El placer de la muerte

horrible-taxidermia-32[1]Si existe una profesión “exenta” de crueldad y que representa la “cosificación” de los animales en su máxima expresión es la taxidermia. Decimos que es una actividad carente de crueldad pues la víctima, el animal no humano, llega muerto a las manos del siniestro profesional. Es un cadáver que estos artistas de lo necrótico convierten en un objeto de decoración. Es la culminación del desprecio por la vida: un animal con toda una existencia por delante es convertido en un objeto inanimado para satisfacción de la persona, en la mayoría de los casos, responsable de la muerte.

Esta actividad se haya íntimamente relacionada con la caza. Pero no son pocos los habituales a estos profesionales de la muerte. Incluidas las personas que, echando de menos a su compañero animal, los disecan cuando mueren y exhiben en una fría quietud intemporal. Un acto tenebroso la de ubicar a tu mejor amigo no humano, ahora muerto, cerca, donde contemplarlo. Ya no habrá más caricias, calor, juegos… vida, algo realmente patético.

Siempre me he preguntado cual puede ser el proceso mental de una persona que disfruta de un cadáver, entero o pedazo, colgado en la pared de su casa

Otros que gustan de estos profesionales son los taurinos. Por ejemplo, la cabeza de algunos toros aniquilados en Tordesillas a raíz del festejo del Toro de la Vega “decoran” las paredes de bares, restaurantes o la casa del matarife de turno. Es el caso de Oscar Rodríguez, ejecutor de Vulcano durante el Torneo de 2013, que ahora tiene la cabeza del enorme animal a disposición de sus amigos. Es habitual, también, encontrar en tiendas taurinas a toros disecados. Sólo comercios muy concretos llaman la atención de su público con animales (enteros o trozos) muertos, poniendo en evidencia el nivel empático, sensibilidad hacia el dolor ajeno y afición del público atraído.

Siempre me he preguntado cual puede ser el proceso mental de una persona que dhorrible-taxidermia-13[1]isfruta de un cadáver, entero o pedazo, colgado en la pared de su casa. Contemplar lo que fuera un ser vivo, ahora muerto, que ha perdido su esencia vital, por definición no puede ser bello. ¿Acaso las personas que encuentran atractivo al ser muerto poseen otra forma de procesar la relación entre la vida y la muerte? ¿Tal vez como los toreros que sienten, dicen, una siniestra atracción por la muerte – y aunque no lo dicen, es obvio que también la tortura-? ¿Qué oscuros sentimientos habitan detrás del interés por ostentar objetos muertos?

Desde luego, son cuestiones inquietantes sobre la naturaleza humana.

aaaJuan R. Arriaz.

Esta entrada fue publicada en Especismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El placer de la muerte

  1. JUAN MONTORO dijo:

    Aunque en este mundo puede existir que haya personas que amen como yo los animales,no mas,pero tambien es verdad que existen otros seres humanos que
    cuando fallecen esos animales que durante el curso de muchos años han formado
    parte de tu vida y un dia fallece optas por embalsamarlo y volver a tenerlo cerca
    de ti aunque sea de forma testimonial,bien es verdad que no es normal embalsamar
    un toro o un caballo,hablamos siempre de muertes naturales,porque si nos trasladamo
    a la muerte de un toro de lidia para mi almenos es un autentico atropello.
    En fin otro dia con mas tiempo podremos escribir unas lineas dedicadas a las granjas
    de animales y que son la que de alguna forma sustentan nuestra alimentacion.

  2. Solamente, Dios puede curar las heridas destas almas obscuras, e la vida, tratar de conte-las.

  3. Ramon Garoz dijo:

    Estimado señor D. Juan me llamo Ramon Garoz tercera generación de Taxidermistas , llevamos desde 1947 trabajando este oficio , somos escultores animalista amamos los animales , la naturaleza y la caza , creo que estoy hablando con un señor muy sensible y amante de los animales pero poco respetuoso con los seres vivos llamandonos a los taxidermiastas” siniestros profesionales” de esta profesión de las mas antiguas que existen desde los primeros humanos , pasando por los egipcios y terminando por el señor Darwin , que gracias a el y a los museos de ciencias podemos conocer mas a los humanos y a los animales , vivimos mucha gente en todo el mundo de la caza ,naturaleza del campo y de su conservación por eso muchos somos respetuosos con lo que hacemos ,trabajando para museos privados y públicos , como veo que usted usa la demagogia con las fotos que ha puesto en su bloc y no ha usado fotos del museo de historia natural de nueva york uno de los museos mas visitados de estados unidos .
    Por eso le pido que sea respetuoso con un oficio que muchos vivimos de ello trabajamos conjuntamente con científicos y gracias a nuestra profesión se están estudiando la vida natural que usted y todos nos estamos aprovechando, veo que usted ama y defiende a los animales y nosotros no nos metemos ni le insultamos a usted , puede hacer lo que quiera , nosotros naturalizamos animales , cazamos , toreamos y cuidamos de los animales en un marco legal cuando no lo sea no lo aremos .
    y le recuerdo que en todas las civilizaciones del mundo ha existido la caza , tendrán que pensarlo sus detractores.
    con un cordial y respetuoso saludo
    Ramon Garoz

    • Marga Morales dijo:

      Perdone D. Ramón…Como puede usted incluir en la misma frase las palabras “cazar”y “torear” con “cuidamos a los animales”…??
      Mire usted, con todos mis respetos. lo último que yo haría en mi vida es pedirle a usted que “me cuidase”, por que perece que ese verbo en su vocabulario no tiene para nada el mismo significado que en el mío, desde luego.
      Luego dice usted que matan a los animales dentro del marco de la ley…entonces en el supuesto de que esas mismas leyes no le prohibieran matar, por ejemplo a un niño indefenso…lo haría…??
      No se trata, a mi entender, de si la ley permite o no asesinar, se trata de si uno mismo es capaz de matar a un animal indefenso por el hecho vanidoso de colgarlo momificado en la pared del salón. Que cosa mas horrible y que mal gusto…Prefiero en mis paredes un buen cuadro lleno de color que me alegre el espíritu. Un cadáver solo puede generar rechazo y repugnancia a la gente sensible y a los verdaderos amantes de la naturaleza y de los animales.
      También nos recuerda usted que la caza ha existido siempre…también existió la esclavitud, la inquisición, el derecho de pernada y etc…costumbres que hoy en pleno siglo XXI han ido pasando a la historia como aberraciones que se cometían en tiempos en que la gente era totalmente inculta y que gracias al progreso y la evolución del hombre han sido desterradas. Pero parece ser que no todos hemos evolucionado al mismo ritmo…tendremos paciencia y esperaremos que los mas lentos lo consigan cuanto antes, por el bien de esos pobres animales indefensos a los que usted “cuida” con tanto esmero.

      Marga Morales

    • Juan R. Arriaz dijo:

      Estimado Ramón:

      Usted afirma que disecar animales muertos, la caza, la tauromaquia y demás prácticas deleznables son ancestrales y que, por tanto, están justificadas. Le recuerdo que la esclavitud, el sexismo o la discriminación racial también lo son y desde luego, no están justificadas.

      También afirma que mientras sea legal, seguirán practicándolo, como también fue legal la segregación racial en la Alemania Nazi. Imagino que conocerá el caso del “Bosquimano de Bañolas”, confío en que no le gustaría que también fuera una actividad legal.

      Arguye el tema económico. Pero la trata de blancas o la prostitución infantil también mueve muy mucho dinero y no me parece causa justa.

      Por estas excusas banales que propone y muchos otros motivos que usted no entendería – pues Usted justifica la muerte y la tortura y tales motivos están en el polo opuesto – me reafirmo en mi convicción y me opongo a sus actos; seguiremos trabajando por una sociedad donde prime la Justicia, la vida y la empatía.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *