#OrgulloPACMA, mucho más que un hashtag

orgullo PACMA

Estos días la sede del PSOE en Ferraz se ha convertido en un espectáculo, pero de los malos, de esos que dañan a la democracia. Los seguidores y afiliados de un partido histórico han visto cómo sus líderes se pegan entre ellos por una parcelita de poder que se ha ido reduciendo poco a poco en toda España. La conclusión ingenua de la cúpula directiva ha sido echar la culpa a un hombre, a Pedro Sánchez, de la debacle, pero realmente la razón del desastre es mucho más profunda. La culpa está en un partido que ha ido perdiendo el norte, escorándose hacia la derecha para intentar capturar algún votante desencantado del PP. Con esa deriva lo que realmente han logrado ha sido perder a muchos de sus seguidores de toda la vida. Les han desilusionado, les han fallado, y al igual que en una relación personal, esa decepción causada es muy difícil de recuperar.

Ser parte de PACMA es un motivo de orgullo. Pero de orgullo de verdad, del que te hace acostarte con la conciencia tranquila de que estás haciendo algo que puede transformar el mundo

Lo confieso: yo voté a ZP. Y lo hice porque en aquel año 2004 parecía la única opción saludable para dejar atrás el legado de José María Aznar. Así que deposité mi voto con gusto, pero con una cierta comezón que no fui capaz de identificar.

Llamadme torpe, pero no me di cuenta de lo que me pasaba hasta años después cuando descubrí que tras algunas decisiones innovadoras del presidente, el furor renovador se había esfumado y la política volvía por sus cauces habituales.

Mi ánimo (y yo creo que el de otros cuantos millones de españoles) se iba aplanando y volvía esa desazón según se acercaban las elecciones generales de 2008, porque sabía que volver a depositar una papeleta para el PSOE no iba a dejarme la conciencia tranquila.

Absorto en mis dudas existenciales, un buen día tuve la suerte de encontrarme con una morena y una rubia. Estaban las dos en Callao, con un pequeño stand, dando información de un partido que se presentaba por primera vez a las generales. Como es fácil imaginar se trataba del PACMA, todavía Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal, y la morena y la rubia, eternamente sonrientes, eran Laura Duarte y Silvia Barquero.

Puedo asegurar que aquel sencillo encuentro cambió mi vida, y desde ese momento Silvia y Laura se convirtieron en mis amigas, aunque ellas ni siquiera sabían que yo existía. Sólo era uno más de los que pasaban por la plaza madrileña y les sonreía mientras escuchaba sus propuestas.

orgullo PACMA

Al llegar a casa me metí en su sencilla página web y consulté su todavía más sencillo programa electoral, que si no recuerdo mal cabía en un único folio y se centraba en diez propuestas razonables. Ninguna de ellas chocaba con mi ideología, de hecho la refrendaba, así que por fin había encontrado una formación política con cuyo programa me podía identificar.

Les voté por primera vez aquel 2008 y desde entonces no he dejado de hacerlo porque en este tiempo, al contrario que el resto de partidos, PACMA no me ha decepcionado, más bien todo lo contrario.

Su programa se ha ampliado más allá de las 50 páginas y ahora se apoya en tres grandes áreas: el animalismo, el medio ambiente y los problemas sociales. En este tiempo se ha convertido en una fuerza social de cambio y aunque (todavía) no tiene representación institucional su mera presencia ya hace que los demás partidos incluyan a los animales en sus programas, aunque sea solamente por el qué dirán.

Desde su creación ha demostrado ser un partido limpio, sin corrupción (aunque algunos intenten ensuciarlo con noticias sin fundamento que resurgen una y otra vez como los extintos ojos del Guadiana) y cargado de entusiasmo, a pesar de lo difícil que es la lucha por los animales en este país.

orgullo pacma

Por eso, salir a la calle a repartir folletos de PACMA, participar en sus manifestaciones y asambleas, ser apoderado en las elecciones y ser su defensor a ultranza es un motivo de orgullo. Pero de orgullo de verdad, del que te hace acostarte con la conciencia tranquila de que estás haciendo algo que puede transformar el mundo, poco a poco, paso a paso.

Así que en las próximas citas electorales, haya una o mil en los próximos años, seguiré confiando en PACMA, seguiré dándoles mi voto y seguiré saliendo del colegio electoral con la cabeza bien alta por defender una causa justa y por dar mi voz a los que no la tienen.

Y seguiré llevando sus camisetas y poniéndome sus chapas y seguiré hablando con la rubia y la morena (que ahora sí saben quién soy) y me seguiré emocionando con las miles de historias de animales que sufren, pero también de los que dejan de hacerlo gracias a un trabajo bien hecho.

Ahora y para siempre #OrgulloPACMA

Jaime Fernández GarridoJaime Fernández

Esta entrada fue publicada en PACMA, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a #OrgulloPACMA, mucho más que un hashtag

  1. Nani dijo:

    Apoyo y segundo todo lo dicho por Jaime. #OrgulloPACMA.

  2. txemi dijo:

    YO nunca he votado a PACMA pero visto como va los derroteros y lo que hacen los demás partidos, mi próximo voto será para PACMA

  3. Edita Olaizola dijo:

    ¡Bien! Jaime, expresas magníficamente el sentimiento de muchísimos de tus colegas en este precioso proyecto. Lo lograremos, con personas como tú está garantizado. Gracias por ser como eres y por hacer lo que haces. De corazón.
    ¿Eres por casualidad @jaimefdzgarrido? Es para seguirte 🙂

  4. Belen Giménez Díaz-Oyuelos dijo:

    Precioso Jaime y, sobre todo, cierto. Yo también voté Psoe en su momento pero ya hace mucho que voto Pacma.
    Un abrazo

    • Jaime Fernández dijo:

      Muchos votamos al PSOE y supongo que otros votantes del PACMA también lo hicieron a otros partidos, pero despertar siempre es un gran paso, para la humanidad, para los animales y para nosotros mismos.

  5. Pilar dijo:

    Me ha dado un vuelco el corazón al leerte, Jaime. Es como si cada una de tus palabras hubiesen salido de mi boca, y de cada uno de nuestros compañeros, aunque en realidad salen del corazón, del mismo que nos une en esta inmensa y gran tarea que es hacer de este mundo un lugar mejor para todos, y eso será posible gracias a nuestro #orgullopacma.
    Enhorabuena, una vez más.

    • Jaime Fernández Garrido dijo:

      La mejor tarea a la que nos podemos dedicar sin duda es a cambiar este mundo, para mejorarlo. 😉

  6. Luz franco dijo:

    Me duele hasta el alma de ver y de leer todo el sufrimiento animal y humano pero sobretodo animal hace varios años que mis hijos y yo os votamos y seguiremos haciéndolo siempre os apoyaré y no sólo con palabras si no con actos os valoro muchísimo ánimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *