Madre hay más que una

Madre no hay más que unaCompromiso, amor, generosidad, sacrificio. Estas son algunas de las palabras que aparecen en la campaña de una conocida marca de la industria láctea. Se trata de promover el cambio de la definición que el diccionario recoge de la palabra “madre” con el fin de que refleje el intenso vínculo que une a estas con sus hijos. Parece ser que la definición actual (mujer o hembra que pare un hijo de su misma especie) es insuficiente; de ahí que propongan encontrar un término que ponga de manifiesto la profunda unión que se establece entre toda madre y su hijo.

Resulta paradójico que esta campaña la lleve a cabo una industria que es responsable de una de las prácticas más crueles que se ejercen contra unas madres

En el caso de los mamíferos, (de todos los mamíferos), una hormona llamada oxitocina es la responsable de este vínculo. Elefantes cuidando de sus hijos durante largos años, gacelas ofreciéndose como cebo para alejar a los depredadores de sus crías… Por eso resulta paradójico que la campaña se lleve a cabo por un tipo de industria que es responsable de una de las prácticas más crueles que se ejercen contra unas madres.

Es fácil imaginar que las vacas no dan leche siempre; para que su cuerpo la genere deben parir a una cría y para ello, son continuamente inseminadas. Precisamente será su capacidad para ser madres lo que las condenará a una vida de explotación. Su cría será apartada para que no se beba la leche. Si es macho será enviado al matadero de forma inmediata. Las hembras serán aisladas y alimentadas con lactoreemplazantes hasta que crezcan y ocupen el lugar de las vacas productoras.

La cruel industria lecheraLas vacas gimen y se lamentan cuando les arrebatan a sus crías recién nacidas a las que en muchas ocasiones no tienen tiempo ni de limpiar la placenta. Tendemos a pensar que consumir leche es menos cruel que comer carne, pero la realidad es otra. Las vacas utilizadas para la producción intensiva pasan una gran parte del día en pequeños cubículos de cemento en los que apenas pueden darse la vuelta.

Son inseminadas una vez al año durante cuatro años. Cuando ya no les sirven más, son enviadas al matadero y reemplazadas por las terneras que hayan alcanzado los dos años de edad.

Los gemidos de los terneros y de sus madres al ser sometidos a una violenta separación antinatura, la luz artificial, el ruido de las máquinas, convierten estas granjas en un verdadero infierno para unos animales a los que la naturaleza dicta recibir la luz del sol, pasear al aire libre y por supuesto , amamantar a sus crías. Otro error común es creer que en la llamada ganadería ecológica los animales no sufren ningún daño. Tal vez pasan más tiempo al aire libre que las de las que están en granjas de producción intensiva, pero eso no las libra de ser inseminadas, separadas de sus crías y enviadas al matadero cuando dejan de ser rentables.

La explotación de las vacasDe nuevo el cinismo humano se otorga la exclusividad de algo que se encuentra en otras muchas especies: el profundo vínculo entre madres e hijos. No podemos seguir alimentándonos del tormento de aquellos que son iguales a nosotros. Esa leche no nos pertenece, pertenece a un ternero que ya no está.

Así que no nos vendan vida, amor y ternura donde sólo hay desolación, dolor, sufrimiento y muerte.

Alicia Roa Alicia Roa

Publicado en Especismo | Etiquetado , , , , | 6 comentarios

La emotiva historia de Thor #AdoptaFelicidad

Os voy a contar la historia de un perro al que llamaron Thor, pero su vida poco tuvo que ver en un tiempo con la del hijo de Odín

Cuando oímos el nombre de Thor a todos se nos viene a la cabeza el Dios del trueno, fuerte y poderoso, alguien a quien nadie puede enfrentarse sin perder la batalla. Menos en éste caso. Os voy a contar la historia de un perro al que llamaron Thor, pero su vida poco tuvo que ver en un tiempo con la del hijo de Odín.

Thor vivía en un poblado de Madrid. Su dueño lo tenía atado de una pesada cadena, por lo que Thor no podía comer, caminar o hacer sus necesidades fuera de ese pequeño rincón en el que se encontraba. Ladraba constantemente, quizá fuera su única forma de poder expresar su sufrimiento y soledad. Debido a esos ladridos toda la gente del poblado le tenía miedo, pensando que Thor era un perro agresivo, así que aparte de los malos tratos recibidos un vecino le disparó un perdigonazo en un ojo para que dejara de ladrar.

La historia de Thor, un perro maltratado que espera un hogar.

Thor antes de ser rescatado

Una trabajadora social que acudía a la zona habitualmente se fijó en Thor, se paraba a darle atención, caricias o algo de comida. Thor no era agresivo con ella, y el dueño le comentó que quería deshacerse del perro, que sólo le daba problemas, pero el pobre Thor por su supuesta agresividad, si era recogido por el centro de protección animal sería sacrificado. Cuando llegaron voluntarios de PACMA a recoger a Thor, intentaron quitar el candado de la cadena, pero la llave se partió y tuvieron que arrancar la cadena de la pared.

No compres, adopta

Thor se recupera gracias a la ayuda de los voluntarios

la idea de libertad hizo que Thor caminara hasta salir del poblado, al que no quiso volver y ladraba fuertemente si lo acercaban a él

Al ser liberado, Thor no podía casi ni caminar, pasearon con él y sus patas no tenían fuerza, tantos años atado a esa cadena le habían debilitado, pero la idea de libertad hizo que Thor caminara hasta salir del poblado, al que no quiso volver y ladraba fuertemente si lo acercaban a él.

Para poder ser tratado como Thor necesitaba en ese momento, Dog Horse City se hizo cargo de su cuidado, y supieron nada más verlo que Thor tenía miedo, pero no era agresivo. Y así ha sido. Thor se deja acariciar y pasea sin problemas con los voluntarios de Pacma. Cada día avanza en su recuperación, está feliz de recibir al fin cariño como se merece y poder pasear como no pudo hacer durante años.

No compres, Adopta felicidad

Ahora Thor espera una oportunidad para ser feliz.

Ahora Thor se encuentra en adopción. Necesita una familia que escriba un final feliz a su historia, una familia dispuesta a no crear más sufrimiento comprando sino dispuesta a crear felicidad adoptando.

Ayúdanos, ayúdale, comparte.

#ADOPTAFELICIDAD, NO COMPRES.

Thor te espera en la sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid
Contacto: asuncion99@hotmail.com

Vanesa Martín

Publicado en Historias, Protectoras | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

Carta abierta al Director Técnico del censo del lobo ibérico

Carlos Soria, uno de los autores de un censo independiente del lobo en la Sierra de la Culebra publica está carta abierta a Mario Sáenz de Buruaga, director técnico del censo oficial, después de que la población censada en el estudio independiente arrojará la existencia de la mitad de ejemplares “documentados” en el oficial.  

En el cuaderno nº 357 (noviembre de 2015) de la revista de estudio y conservación de la naturaleza Quercus, publicamos un censo de lobo ibérico en la Sierra de la Culebra (Zamora). Emprendimos este proyecto con la única pretensión de conocer el estatus de la especie en este espacio, con la consiguiente sorpresa de que nuestros resultados contrastaron notablemente con los anunciados oficialmente en los medios de comunicación.

Nuestro trabajo, independiente y ajeno a cualquier financiación, ha resultado ser el primero en España con carácter auditor

Nuestro trabajo, ajeno a cualquier financiación, sea pública o privada, ha resultado ser inesperadamente el primero en España con carácter auditor (y coincidente en el tiempo) con respecto a los realizados por las administraciones autonómicas, es decir, totalmente independiente. Cierto es que la superficie prospectada no corresponde a toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León (CyL), pero es revelador,que en tan solo 825 km², difiera la población censada hasta la mitad. Entendimos que, si la metodología de censo empleada fue la misma para todo el territorio, el artificio de las cifras oficiales para la Sierra de la Culebra podía ser extrapolable al resto de la Comunidad Autónoma.

La honda preocupación que nos produjo la manipulación de las estimas, dio lugar a la publicación de nuestro trabajo y a lanzar posteriormente una petición de firmas en Change.org (“Salvar al lobo de los censos oficiales, planes cinegéticos y reservas de caza en CyL”) hasta el momento con más de 14.000 adhesiones, exigiendo al Ministerio de Medio Ambiente, entre otras cuestiones, la desacreditación de los resultados del censo oficial emprendido en CyL.

A este respecto, en el cuaderno de la revista Quercus nº 364 (junio de 2016), se publicaron ciertas manifestaciones del director técnico del censo oficial realizado en CyL, el Sr. Mario Sáenz de Buruaga. Una vez que se inicia un debate, se supone que el nivel intelectual que se alcance debe contribuir a un adecuado y claro análisis que ayude a la comprensión fundamentalmente técnica, pero el estilo injurioso y descalificador de este señor nos obliga a dar una respuesta ajustada a otras consideraciones.

Recorrimos más de 400 km de transectos entre la ida y la vuelta, invirtiendo más de tres meses intensos de trabajo diario con nuestros propios recursos

Existen abrumadoras diferencias entre ambos trabajos, la más destacada radica sobre las condiciones en las que se recopiló la información sobre el terreno. El Sr. Buruaga no aportó personal propio y dependió de la información transferida por la administración autonómica de CyL, cuando nosotros, en persona, en grupo de dos y a pie, recorrimos más de 400 km de transectos entre la ida y la vuelta, invirtiendo más de tres meses intensos de trabajo diario con nuestros propios recursos. Resulta ridículo, escandaloso e intolerable que se nos acuse de destruir indicios cuando, por el contrario, si se revisa la metodología empleada por este autor, se descubre que eliminaron físicamente excrementos en la primera prospección para que no apareciesen en la segunda, procedimiento rechazado por la comunidad científica por el intrusismo (esto sí que lo es Sr. Buruaga) que supone la alteración de los patrones territoriales de los lobos.

No entraremos a valorar en profundidad el procedimiento “riguroso” que demuestra recorrer parte de los transectos en vehículo. ¿Se apeaban a pisar o retirar los excrementos que no escapaban a su localización? ¿Y los que pasan habitualmente desapercibidos entre la vegetación, incluso a pie? ¿De esta forma nos aseguran el incremento del 20% de la población?. Tampoco en la perversión metodológica que supone variar la interpretación de la distribución espacial en función de si es una Reserva Regional de Caza (RRC) (sometidas al aprovechamiento económico del lobo) o fuera de ellas en similares condiciones.

Celadores que amenazan con pegarte “tres tiros” si te ven por la Sierra cuando se denuncian cebaderos destinados ilícitamente para actividades turísticas

La profesionalidad del personal de la RRC “ Sierra de la Culebra” a la que alude el Sr. Buruaga -y de la que no le queda otra opción que escudarse- es la misma demostrada cuando le han pasado a Ud. la “veraz” información -si es que no es de cosecha propia- de que hemos destruido indicios. Es con la misma “veracidad” que cuenta la existencia de cuatro manadas en apenas 10 km² en el entorno de Villardeciervos, como así nos aseguró el Director de la RRC “Sierra de la Culebra” (conversación personal grabada y a disposición de quien nos la solicite) y que nosotros descubrimos que la única existente fue “controlada” y lo sigue siendo a día de hoy para impedir su restablecimiento territorial. La misma profesionalidad que la del Guarda Mayor de la RRC “Sierra de la Culebra” que coacciona y amenaza a quienes recorrimos caminos públicos tomando anotaciones de indicios de lobo (demanda presentada en juzgado a disposición de quien nos la solicite). La misma que la de celadores que amenazan con pegarte “tres tiros” si te ven por la Sierra cuando se denuncian cebaderos destinados ilícitamente para actividades turísticas como el que se encuentra situado entre Villanueva de Valrojo y Ferreras de Arriba (denuncia presentada en cuartel de la Guardia Civil a disposición de quien nos la solicite). La misma que ante las denuncias de que se abaten lobos frente a los turistas, responden masacrando a la manada más turisteada (“Falseando censos se aniquilan manadas” Tercera Información). Y la misma que, como aparece en un reportaje de Informe Semanal (TVE) del año 2009, un celador declara que en las RRC de CyL se matan el triple lobos de los que se justifican (“Lobo Ibérico: cerco al hermano lobo”. Minuto 4:56). Si Sr. Buruaga, éste es el personal “profesional” con el que comulga y confía para fundamentar su estudio.

También nos acusa el Sr. Buruaga de inexpertos, desde luego, reconocemos que nos falta la habilidad y experiencia suficiente para corromper nuestros principios profesionales, si es a eso a lo que se refiere. No sabemos si también acusaría de inexperto a Fernando Palacios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) cuando en el seguimiento de otra población de lobos limítrofe con el N.O. de la Comunidad de Madrid, la estima, de igual modo, se reduce a la mitad. En ser biólogo no está implícita la credibilidad, como tampoco por contar con una Consultoría y menos por que se asuman asistencias técnicas, por mucho que pague la administración, sin las más mínimas garantías deontológicas. Su asesoramiento técnico en los Planes Regionales de Caza de CyL, entre los que se incluye el aprovechamiento cinegético del lobo con más de 140 individuos anuales abatidos “legalmente”, no inspira confianza en su orden de valores cuando es difícilmente compatible éticamente estas asistencias conjuntamente con las destinadas a la “conservación” del lobo.

ciudadanos que están hartos de que se les mienta y de que se utilice nuestro patrimonio natural como moneda de cambio por intereses políticos

Parte del argumentario expuesto en la réplica, coincide con el expresado durante la evaluación de nuestro trabajo cuando lo presentamos a la Revista Galemys, dependiente de la SECEM (Sociedad Española de Conservación y Estudio de Mamíferos) y de la que es Vicepresidente el Sr. Buruaga (las evaluaciones están a disposición de quien nos la solicite). Finalmente, rechazamos las evaluaciones porque nos pareció inaceptable el tratamiento, y si nada tuvo que ver la influencia del Sr. Buruaga, puede que se debiera a esa relación fraternal con esos compañeros de profesión que le manifestaron su apoyo por nuestra osadía de censar lobo desafiando al “oligopolio investigador” y por no dejarnos someter al chantaje. También a nosotros nos han manifestado un sincero apoyo, pero no derivado del corporativo, sino el de ciudadanos que están hartos de que se les mienta y de que se utilice nuestro patrimonio natural como moneda de cambio por intereses políticos, sectoriales o personales.

Winston Churchill, brillante político inglés, durante una sesión de control en el Parlamento y ante las calumnias proferidas desde la oposición, respondió: “ladran, luego cabalgamos”. Prueba de nuestra integridad es lo incómodo que está resultando nuestro trabajo.

Queremos aprovechar para resaltar que no hay mayor correctivo para la censura que la denuncia. Después de aparecido nuestro artículo en la revista Quercus, el rotativo La Opinión de Zamora ha restituido el contenido de los links que eliminó posteriormente a la publicación en su portada de nuestro censo. Les transmitimos nuestra enhorabuena por acogerse a los principios de la libertad de prensa.

Imágenes por cortesía de Carmelo Peciña, Ana Fuentes y Francisco Jesús Ibañez (Vía Flickr)

Carlos Soria Perille

Publicado en Caza | Etiquetado , | 5 comentarios

Día internacional de los derechos de los animales

carta-de-los-derechos-universales-de-los-animales

Muchas personas se preguntan si tiene sentido defender los Derechos de los Animales cuando estamos en pañales en lo que se refiere a la defensa de los propios Derechos Humanos. Mi respuesta es un “sí” rotundo


La “Declaración Universal de los Derechos del Animal” fue adoptada por la Liga Internacional de los Derechos del Animal y las Ligas Nacionales afiliadas en la Tercera Reunión sobre los Derechos del Animal, celebrada en Londres del 21 al 23 de septiembre de 1977. Proclamada el 15 de octubre de 1978 por la Liga Internacional, las Ligas Nacionales y las personas físicas que se asocian a ellas. Aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y posteriormente, por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Muchas personas se preguntan si tiene sentido defender los Derechos de los Animales cuando estamos en pañales en lo que se refiere a la defensa de los propios Derechos Humanos. Mi respuesta es un “sí” rotundo, puesto que los avances éticos y morales de una sociedad no son excluyentes en un sentido positivo, es decir, la lucha por los derechos de los animales es totalmente compatible, incluso necesaria, con la lucha por los derechos humanos en tanto que, como especie animal que somos, nuestros derechos se podrían considerar un caso particular de “derechos animales” adaptados a nuestra especie (realmente el proceso fue al contrario, primero fueron los Derechos Humanos y luego los Derechos Animales, ¡cosas del antropocentrismo!).

Por poner algunos ejemplos: se puede partir de generalidades como son el derecho a la existencia, a la igualdad, al respeto, a la protección frente a los malos tratos, a la vida libre en el propio entorno natural (artículos 1, 2, 3 y 4 de la Declaración Universal de los Derechos del Animal) y se particulariza en el caso de la especie humana en el derecho a la igualdad y dignidad, a la vida, la libertad y la seguridad personal sin distinción de raza, sexo, religión, opinión política, etc. (artículos 1, 2 y 3 de la Declaración Universal de Derechos Humanos).

respeto-universal-por-los-animales

¿Cuál es el principal problema de las violaciones constantes de los derechos de los animales? Básicamente la actitud de los gobiernos e instituciones legislativas de los diferentes países, tanto en la transposición a leyes nacionales, regionales o locales de defensa de los animales como en el cumplimiento efectivo de dichas leyes. Es necesario recordar que en aquellos países donde existen leyes de protección animal se permiten excepciones motivadas por aspectos económicos, culturales, etc. La mera existencia de zoos, acuarios y plazas de toros atenta directamente contra el artículo 10 de la Declaración Universal de los Derechos del Animal: Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre y las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal. Las corridas de toros son un caso sangrante (en todos los sentidos) de violación de numerosos artículos, especialmente el 3º: Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos crueles y si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.

toro emboladoTodas las personas sensibles al tema pueden pensar en otros ejemplos, pero lo que tenemos que tener claro es que existen dos vías complementarias para la erradicación de la crueldad animal: la progresiva concienciación social y el apoyo ciudadano a partidos que defiendan, sin medias tintas, los derechos de todos los animales. En la actualidad existen alrededor de 18 partidos animalistas en el mundo, la mayoría en Europa; no siendo, en este caso, España una excepción gracias al Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), que en cada resultado electoral obtiene más votos.

…quizás habría que hacer una actualización y proclamar que ningún animal debería ser criado para el trabajo ni para la alimentación

Para terminar, volviendo al antropocentrismo, incluso bienintencionado, de la Declaración Universal de los Derechos del Animal, me gustaría señalar la contradicción que supone reconocer, sin distinción, los derechos de todos los animales e incluir los artículos 7: Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo y 9: Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que de ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor. Entiendo que estos artículos son hijos de su tiempo, pero 38 años después, quizás habría que hacer una actualización de los mismos y proclamar que ningún animal debería ser criado para el trabajo ni para la alimentación.

No somos ingenuos, sabemos que el camino es largo y lleno de dificultades, pero como dijo Nelson Mandela: “Todo parece imposible hasta que se hace”.

Paco RiveraPaco Rivera

Publicado en Derechos, Especismo | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

¿Qué será de las cabras de Guadarrama?

el-partido-animalista-propone-metodos-de-control-eticos

Entre 1989 y 1992, con España y la Comunidad de Madrid en manos socialistas (Felipe González y Joaquín Leguina, respectivamente), 67 cabras montesas fueron introducidas en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Una acción que, como tantas de nuestro país, se llevó a cabo sin una verdadera planificación, lo que supone que hoy en día la especie se haya multiplicado hasta alcanzar los 4.000 ejemplares. Tan exagerada cifra marca una densidad de población insostenible: 43 especímenes por kilómetro cuadrado, lo que pone en peligro tanto al hábitat en su conjunto como a las propias cabras, convertidas así en su propio enemigo (mas no en el principal, que, para variar, no es otro que el ser humano).

Obviamente, algunas alternativas son más sencillas y baratas que otras, pero recurrir a la más cruel nunca debería ser la respuesta

Pero, ¿cómo se ha llegado a esta situación? Pues por dos motivos muy sencillos. El primero, tan inevitable como predecible, es básico: en la Sierra de Guadarrama no hay depredadores naturales de la cabra montesa. El segundo, directamente relacionado con el anterior, no sorprenderá a nadie acostumbrado a la política de este país: desde la introducción de las cabras hace más de dos décadas, no se ha hecho absolutamente nada por controlar su población. Considerando que hasta un niño podría adivinar qué sería de 47 cabras en un paraje exento de depredadores, tamaña dejadez es inexplicable, mas de nada sirve ahora lamentarse: hay que tomar medidas para poner remedio a la situación antes de que sea demasiado tarde.

que-pasara-ahora-con-las-cabras-de-guadarrama¿Y por qué solución se ha optado? Pues nada más y nada menos que por el camino fácil: la aniquilación —que no nos engañe el vocablo “extracción”, porque este tan sólo será cierto para el 10% de los ejemplares— de unas 2.700 cabras a lo largo de los próximos cinco años, de forma que sólo queden 16 por kilómetro cuadrado. Muerto el perro, se acabó la rabia. Anunciado el pasado diciembre, este plan de gestión fue presentado en febrero por el Gobierno regional a los 50 representantes de colectivos e instituciones del Patronato del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, encontrándose tan sólo con 2 votos en contra (de Ecologistas en Acción) y 13 abstenciones. Y en octubre empezó el terror: 50 cabras (sí: una por representante) fueron abatidas por flechas, lo que supuso una auténtica agonía para todas las que fueron heridas de muerte pero no fallecieron en el acto (algo habitual en el “arte de la caza”). Tamaña crueldad pareció conmover relativamente al Gobierno popular de Cristina Cifuentes, que decidió que los demás especímenes fueran asesinados con rifles, confiando quizá en que la puntería de los cazadores fuera así más certera. A fin de cuentas, puestos a sentirse realizado al disparar a un animal indefenso, ¿por qué no hacerlo al estilo Terminator?

Ante el pasotismo de los demás partidos, PACMA presentó una denuncia que llevó al  juzgado a decretar la suspensión cautelar de las matanzas

Y es que no lo olvidemos: que la caza sea vista como un necesario control de población no supone que aquellos que la ejecuten no vayan a disfrutar haciéndolo. A fin de cuentas, hoy en día se pagan sumas tan altas de dinero por abatir animales que muchos parques naturales han optado por esta medida como forma de recaudar fondos. Qué irónico: miles de animales pagan con sus vidas por el bienestar de la mayoría. “Qué altruista”, podríamos pensar, de no ser porque, por supuesto, ninguno de estos animales ha tomado por sí mismo la decisión de sacrificarse por los demás. Y es que el asesinato no debería ser nunca la solución en un mundo desarrollado. Pero, claro, el abatimiento de un animal todavía no cuenta como tal. “Llegará un tiempo en que los humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano”, dijo una vez Leonardo Da Vinci, pero hoy no es ese día. Y, considerando las escasas medidas tomadas para luchar contra el maltrato de perros y gatos (o sea, los animales privilegiados incluidos dentro del “círculo de compasión”), está claro que a ese día todavía le queda mucho por llegar.

las-cabras-de-guadarrama-son-abatidas-con-flechasMoralidad aparte, ni siquiera está claro que esta actuación sea la más eficaz. Y es que, más allá de los animalistas, muchos son los científicos y los ecologistas que abogan por otras medidas. No es que convenga buscar alternativas a la matanza, es que ya las hay, pero la pereza del sistema ha llevado a no planteárselas siquiera. Sin ir más lejos, la descentralización de las materias medioambientales conlleva que la Comunidad de Madrid no esté en contacto con otras zonas donde podrían hacer falta, precisamente, cabras montesas. ¿Os imagináis que hoy abatimos a todos las cabras madrileñas y mañana Andalucía tiene que recurrir a ejemplares portugueses para repoblar su hábitat? La situación suena absurda, pero, considerando el descuido imperante, podría darse perfectamente. Asimismo, dados los incontables parques naturales y centros de conservación que pueblan el mundo, ¿realmente no hay nadie ahí fuera deseoso de dar cobijo a los ejemplares que —perdón por tan injusta expresión— nos sobran?

Quién tiene la culpa de la situación es algo difícil de decidir ahora, pero lo que sí está claro es quiénes no la tienen: las cabras. Como todos, ellas sólo quieren vivir en paz. Tal y como han hecho las cotorras y los mapaches en otros rincones de la Comunidad de Madrid (donde, por cierto, se les declaró una guerra que básicamente permitía a cualquiera acabar con sus vidas tal y como le viniera en gana), estos animales se han limitado a alimentarse y reproducirse en el hábitat que se les ha concedido: ¿puede culparlos por ello precisamente la criatura más adaptable e invasora del planeta? Pues bien, si la culpa no es de las cabras, ¿por qué habrían de pagar ellas el precio? A fin de cuentas, hay numerosas medidas alternativas a la aniquilación, tal y como PACMA ha defendido hasta la saciedad: hacer uso de métodos anticonceptivos, gestionar las especies vegetales protegidas, trasladar a los animales a hábitats similares o proteger a las poblaciones de depredadores (a propósito de esta última, el agente forestal y representante de Comisiones Obreras, José Luis Díaz, afirmó que la posibilidad de que los lobos estén regresando a la Pedriza gracias a alimentarse de estos animales es alta).

pacma-paraliza-la-matanza-de-cabras-en-guadarramaObviamente, algunas alternativas son más sencillas y baratas que otras, pero recurrir a la más cruel tan rápidamente nunca debería ser la respuesta. Y menos aún hacerlo de un modo tan exento de transparencia: ¿por qué no están los estudios y el propio plan de gestión a nuestro alcance? Permitidme que conjeture: porque no existen (o, de existir, seguramente carezcan de los principios básicos que los hagan satisfactorios). Para colmo, el Plan de Gestión de Abatidas supone un peligro real para los miles de visitantes que registra el parque cada día, habiéndose denunciado ya situaciones en que hubo que sacar rápidamente a recolectores de setas o incluso grupos de escolares de las zonas de caza. Pero, claro, dado el sistema de acción-reacción al que estamos acostumbrados, habría que esperar a que alguna de las balas diera en la diana equivocada para poner el grito en el cielo al respecto.

Ante el pasotismo de los demás partidos, PACMA presentó una denuncia que llevó al  juzgado Contencioso Administrativo nº 32 de Madrid a decretar la suspensión cautelar del Plan de Gestión de Abatidas de la cabra montesa, lo que puso freno momentáneo a los previstos 500 asesinatos anuales que iban a dar comienzo el pasado 19 de octubre. Desde entonces, el partido encabezado por Silvia Barquero sigue instando a los responsables, no ya a buscar alternativas a tan sangrienta ejecución, sino a considerar aquellas que tienen sobre la mesa. Aun careciendo de representación en el congreso (pese a que una ley equitativa habría traducido sus 286.702 votos en 4 escaños), el Partido Animalista está luchando por poner una solución al conflicto que no recurra al fácil baño de sangre. Por desgracia, por ahora lo está haciendo prácticamente solo, con lo que la concienciación generalizada es imprescindible.

¿O acaso sólo recordamos el quinto mandamiento cuando nos interesa?

juan-rouresJuan Roures

Publicado en Caza | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Diez libros que todo animalista debería leer

los-10-libros-animalistas

Ser animalista no es querer mucho a tu rata, como considera Francisco Marhuenda, ni criar animales para torturarles y asesinarles, como afirman taurinos y cazadores, ni es tampoco una especie de pensamiento religioso acientífico, como piensa el profesor de Ética y Bienestar Animal, Agustín Blasco. El animalismo, en realidad, se cimienta sobre una importante base ética, filosófica, política y científica. Para todo aquel que quiera acercarse a esta realidad recomiendo aquí una decena de libros que, por supuesto, no son todos los que existen, ni de lejos, pero sí pueden servir para conocer con certeza y rigor qué es eso que sustenta el animalismo.

1. Liberación animal, de Peter Singer

Peter Singer tiene el privilegio de estar considerado el pionero del movimiento animalista contemporáneo, y lo fue con este libro que abrió la mente de muchos lectores. Es cierto que su pensamiento está impregnado de un utilitarismo que puede justificar muchas barbaridades contra los animales, humanos o no, pero también es cierto que su libro, escrito en 1975, expuso por primera vez lo que ocurre en las granjas industriales y en los laboratorios y recomendó hacerse vegetariano. La principal lección que se puede obtener de su libro es que no hace falta que te gusten los animales para luchar por sus derechos. A simple vista puede parecer una contradicción, pero no lo es, porque el principio de igualdad que implica considerar los intereses de los otros no debería depender ni de la raza, ni del sexo ni de la especie.

2. The case for animal rights, de Tom Regan

the-case-for-animal-rightsNo vas a encontrar otro libro más denso y más interesante sobre filosofía animalista que este. En él Tom Regan presenta su concepto de “sujeto-de-una-vida”, que son todos aquellos seres que tienen deseos, percepción, memoria, sentido del futuro, una vida emocional que incluye dolor y placer, intereses propios de bienestar, la capacidad de iniciar acciones para conseguir sus objetivos y que además los quieren conseguir con independencia de que eso sea útil para otros. Entre esos seres Regan incluye a todos los mamíferos, las aves y los peces, pero no cierra la puerta a incluir otros muchos en cuanto la ciencia demuestre que cumplen estas características, como pulpos y otros moluscos. La única pega es que el libro no está traducido al castellano y muchos no podrán acceder a él. Estaría bien montar un crowdfunding para que alguien traduzca esta joya del pensamiento animalista.

3. Jaulas vacías, de Tom Regan

jaulas-vaciasEs el único libro de Tom Regan traducido al castellano y en él expone con claridad la necesidad de dar derechos a los animales, algo que no es un favor que les hacemos, sino que es un acto de justicia basado en el respeto que les debemos tener. Regan repasa la situación de los animales en granjas, zoos, circos, acuarios, laboratorios, centros de enseñanza… y advierte contra los infiltrados en los movimientos animalistas, algo de lo que en España conocemos bastante últimamente con esos falsos animalistas que aparecen en redes sociales cada vez que muere un torero o un niño sale en una corrida benéfica contra el cáncer. Por cierto, Jaulas vacías es el nombre del blog de Silvia Barquero en Público [http://blogs.publico.es/jaulas-vacias/].

4. Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas, de Melanie Joy

por-que-amamos-a-los-perrosLa psicóloga Melanie Joy hace un acercamiento a las diferentes percepciones que tenemos de los animales, desde aquellos con los que convivimos habitualmente hasta aquellos que nos comemos sin ningún reparo. Considerar que unos están en una categoría y otros en otra dependerá de nuestro bagaje cultural y de nuestra educación, pero no todo está perdido y como afirma la autora es posible cambiar de percepción, siempre y cuando nos cuestionemos lo que pensamos y por qué lo pensamos. No hay que confundir este ensayo con el libro del también psicólogo Hal Herzog que tiene un título similar, “Some we love, some we hate, some we eat”, y que salió publicado un poco después. Herzog no incluye la crítica al carnismo que nos asola y que es el centro de la argumentación del libro de Melanie Joy.

5. Comer animales, de Jonathan Safran Foer

comer-animalesEn un momento de este libro, Jonathan Safran Foer escribe: “No podemos alegar ignorancia, sólo indiferencia… Somos aquellos a quienes se nos preguntará, con toda la justicia del mundo: ¿Qué hiciste cuando te enteraste de lo que implica comer animales?”. Este libro está dirigido precisamente a todos aquellos que todavía no saben lo que implica comer carne, en costes ecológicos, de salud, de biodiversidad y de ética. Safran Foer comenzó a investigar para este ensayo porque quería saber qué iba a dar de comer a su futuro hijo, y se encontró con que la industria alimentaria es un horror de destrucción masiva de fauna marina, de tortura en las granjas y de distribución de mierda (literalmente) a los platos de los omnívoros.

6. Matanza de inocentes, de Hans Ruesch

matanza-de-inocentesEste libro tiene dos partes diferenciadas. En la primera se reúnen textos escritos por Hans Ruesch en los que expone con crudeza miles experimentos con animales que se vienen realizando desde hace siglos a partir de la premisa inmoral “el fin justifica los medios”. Ruesch desmonta incluso esa premisa repasando todos los errores clínicos que produce la medicina por el hecho de utilizar animales para experimentar y luego querer aplicar los resultados a humanos. De su amplio estudio concluye que la experimentación con animales es un fraude científico. En la segunda parte, autores anónimos amplian la información sobre lo que ocurre en España, con un trabajo muy documentado digno de elogio. Por desgracia, hay algo que le quita bastante credibilidad a estos anónimos y es que acusan a PACMA de ser un partido viviseccionista, mientras que piden el voto para Podemos. A pesar de ese dislate, un libro fundamental para cualquier animalista.

7. Tú también eres un animal, de Kepa Tamames

tu-tambien-eres-un-animalTodo animalista se enfrenta, en algún momento de su vida, a una serie de preguntas que le hacen otros. Algunas son simplezas como ¿y las plantas qué?, ¿por qué no os preocupais de las personas? o afirmaciones ridículas como “los toros no sufren”. También las hay de más calado, como las relacionadas con la experimentación animal o con la contaminación que conlleva la producción de materiales sintéticos que vestimos los veganos. Y hay unas terceras que buscan provocar, como que la caza y la pesca son labores ecológicas que buscan el equilibrio natural. Kepa Tamames reúne y da respuesta a 123 de esas preguntas, dando herramientas discursivas para poder defender con contundencia el animalismo.

8. Los animales son parte de la clase trabajadora, de Jason Hribal

animales-clase-trabajadoraEn los tres ensayos de Jason Hribal que se reúnen en este libro, el autor nos habla del origen del capitalismo como un hecho no adscrito solamente a la humanidad, sino también a la fuerza del trabajo de los demás animales, una fuerza que incluso tuvo, en palabras de Hribal, sus actos de resistencia por parte de algunos animales que se negaron a cooperar. El repaso de la historia moderna nos lleva a ver cómo la plusvalía surge del diseño de nuevos métodos para forzar a los animales a producir más leche y realizar tareas cada vez más duras, más largas y más rápidas. Una de las conclusiones más llamativas, según Hribal, es que los animalistas han sido siempre grandes opositores del capitalismo. Se puede descargar gratis en la página de la editorial ochodoscuatro [ http://ochodoscuatroediciones.org/nueva/wp-content/uploads/2016/04/APCT_tripas_NOV15.pdf].

9. Cambio en el corazón, de Nick Cooney

cambio-en-el-corazonEl interés de todo animalista por dar voz a aquellos que no la tienen acaba convirtiéndonos en activistas. Algunos estaremos en un partido político, otros en un santuario animal, en una protectora, en alguna asociación o en todo lo anterior a la vez. Nick Cooney, fundador de la organización estadounidense defensora de los animales The Humane League, nos cuenta en este libro que el activismo se puede hacer de dos maneras: por impulso o siguiendo unas pautas científicas. El libro está lleno de recomendaciones para autocriticarnos, para mejorar el impacto real de nuestras acciones y para conseguir ampliar nuestro mensaje de empatía con el resto de los animales.

10. El cuento del antepasado, de Richard Dawkins

cuento-del-antepasado¿Hay una manera mejor de combatir el antiespecismo que saber exactamente de dónde venimos, que conocer que no somos ninguna especie elegida, que en nuestra biología todavía conservamos, por ejemplo, parte de los peces de los que descendemos prácticamente todos los animales? Richard Dawkins nos lleva más lejos todavía, en un trepidante viaje atrás en el tiempo desde las especies actuales hasta los orígenes de la evolución, hasta las primeras moléculas que dieron lugar a la vida en nuestro planeta. No es un libro animalista per se, pero este peregrinaje en busca de nuestros orígenes comunes es capaz de acabar con la vanidad que le pueda quedar todavía a cualquier ser humano.

Jaime FernándezJaime Fernández
Periodista

Publicado en Educación en el Respeto, Especismo, Etología | Etiquetado , , , , | 8 comentarios

Dia Universal del Niño

07-1

Los Derechos del Niño pasaron de ser una declaración de intenciones con la Declaración de los Derechos el Niño de 1959, a tener carácter legalmente vinculante con la Convención sobre los Derechos del Niño del 20 de Noviembre de 1989, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado.

En realidad, ni siquiera deberíamos plantearnos Declaraciones de Derechos, ni Convenciones para algo tan obvio como que la vulnerabilidad de un niño necesita toda nuestra protección y cuidados. Un niño está siempre en manos de los adultos y todo aquello que viva, sufra o disfrute es responsabilidad nuestra en su totalidad.

De nosotros depende el proporcionarle las herramientas necesarias para gestionar todo aquello que le dicte su libre albedrío

Padres, familia, educadores, médicos, juristas, políticos… todos y cada uno de nosotros somos el reflejo de lo que un niño muestra. Su personalidad intervendrá en el desarrollo de su ciclo vital, claro, pero de nosotros depende el proporcionarle las herramientas necesarias para gestionar todo aquello que le dicte su libre albedrío; su educación y sus primeras experiencias influirán en la mayoría de sus decisiones futuras.

A un niño no le deberían caer bombas del cielo, ni sufrir abusos, ni pasar hambre, ni ninguna otra calamidad, ni tan siquiera debería enfermar de nada más allá que de un resfriado común. ¿Utópico? Sí, pero hay mucha gente que trabaja a diario para alcanzar un deseo que es universal: Proteger la infancia.

Ante cualquier tipo de agresión a un niño deberíamos convertirnos en ese héroe con el que alguna vez nos hemos identificado, alzar nuestro brazo y cruzar los cielos en post de la salvación de todos ellos, estén donde estén, y sea cual sea la circunstancia del peligro que les aceche.

criados-por-animales-7-1

La humanidad evoluciona, y con ella costumbres, tradiciones, formas de vida, comportamiento… La historia nos muestra todo aquello que debía cambiar y así ha sido: la indecencia de la explotación infantil, la poca valía que se la ha dado en algunas épocas y civilizaciones a la vida de un niño, a su bienestar general. Sin embargo, a nuestra mente acuden esas imágenes que, hoy día, aún siguen mostrándonos que esa Convención, esos Derechos del Niño son tan necesarios hoy como antaño; que aún hay niños que trabajan de forma abusiva, que mendigan, víctimas de la prostitución, de abusos sexuales, de guerras y hambrunas… Seguimos siendo testigos de cómo nuestras decisiones afectan directamente a su presente y a su futuro.

¿Pero realmente pensamos en ello o dejamos que las cosas transcurran en el tiempo?

¿Y qué sucede con nuestro día a día?, ¿Está todo contemplado? ¿Qué sucede con la manipulación? ¿Qué sucede cuando nuestras aficiones, frustraciones, gustos o deseos acaban siendo inculcados a un niño que aún no tiene libertad de elección y es fácilmente influenciable?

ninos-matanza-del-cerdo-1Igual que no se debe enseñar a un niño a robar, a insultar, a tener un comportamiento abusivo o agresivo con el resto de sus congéneres, tampoco se le debería enseñar que la violencia tiene matices, que podemos decidir sobre la vida y la muerte: El maltrato es maltrato siempre. Torturar es torturar. Matar es matar. También hacia los animales, seres inocentes, vulnerables y cuyas vidas también están en nuestras manos ¿os suena?

El cambio está cerca.

Un despertar a la vida se cuece en el caldero de la providencia, y esto excita a los que luchan por alcanzar el necesario fin del maltrato animal, pero también alerta a los que se mantienen en la inmovilidad de confundir cultura con tortura.

la violencia en cualquiera de sus formas y dirigida contra cualquier especie solo representa lo peor del ser humano

Ante el inmovilismo y la cerrazón de algunos, aparecen las voces que reclaman el fin de la violencia que hasta hoy sufren, sufrimos los animales, porque la violencia en cualquiera de sus formas y dirigida contra cualquier especie solo representa lo peor del ser humano, la parte sucia a eliminar.

Mostrar a un niño el dolor y la muerte como cultura o tradición, o que divertirse pasa por asistir a un espectáculo violento, de sangre y bramidos de angustia, es cuando menos una agresión a su infancia. Un espectáculo cruel que muestra esa violencia de la que el ser humano debe ya desprenderse.

kathy-fincher-cute-kids-images-021-1Un niño tiene derecho a vivir rodeado de amor, de juegos, libros y sabiduría que le muestre cómo fue el mundo, cómo es ahora y todo lo que queda por hacer. Un niño debe aprender cómo se nace, cómo crece una planta; explicarle por qué la vida de una abeja es tan importante para nuestra supervivencia; o cómo influyen en nuestro organismo los ciclos de la luna… Leer El Principito o los grandes logros de la humanidad… ¡¡yo qué sé!! Hay tanto que explicarle que no puedo entender por qué quieren rodearlo de muerte, de sufrimiento, de sangre expulsada desde el dolor más profundo de un inocente. ¿Cómo podemos luchar por nuestra vida cuando estamos despreciando la de otro ser que también quiere seguir respirando, amando…? ¿Esa es la enseñanza?

No somos los antitaurinos, los animalistas, en general, los que matamos, ni torturamos, ni creamos fiestas en las que el divertimento principal es infligir sufrimiento a un animal, quemarle, extraer sus vísceras o burlarse de su dolor, como tampoco se lanzan vírgenes a un volcán para obtener el favor de los dioses, ni se arranca un corazón humano en un ritual religioso para asegurarnos una buena cosecha ni, por supuesto, llevamos a nuestros hijos de la mano para asistir a contemplarlo. La propia ONU pide expresamente prohibir el acceso de menores a esos festejos por la “violencia física y mental” que implican. Una petición que apoya El Comité de los Derechos del Niño que insta a varios países como Portugal, México, Colombia, Francia y Perú (llegará a España), a modificar sus legislaciones para que los menores no participen ni asistan a corridas de toros y demás espectáculos taurinos.

¡Evolución!

Hemos creado un infierno en la tierra para los animales a los que exterminamos sin piedad. Pensar que entre los de mi especie hay quienes disfrutan disparando a un leopardo, a un conejo o a un pájaro que vive libre para alimentar su propio ego, es una aberración.2-nin_os-asombrados-con-el-atrastre-del-toro1-1

 

Pero hay algo peor: “La indefensión de un menor ante la violencia de los adultos que corrompen sus mentes para anular su empatía”, sabias palabras, mi querida Ana Belén. No pueden describir mejor lo que aquellos que nos acusan de violentos ofrecen a sus hijos, al futuro de la humanidad, a nuestros niños.

Como opinión personal, se nos debería caer la cara de vergüenza por consentir que un solo niño sufra en cualquier parte del planeta. Pero también que lo haga cualquier otro ser inocente por nuestra prepotencia.

¿Nadie va a ponerse la capa por salvarlos?

¿De verdad?

Pilar Gómez CoronaPilar Gómez Corona
Escritora

 

Publicado en Educación en el Respeto | Etiquetado , , | 3 comentarios

Medinaceli, tortura de fuego

6340415518_afb5f23271_b

El 13 de noviembre, en Medinaceli (Soria), un toro será amarrado a una cuerda, después será arrastrado y conducido a la plaza del pueblo. Allí lo atarán a una estaca y lo sujetarán por la fuerza; una vez inmóvil fijarán unas bolas de alquitrán y azufre a sus cuernos a las que posteriormente prenderán fuego.

Sabemos que los animales sufren, que los gritos les asustan, que el fuego les quema y que los golpes les duelen. Pero preferimos adaptar nuestra mente y normalizar el horror

En ese momento cortarán la cuerda que ata al toro. Aterrorizado comenzará a moverse de forma errática intentando en vano huir del fuego que arde sobre su cabeza.

La diversión consiste en ver cómo el toro, enloquecido de terror, va corriendo de un lado a otro sin poder escapar, mientras su fuerza y sus facultades van mermando poco a poco. Los gritos de la gente, los movimientos bruscos, los objetos que le arrojan, se suman al terror ancestral provocado por el fuego. El tormento se prolongará durante 60 minutos en los que el animal, víctima de un terrible sufrimiento, irá soportando todo tipo de martirios.

El fuego le producirá quemaduras en la cabeza y con mucha probabilidad le dejará ciego; el miedo le hará correr sin rumbo y en su desesperación chocará con las talanqueras. En otras ocasiones morirá de un infarto víctima del terrible estrés. Si logra sobrevivir, su destino será en todo caso el matadero; no olvidemos que para ellos la tortura siempre es la antesala de la muerte.

La primera constancia que se tiene de esta celebración se remonta a mediados del siglo XVI. En una sociedad en la que la tortura humana formaba parte de la cultura, este espectáculo pasaba desapercibido. El toro de Júbilo convivía con los métodos más crueles de tortura de la Santa Inquisición. La violencia, la desigualdad, la injusticia y la barbarie estaban completamente normalizadas.

La lucha por los derechos humanos está siendo lenta; la de los animales está despertando ahora.

Es difícil conseguir que la gente adquiera una mirada crítica libre del lastre de las tradiciones y de todo aquello que nos impide progresar. Sabemos que los animales sufren, que los gritos les asustan, que el fuego les quema y que los golpes les duelen. Pero preferimos adaptar nuestra mente y normalizar el horror. Basta con mirar a otro lado e ignorar los gritos de dolor…

Pero ya no.

Los gritos son tan fuertes que no se pueden ahogar y la sangre derramada que nos salpica ya no se puede lavar. Progresar significa asumir nuevos compromisos morales, dejar atrás la barbarie y profundizar en la conciencia para aprender a diferenciar lo que está bien de lo que no lo está.

Y hacer daño a quien sufre no puede estar bien de ninguna manera.

Alicia Roa Alicia Roa

Publicado en Tauromaquia, Tradiciones crueles | Etiquetado , , , | 9 comentarios

Coches de caballos sin control

PACMA ha documentado las condiciones de los caballos que arrastran coches para turistas en Sevilla, con jornadas de hasta 13 horas a 45 grados de temperatura.

informe-coches-caballos-sevillaEn primer lugar y ciñéndonos a la ley, hay que recalcar que en la Ordenanza Reguladora del Transporte de Viajeros en Coches de Caballos en el Municipio de Sevilla no existe ninguna norma referente al horario de los mismos, por los que los cocheros son los que determinan su propia jornada laboral, y por tanto también la de sus caballos.

Voluntarios de PACMA Sevilla han recorrido puntos de la ciudad donde se presta este servicio turístico, documentando las rutinas de trabajo de los coches de caballo sevillanos

En esta ordenanza tampoco está regulada la temperatura a la que debe o no debe trabajar un coche de caballos, lo que deja como conclusión que a criterio del propio cochero el caballo podrá trabajar a altas temperaturas, rondando los 45 grados que se registran en la ciudad de Sevilla en los meses más calurosos.

Más aún, en dicha ordenanza no se dice nada de controlar a los caballos mediante chip, lo que produce que estos puedan ser intercambiados entre cocheros y coches, dificultando mucho su control. Tampoco se contemplan los kilómetros desde que los caballos salen de las cuadras hasta que llegan a su lugar de trabajo, ni cuántos días seguidos puede trabajar.

Todos estos factores han propiciado que un grupo de voluntarios de PACMA Sevilla se pongan manos a la obra y recorran los puntos álgidos de la ciudad en los que se da este tipo de evento turístico, buscando analizar pormenorizadamente cómo son realmente las rutinas de trabajo de los tan conocidos coches de caballo sevillanos. Este seguimiento se ha realizado durante más de una semana, y siguiendo dos procedimientos diferentes:
–    Seguimiento a un caballo determinado durante toda su jornada de trabajo.
–    Seguimiento del mismo caballo durante una semana para observar cuántos días trabajaba y si lo hacía siempre con el mismo coche y cochero.

Del primer análisis, ha quedado reflejada la rutina de trabajo siguiente:
–    El día 28 de agosto iniciamos el seguimiento al vehículo con matrícula SE-21, con un caballo Pío (marrón y blanco). El motivo de la elección no fue azaroso, ya que es más fácil discernir entre la gran cantidad de caballos a uno que presente unas características físicas que lo hagan fácilmente reconocible.
–    A las 8:00 horas sale de las cocheras situadas en el polígono Torrecuellar y se dirige a la parada de Plaza del Triunfo, a 5.600 metros.
–    A las 9:40 realiza el primer paseo, hasta este momento el caballo ha estado parado. La temperatura es de 24 grados. El paseo dura 41 minutos, el habitual, que pasa por Torre del Oro, Paseo Colón, San Telmo, Palos de la Frontera y Parque de María Luisa, volviendo por Palos de la Frontera, Puerta de Jerez y Plaza del Triunfo, con una distancia total de 4.200 metros.
    Al llegar a su parada en Plaza del Triunfo, realiza una pausa durante la cual le retira el pañal y recoge los excrementos. A las 11:45 la temperatura es ya de 38 grados y el caballo sigue parado desde las 10:21, parte de su cuerpo al sol.
–    A las 12 horas inicia el segundo paseo a turistas, mientras la ciudad sigue a 38 grados. Realiza la misma ruta, llegando al Parque de María Luisa a las 12:30. A las 13:00 horas llega a la Plaza del Triunfo, por lo cual el paseo ha durado una hora. En todo este tiempo, el caballo no ha bebido. A estas horas ya es fácil observar cómo hay caballos con la cabeza gacha, patas estiradas y aspecto cansado.
–    A las 13:30 el caballo sigue parado en el mismo sitio, en parte al sol, y sigue sin que le den agua. El cochero llena un cubo de agua y lo echa en el suelo para limpiar el orín del animal. Por fin, da de beber a su caballo el agua que le ha sobrado después de limpiar.
–    Durante 14:48 el cochero está comiendo sentado en el coche, y a las 15:30 deja el coche solo para marcharse a un bar cercano, volviendo a las 15:55 mientras su caballo ha pasado 20 minutos al sol. Esta acción la repite varias veces, dejando su caballo solo algunas veces entre las 14:00 y las 16:00. A las 16:11 le vuelve a dar una pizca de agua, y utiliza el resto para limpiar la orina. Después, vuelve a meter el coche a la sombra.
–    El tercer paseo llega a las 17:21, cuando ya se ha alcanzado la temperatura de 40 grados. Hasta el momento es preciso recordar que el caballo llevaba parado desde las 13 horas. El caballo vuelve a su parada tras este paseo a las 18:13. Para esta hora, lleva más de diez horas de trabajo seguidas. Y no sólo eso, sino que durante el paseo, en la Plaza de España y a pleno sol, para el coche y hace foto a los turistas montados.
    A las 20:04 inicia el cuarto paseo por el mismo recorrido. Vuelve a las 21 horas y nada más bajar los turistas se vuelve a las cocheras a donde llega a las 21:24.

La conclusión que nos queda de esta jornada de trabajo es que el caballo ha realizado 13 horas y media de trabajo con temperaturas de 40 grados y un asfalto a casi 60 grados. Este cochero solo le da un par de ocasiones un poco de agua para beber. Ha estado 8:37 horas parado y 2:34 horas paseando.

Lo que PACMA busca es demostrar la falta de control por parte del Ayuntamiento sevillano y la inexistencia de horarios de trabajo, dejando a la libre opinión de los cocheros su propia rutina laboral. También se ha constatado que no existen días de descanso estipulados, aunque hay días que el caballo no ha aparecido en las paradas del centro de Sevilla. Llegados a este punto es imposible constatar si el caballo está descansando o está trabajando en otra localización, aunque no es la intención de PACMA realizar juicios de valor, máxime cuando no es algo demostrable. Lo que sí es demostrable es que cada caballo trabaja una media de 6 días a la semana en las zonas analizadas, durante aproximadamente 13 horas diarias. Situación que sería mucho más fácil de controlar por parte de los poderes públicos si existiera una ordenanza a la altura de las circunstancias.

De la misma manera, hemos de puntualizar la diferencia del trato a los caballos entre cocheros, puesto que mientras el cochero elegido para el seguimiento apenas dio de beber a su caballo, pudo observarse cómo otros daban de beber a menudo a los suyos, e incluso lo limpiaban y refrescaban.

Caballo desfallecido SevillaEs preciso recordar que en estos meses de verano se han producido cuatro desvanecimientos de caballos documentados en prensa, sin que existan informes veterinarios sobre ellos. Por otra parte, todo sevillano conoce la dificultad del asfalto en la zona central e histórica, el cual produce que los caballos estén constantemente resbalando y poniendo de nuevo en riesgo su salud.

Estos animales, aunque puedan estar físicamente preparados, no deben realizar trabajos que los lleven a un agotamiento tan extremo. Por lo que puede afirmarse sin ninguna duda que la dejadez por parte del Ayuntamiento de Sevilla está repercutiendo en el bienestar de estos animales.

Rocío HachaRocio Hacha

Publicado en Tradiciones crueles | Etiquetado , , , , | 9 comentarios

“Se ha vuelto a demostrar que ICV no es un partido animalista”

parany-seo-birdlife-21

Entrevista a Daniel Dorado, director del Centro Legal para la Protección de los Animales, que ha formado parte de la acusación popular en el juicio contra Nuria Buenaventura. La exdiputada de Inicitiva per Catalunya-Els Verds (ICV) y actual secretaria de organización del partido, ha sido condenada por un delito de prevaricación administrativa, cometido cuando se encontraba al frente de la Consejería de Medioambiente de la Generalitat. ¿El motivo? Autorizar la caza ilegal de entre 60.000 y 100.000 aves mediante la cruel técnica del parany (pegamento).

Daniel Dorado habla sobre la importancia de esta condena, que rompe con la impunidad política en materia de maltrato animal y supone un paso adelante en la lucha por la consideración moral y legal de los animales en España.

 

Publicado en Historias, Legislación, Política | Etiquetado , , , , , , , , | 3 comentarios