11M en el recuerdo

11MHace hoy doce años, los españoles sufrimos una sacudida. Hace doce años, 192 personas fueron asesinadas en el mayor atentado terrorista que sufrimos. Ese día pude ayudar, en primera fila, tratando de mitigar tanto dolor.

Nunca olvidaré el móvil que no dejaba de sonar dentro de una de las bolsas negras con los restos de una víctima

Eran las 8:00 de la mañana del 11 de marzo de 2004 cuando la radio empezó a dar las primeras noticias. Todos en el bus fuimos conscientes de la gravedad de lo que estaba ocurriendo. No dudé en ponerme en contacto con el centro de coordinación de Cruz Roja, donde era voluntario en sus ambulancias los fines de semana. Me mandaron a la base de Casa de Campo, desde donde salimos las dotaciones hacia Atocha.

Corrimos de un lado a otro en la ambulancia, tratando de paliar el sufrimiento de las víctimas, directas en indirectas. Primero en Atocha esperando a que los Tedax fueran despejando zonas, de allí al Tanatorio, luego a la calle Téllez, donde en los hospitales de campaña se trataba de hacer lo imposible. De allí a la gran morgue que se instaló en el IFEMA.

Por las calles aledañas a Tellez encontrábamos gente deambulando sin rumbo, pasajeros del tren que no habían sufrido heridas físicas. Con la mirada perdida, sin saber si volver a casa, quedarse por la zona o qué hacer, muchos de ellos se echaban a llorar cuando les preguntabas si necesitaban ayuda, y en esos casos, los abrazos fueron la mejor medicinabolsas negras 11M.

Nunca olvidaré el móvil que no dejaba de sonar dentro de una de las bolsas negras con los restos de una víctima. Ni la gran mancha de sangre que dejó en la camilla de la ambulancia, a pesar de que las bolsas están preparadas para evitar fugas. No hubo forma de parar la sangría que los asesinos provocaron en España ese fatídico día.

Hoy mi pensamiento está con todos aquellos ciudadanos de a pie, víctimas inocentes del terrorismo fanático y de los estúpidos gobernantes que nos llevaron a la guerra. Todos perdimos algo ese 11 de marzo de 2004 y todos aprendimos que, suyas son las guerras, nuestros son los muertos.

Luis Víctor Moreno BarbieriLuvi Moreno Barbieri

Vicepresidente del Partido Animalista -PACMA

 

Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *