No nos representan

mordaza

Recientemente ha salido publicada una nueva normativa que impide a los antitaurinos poder manifestarse, poder ejercer el derecho a manifestarse en contra de una actividad que dista mucho de llamarse cultural.

Una medida que ha tomado el Gobierno por su propia mano con el único apoyo del sector taurino, sin tener en cuenta al resto de ciudadanos. No nos representan

Esta nueva medida de opresión, que obliga a situarse a más de un kilómetro de las plazas de toros, entró en vigor a partir del día 10 de abril y entronca con la llamada ley mordaza, con la cual se califica de actitud muy grave con penalización de más de 30.000 euros el reunirse o manifestarse en infraestructuras de servicios públicos, por lo que hay que entender que una plaza de toros es un sitio público.

Este hecho agrava un derecho fundamental recogido en la Constitución Española como es el derecho a manifestarse en reunión pacífica y sin armas recogido en el artículo 21. Lo curioso de esta instrucción general que ha distribuido la policía es que ha sido a instancia de una petición realizada por las asociaciones de profesionales, de aficionados y, lo que más sorprende de todo, del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, es decir, del propio gobierno español.

Cabe reseñar que el fin de esta instrucción se aprueba con el fin de evitar posibles altercados que puedan poner en riesgo la seguridad ciudadana, con lo que se traduce que en vista de este tipo de asociaciones y del propio gobierno, los manifestantes antitaurinos son principalmente sospechosos de generar altercados según el gobierno y las asociaciones taurinas.

Se pretende también controlar las convocatorias a manifestarse que se realizan a través de las redes sociales por considerarlas ilegales. Sorprendente es el hecho de que esta instrucción se apoya en una normativa que está vigente en Francia desde hace dos años, un país cuya tradición taurina es tan profunda como en España.

Manifestación

Es evidente que este tipo de actitudes no hace sino subrayar el temor y la incomodidad que la movilización ciudadana producen en ciertos sectores de la sociedad española, por lo que todo tipo de acciones que limiten y cohíban el  derecho de manifestarse y pronunciarse en contra de esta actividad mal llamada “cultural” es promovida por sectores afines a los empresarios taurinos.

La unión de criadores de toros de lidia, con el apoyo institucional del gobierno español, no lo olvidemos, promueve una instrucción para tratar de intimidar el derecho a expresar el rechazo a una actividad que está cada vez más expuesta a la duda por la sociedad española.

No se puede negar que además de atentar contra los derechos constitucionales de libre expresión y reunión, también lo hace contra el derecho al libre pensamiento, ya que al promover este tipo de instrucciones se pretende limitar, no sólo físicamente, sino intelectualmente, expresar libremente la opinión de una población cada vez más en contra de la tauromaquia. Cabe esperar un cambio en este tipo de actitudes, sólo posible bajo un prisma político nuevo ya que bajo este gobierno todo tipo de actitudes que vayan de la mano de la libre expresión van a estar limitadas y coaccionadas para enaltecer su rancia visión de la sociedad española. No nos representan.

Olga GarcíaOlga García

Esta entrada fue publicada en Legislación, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No nos representan

  1. Africa Sanchez dijo:

    Buenos dias!! El próximo 24 de Mayo os podremos votar en Ceuta?? Es decir, habrá papeletas de votos de PACMA en Ceuta??
    Enhorabuena por vuestra labor,ya era hora de que alguien pensará en los derechos de los animales. Un saludo

    • pacma dijo:

      Buenos días África.
      Tristemente, no hemos podido presentar candidatura en Ceuta.
      Te agradecemos mucho tu apoyo.
      Un cordial saludo.

  2. Francisco González Benito dijo:

    Está claro que no nos representan, pues si fueran nuestros representantes, podríamos convalidar o no las decisiones importantes que adopten; o mandarlos a su casa en cualquier momento de la Legislatura.

    Pero el caso es que estamos en Campaña electoral, y por 1ª vez se vislumbra una pequeña oportunidad de quitarnos de encima a la fascistada posfranquista que salió de la “Transición” y que se hizo un régimen electoral a su medida: PPSOE y los Coros y Danzas del Totalitarismo nacionalista en la periferia del Estado, con sus sistemas de Apartheid basados en lengua.

    La irrupción de nuevos Partidos de recambio para los más tradicionales, divide el espacio electoral convencional y conservador, en el que se mueve la mayoría del electorado español; gracias a la aparición de opciones en su zona central (Ciudadanos) o en el lado “Izquierdo” (Podemos y sus cuentos para niños basados en la Doctrina Social de la Iglesia).

    Sin embargo, también hay vida fuera de ese espacio político arcaico, atrasado, podrido e inmovilista, que deja de lado a la Naturaleza y a los seres vivos sintientes que somos parte de ella. Toda esa “buena gente moderada” no quiere tocar la estructura de fondo
    enferma, corrupta, hipócrita y violenta de la sociedad actual; y no quiere saber nada del Holocausto de esclavitud, tortura y asesinato en masa de los animales no humanos, con el cómodo pretexto de que son diferentes de nosotros, como antes ya se dijo de mujeres y negros; y ello aunque la Ciencia nos haya descubierto que hay poca diferencia entre el mapa genético de un ser un humano y el de una mosca de la fruta.

    Desde luego que todos los animales somos diferentes. Pero lo que está por demostrar es si las diferencias que puedan existir entre todos nosotros, sirven como justificación para discriminar, explotar, maltratar, torturar o asesinar. Políticamente hoy ya se acepta en España que las diferencias de sexo y de raza ya no valen como pretexto para hacer aquellas cosas; y ahora nos corresponde probar que tampoco sirven las diferencias de especie; y proteger legalmente a millones de víctimas, que ni siquiera son reconocidas oficialmente como tales.

    Francisco González Benito.
    Candidato al Parlamento Autonómico Balear por PACMA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *