La vergüenza que ocultan

Siempre me ha llamado la atención que se puedan cometer tremendas aberraciones con la, como poco, permisividad de otros muchos seres humanos, a veces, cientos, miles e incluso millones de personas mirando para otro lado sin conmoverse ni inmutarse y actuando como si no les funcionara ese sentimiento reflejo, que se entiende propio de animales racionales, que es la empatía, es decir, la capacidad de sentir identificación de un sujeto con los sentimientos de otro. Ese comportamiento, desgraciadamente reiterado a lo largo del tiempo, es lo que ha posibilitado que tremendos sucesos y horrendas respuestas jalonen la Historia de la humanidad para vergüenza de nuestra especie.

¿De verdad existen seres que disfrutan con ello?… ¿De verdad llevan a sus hijos a que lo contemplen y aprendan?… ¿De verdad puede haber quien contemple tanto dolor, tanto sufrimiento y tanta tristeza y les produzca placer?…

Por lo tanto, ¿cómo podríamos asombrarnos de ciertos salvajes, cruentos y, como poco, vergonzosos comportamientos con seres de otra especie? Y no es que no salte ese resorte sentimental denominado “empatía” y no sientan la crueldad de sus actos, porque si así fuera no tendrían tanto empeño en no dejar constancia gráfica de cómo actúan. Antes al contrario, puesto que disfrutan cometiéndolos, pareciéndoles el súmmum de la diversión como para defenderlo con tal vehemencia que justifican el uso de la violencia contra quienes defiendan lo contrario, humanos se entiende, no tendrían que tener objeción alguna en que pudiera ser captado y compartido si verdaderamente consideraran que es un acto inofensivo e intrascendental.

Por todo ello, desgraciadamente y para vergüenza de mi especie, no me extraña que haya seres humanos que cometan actos que conlleven imágenes como las que los responsables se empeñan tanto en ocultar y que, sin embargo son tan ciertas como representativas de las barbaries que cometen: sangre, trozos de piel desgarrada, ojos que imploran, angustiosos intentos por seguir respirando, sangre, jadeos, intentos de huir, continuar viviendo, desesperación, sangre, quejidos, alejarse, correr, sofoco, sangre, ahogo, lamentos, sucumbir, ¿qué pensarán en estos momentos?… para esto no les ha preparado la naturaleza… sí saben morir, saben aceptarlo con resignación y buscar cobijo como único y solitario consuelo… pero nada les preparó ni les enseñó a prever nada de esto… levantar la mirada y contemplar, animales racionales juntos jaleando su derrota, con la mirada inyectada en triunfo, inyectada en sangre, inyectada en muerte… y ya está… se han divertido… has muerto.

¿De verdad existen seres que disfrutan con ello?… ¿De verdad llevan a sus hijos a que lo contemplen y aprendan?… ¿De verdad puede haber quien contemple tanto dolor, tanto sufrimiento y tanta tristeza y les produzca placer?… ¿De verdad son seres humanos los que hay detrás de las lanzas y espadas que causan esa barbarie?… ¿De verdad son seres humanos quienes gritan “espera a que junte las manos, que así habrá más hueco entre las paletillas y le entrará más adentro la espada”, “ya saca la lengua y escupe sangre, ya está acabado”, “ya busca el refugio de las tablas, ahora sólo que clave las rodillas para clavarle mejor la puntilla”?… ¿Qué valores podemos otorgar a quienes son capaces permitirlo e, incluso, disfrutarlo?

Si todo esto es verdad, si todo esto es posible, a mí que me borren de una especie que utiliza el término “humano” como adjetivo para definir un ser comprensivo y sensible a los infortunios ajenos y sin embargo luego es capaz de producir tanto sufrimiento.

Ana Beatriz RubioAna Beatriz Rubio

Esta entrada fue publicada en Tauromaquia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La vergüenza que ocultan

  1. Mar Wilde dijo:

    No puedo estar más de acuerdo. No me cabe en la cabeza que alguien pueda disfrutar con el sufrimiento ajeno, es de sádicos! No es ni cultura, ni espectáculo, ni tradición, es una enfermedad y una aberración que hay que erradicar.

  2. Mª ISABEL GARCIA RUBIO dijo:

    No puedo ni quiero entender que alguien disfrute viendo o haciendo sufrir, disfrutando de su agonía y dolor! Promoviendo la tortura y el asesinato de estos Hermosos Animales como cultura, defendiéndolo porque es una tradición!
    Es una aberración que tiene que erradicar. Una violación a los derechos de los Animales. Sois una pandilla de psicópatas enfermos! ABOLICIÓN

  3. Es aberrante y nauseabundo comprobar como España se niega a evolucionar, permitiendo, aplaudiendo y promocionando el cruel y sádico asesinato de animales bajo el absurdo lema de Arte y Cultura y a manos de pueblos de sicópatas, borrachos, salvajes e ignorantes “enfermos” de sangre y muerte. Asesinos como toreros, galgueros, cazadores en general, torturadores por diversion de todo tipo de animales y aves, etc. Si hay que mantener la tradicion como pretenden justificar, debieramos recuperar “el garrote vil”, “la guillotina”, “la muerte en la hoguera”, “el verdugo” en la plaza central…
    seria lo justo para terminar con la idiotez y esquizofrenia de este oscuro pais.

  4. Silvia de Luna dijo:

    Es tiempo de levantarnos, el mundo nos llama para erradicar este chaos…
    Seamos soldados de luz y de amor, cambiemos estrategia, todo ser que sufre nos llama, somos valientes y en marcha, cortemos a la raíz las posibilidades de seguir con esto y gracias a Pacma ! ! !

  5. Pues parece que si . Cuando los partidarios taurinos intentan argumentar el “arte” que hay en esto, yo me pierdo … ¿ Qué parte de nuestro cerebro es tan distinta para no pensar en el ” horror, pánico y dolor” que sienten los toros? Y por supuesto lo hago extensible a todos los animales en general que son torturados y lo peor es que muchos son en nombre de la ” tradición y la historia”. A mi , personalmente, me avergüenza como ser humano y como español

  6. Paula dijo:

    No pude seguir leyendo, porque vi las imágenes y me puse muy triste. De verdad el ser humano necesita recapacitar sobre sus actos salvajes y horrorosos. Es increible que existan tantas discusiones sobre el dinero, festividades, plazos, y demás cosas, pero no existan debates abiertos (en el sector político) para terminar con la matanza indiscriminada de animales y con la excusa idiota de estar practicando un deporte. No es un deporte matar seres vivos, es ser asesino y tratar de justificarlo.
    BASTA DE MALTRATO ANIMAL!!

  7. josue jimenez dijo:

    porfavor hasta cuando tanta ignorancia de sentirse libres pensando k este acto delictivo se puede apreciar ante los ojos de los humanos como un deporte .. por DIOS no se necesita ser inteligente para darse cuenta de esta barbarie en la cual estamos penetrados de una manera tan injusta en mi opinion creo que debemos unirnos no solo un pais sino toda una generacion descriptiva en la cual difundamos este Asesinato injusto para mi el ser humano ha perdido toda clase de sentimiento hacia uno mismo “primero , y k podemos esperar hacia tantos animales indefensos .. difundamos y rechacemos toda clase de crueldad … se que estos animales necesitan de nosotros k podemos ser su vozzz !! Lima _peru 🙁

  8. MJ SUÁREZ dijo:

    Gracias a PACMA por ser el apoyo de todos aquellos que queremos, que necesitamos hacer algo ante todas las aberraciones que se cometen contra los animales.

  9. HECTOR RODRIGUEZ dijo:

    QUE SE PUDE HACER ..?? COMO IMPEDIR QUE ESTA LACRA DE GENTE SIGA HACIENDO ESTAS COSAS …HAY QUE UNIRSE CONTRA TANTA CRUELDAD..

  10. tarzan dijo:

    Cuanta criminalidad legalizada en este pais bananero de ladrones y sadicos.

  11. Erika mendoza dijo:

    Me asco esta gente ESTUPIDA Q ASESINA Y ABUSA DE LOS ANIMALITOS X ESO NO DEBEMOS D SEGUIR PERMITIENDO ESTO SIGAMOS DENUNCIANDO Y DEFENDIENDO A ESTOS AANIMALITOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *