Mi experiencia en Rainfer: Concienciar educando

El pasado 4 de abril se inició el traslado de Cecilia a un santuario de Brasil después que la justicia argentina concediera al primate el Habeas Corpus (sujeto de derecho). Cecilia vivía en un zoo de la Mendoza (Argentina)  sin ninguna de las condiciones que un animal de su especie debería tener.  Durante décadas “disfrutó” de un espacio mínimo en un maravilloso suelo de cemento.

Una jueza argentina reconoció que los grandes simios son seres sintientes. Sujetos de derechos no humanos.

Pero una jueza argentina reconoció que los grandes simios son seres sintientes, son sujetos de derechos  no humanos, por lo tanto tienen todo el derecho a nacer, vivir, crecer y morir en su propio medio. Cuántas Cecilias hay en el mundo…. preguntároslo, y pensad dónde pueden estar, quizás llegareis a la fácil conclusión de que a pocos kilómetros de vuestras casas hay alguna. Mientras esperamos que la sentencia de Cecilia se extienda por cada rincón del planeta y se reconozca que los simios son seres capaces de sentir, hay personas que trabajan para concienciar de esta realidad y educar en ello. Estas personas están muy cerca…

Cecilia

Rainfer es un centro de rescate y rehabilitación de primates procedentes tanto de incautaciones, tráfico ilegal, circos, zoológicos y abandono de particulares. Pero es mucho más….

En otro post os hablé de las personas transformadoras y en este caso Rainfer es una institución transformadora. Yo llegué a ellos gracias a la mía.

Tengo dos hijos de 10 y 7 años, como a todos los niños/as les gustan los animales, pero no les llevo a circos con animales ni ya a zoos (antes lo hice). A un niño no le puedes decir no a algo si no se lo explicas bien, y que mejor manera de hacerlo y de darles una alternativa que enseñarles animales desde otro punto de vista. Pues bien, con esa filosofía fuimos a visitar las instalaciones de Rainfer.

Rainfer ofrece visitas guiadas a todo el público durante los fines de semana a grupos reducidos con reserva previa, con el objeto de transmitir los problemas que sufren los primates y la importancia de su conservación. El precio es de 7 € por visitante y el dinero está íntegramente dedicado al cuidado de los animales. Primero dan una charla sobre lo que es Rainfer, lo que hacen y sobre los primates que vamos a ver. Impacta mucho saber que algunos de ellos vienen de zoos, sí de zoos. Mis hijos empezaron a comprender porque ya no vamos a los zoos, o de las condiciones en las que viven los animales de los circos, o cómo se consigue que actúen, o la verdadera razón de por qué “sonríe” un mono…  golpes de realidad que son contados de una manera magistral por los trabajadores y voluntarios.

Gombe Rainfer

Gombe

Es del todo incompresible que el dinero recaudado con las multas que tienen que pagar al Estado los propietarios de estos animales no vaya para el centro que los cuida.

Después comienza la visita al centro, te cuentan cómo han sido rescatados, cuáles han sido sus vidas antes de llegar allí; sorprende saber que muchos de ellos son procedentes de incautaciones en aduanas, a particulares, etcétera. Que esos monos son propiedad del Estado pero que este apenas le da recursos al centro para que sean cuidados en las condiciones que se debería; por eso la gran labor de los voluntarios, y de las personas que aportan dinero para que Rainfer pueda llevar a cabo su labor. Es del todo incompresible que el dinero recaudado con las multas que tienen que pagar al Estado los propietarios de estos animales, que en su gran mayoría han llegado de una manera ilegal, no vaya para el centro que los cuida,  tan solo con una parte de este dinero el centro no pasaría por los momentos críticos que pasa, sobre todo en invierno, con las elevadas cantidades que se necesitan para la calefacción de las instalaciones.

Todos sonreímos al pasar por el recinto de Manuela, es sin duda una estrella, o admiramos la belleza de Boris, o imitamos a los lémures en su adoración al sol, sonrisas mezcladas con la impotencia de saber que no puedes acercarte al grupo de Gombe pues se pone nervioso al ver a gente, debido a todos los traumas que acarrea.

De vuelta a casa hablas y hablas sobre lo que has visto. Ya eres otro, los niños son otros

Preguntas si pueden ser reintegrados a su hábitat y la respuesta es NO. Que rabia sientes al saber que esto es culpa de humanos sin ningún tipo de escrúpulos que usan a los animales como meros objetos para su particular lucro o disfrute. Pero al menos sabes que allí les tratan como lo que son, animales no humanos,  y no les humanizan, les dejan que exploren, jueguen y se relacionen con los de su especie. Os imagináis si nosotros nunca pudiéramos interaccionar con otro humano…

De vuelta a casa hablas y hablas sobre lo que has visto y ya eres otro, los niños son otros, y piensas que tienes que ayudar de alguna forma a estas magnificas personas que se dejan la vida por dar una vida más acorde a la que deberían tener estos animales.

Cuentas a tu entorno lo que has aprendido, explicas a tus amigos porque no deben seguir participando con una entrada al sufrimiento animal de los circos con animales, o que los zoos no son lo que parece, o que no sonrías al ver un anuncio con animales, o que no te hagas fotos con los animales que por unos euros te ofrecen.

Yo tengo una de esas fotos cuando era una niña. Claro mis padres no sabían qué hay detrás de esas fotos, por eso la importancia de concienciar, si no hay demanda no hay oferta.

Ahora mi foto es otra, con Lulú la mona que tenemos apadrinada.  Con que poco se puede hacer tanto, solo son dos tareas:

  • CONCIENCIAR
  • COLABORAR

Si quieres colaborar mira que fácil es:

Qué puedes hacer tú

Sonia VelazquezSonia Transformadora

Esta entrada fue publicada en Derechos, Educación en el Respeto y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mi experiencia en Rainfer: Concienciar educando

  1. RAMON CRESPO dijo:

    lOS ANIMALES MERECEN MAS RESPETO Y CONSIDERACION QUE MUCHOS HUMANOS MUCHISIMAS MAS QUE LOS POLITICOS E INFINITO MAS APRECIO Y VALOR QUE LOS POLITICOS ESPAÑOLES DEL PARTIDO POPULAR DE ESPAÑA UNA TROUPE DE MISERABLES, LADRONES, CORRUPTOS, DELINCUENTES INSACIABLES DESALMADOS SIN OTRA SEMEJANZA CON LOS SERES HUMANOS QUE SU ASPECTO FISICO.

  2. Raquel dijo:

    Una chica que conozco del parque donde paseamos a nuestros respectivos perros, colaboró con Rainfer durante unos años. Me contó la historia de los primates que allí había. Uno en especial, lo había tenido una familia rica que le daban Coca-Cola en los cumpleaños. Me contó historias que me inspiraron ternura y tristeza. Otros que estaban con deformidades, porque habían crecido en jaulas. El ser humano es capaz de lo peor y de lo mejor. No deberíamos hacerle a otros lo que no queremos para nosotros. Todos somos animales, pero de distinta especie. Y ser de distinta especie, no nos da derecho ni justifica la crueldad en otros. Excelente artículo. Muchas gracias.

  3. Angel Retana dijo:

    Hola

    Me parece una reflexión maravillosa, una forma de ver la vida de forma respetuosa que lamentablemente no es compartida por la mayoría de los seres humanos, quienes nos hemos erigido en especie dominante y única con derechos sobre este planeta.

    El resto de seres vivos? Están para servirnos, distraernos, divertirnos, decorar el salón… una lástima. Está claro que como especie somos un virus, una plaga (llevaba razón el señor Smith de Matrix), pero encontrar personas que se ocupen de estos seres peludos llenos de cariño, amor y otros instintos hacen que crea que todavía hay esperanza. Mientras tanto, seguimos arrasando las selvas para cultivar los cereales de nuestro desayuno y arrinconando a las últimas especies salvajes que quedan… si alguna de ellas es bonita o suavita tal vez la adoptemos y la sacaremos a pasear al parque.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *