitler, que “Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”. Mentir es ocultar la verdad, adrede. Los nazis eran diestros en tales argucias. Por ejemplo, uno de los nazis más recalcitrantes del movimiento Nacional Socialista fue Julius Streicher (1885-1946), fundador de la publicación Der Stürmer, caracterizada por un brutal y sórdido antisemitismo que hacía las delicias de las castas más salvajes e incultas del movimiento nazi, la mayoría de los miembros de las S.A.

Hitler y su camarilla descubrieron, una vez en el poder, que su mensaje antisemita debía moderarse. Mostrar la realidad en plenitud de su actividad antijudía en público generaba mala imagen y oposición entre la clase culta alemana y a nivel internacional. Goebbles tomó cartas en el asunto y metió en cintura al salvaje Streicher, moderando su lenguaje y censurando sus publicaciones antisemitas (sip, nazis censurando el antisemitismo de otros nazis, pero no quedaba otra), haciéndolas más pasables con el fin de no espantar a la sociedad. Para conocer más sobre este asunto puedes consultar el fabuloso libro de Claudia Koonz, “La Conciencia Nazi”, Ediciones Paidós, 2005.

Mientras los nazis velaban por una buena imagen para la sociedad alemana y el exterior seguían trabajando en su criminal esencia antisemita, pero ocultando sus elementos más brutales al gran público. La monstruosidad de la barbarie sólo se descubrió acabada la guerra en 1945. El ardid nazi había surtido efecto: no se mostraba la realidad de lo que hacían mientras millones de víctimas eran masacradas.

rehalas

El mundo de la caza ha tomado buen ejemplo. Ahora sabemos que la caza sobrevive en el S. XXI porque la inmensa mayoría de la sociedad no tenía una idea clara de lo que era. Ello, unido a las típicas mentiras del cazador, repetidas mil veces: que la caza es una labor necesaria, ecológica, etc. Convertía la caza en una actividad pasable.

Gracias a las redes sociales se ha puesto en evidencia lo que es la caza en realidad: cazadores amenazando y matando guardas rurales, matándose entre ellos, matando senderistas, ciclistas, etc. Salvajes ritos de iniciación en menores de edad, embadurnados en sangre y vísceras. Y por supuesto, el brutal trato que dispensan a las víctimas principales, los animales, sean los cazados o los complementarios, perros de caza, abandonados, tiroteados, despeñados, ahorcados.

Concentracion PACMA Stop Caza

Conscientes de ello, los cazadores lanzan una campaña con ciertas directrices para sus acólitos sobre cómo mostrar la caza en público. En otras palabras, ocultando la realidad, mintiendo. Mientras cometen sus atrocidades, que la gente no lo sepa. Esta es la idea, aunque como hemos relatado al principio, poco original. Lo bueno de todo esto es que pone de relieve que la caza es incompatible con la sociedad a la que quieren mentir. Ya no nos engañan y vamos a seguir trabajando para ubicar la caza en el lugar que le corresponde, junto a la Tauromaquia, en compañía de aberraciones humanas del pasado tales como el nazismo, la inquisición o la esclavitud.

Juan Arriaz Juan Arriaz B

Publicado en Caza | Etiquetado , , | 3 comentarios