La unión hace la fuerza

asamblea pacma

Asistentes a la Asamblea nacional del Partido Animalista -PACMA-

Hace unos meses me dirigía emocionado e ilusionado dirección Zaragoza para la Asamblea anual del Pacma – Partido Animalista. El año anterior no había podido asistir por problemas personales y tenía muchas ganas de encontrarme con mis compañeros de otras ciudades, con los que comparto tantos ideales y sueños.

El viaje fue horrible, el peor temporal del invierno coincidió justo en ese fin de semana, lluvia y nieve desde Albacete hasta Zaragoza, una locura de camino, pero merecía la pena.

Al llegar a la puerta del centro cultural donde se desarrollaría la Asamblea encontré a los primeros compañeros del Pacma que acababan de llegar y empezamos a subir todo lo necesario para la celebración de la reunión; ya quedaba menos para pasar una jornada intensa en defensa de los animales.

Solo nosotros, podemos cambiar las cosas, porque nadie más se preocupa por ellos, nadie luchará como nosotros luchamos

Vi pasar las horas sin que me resultaran cansadas, se hablo de todo lo que se tiene que hablar en este tipo de reuniones y por supuesto hubo momento para las preguntas, las observaciones, las quejas, los desacuerdos… normal cuando se reúnen tantas personas. Pero yo estaba contento, contento de verme rodeado de gente que considero parte de mi circulo, gente que comparten mi forma de pensar, mi forma de vivir, de alimentarme, al fin y al cabo las personas que más pueden comprenderme.

Para no variar, no pude quedarme callado y fui uno de los que más hablo (no es raro en mi) pero de todo lo que dije me quedo con una idea que expuse para trabajar contra el gran problema: LOS ANIMALISTAS NO ESTAMOS UNIDOS.

La idea era sencilla, realizar un foro abierto entre los distintos grupos y organizaciones animalistas de España para tener un encuentro y discutir los problemas más graves a los que nos enfrentamos como defensores de los animales e intentar luchar con unos mismos objetivos. No tendrían por qué ser todas, pero si las mas representativas de nuestro país.  Por las experiencias de las personas que allí estábamos, quedó patente que es una gran idea pero muy difícil de conseguir puesto que dentro de nuestra unión esta nuestra desunión.

uniónPor eso escribo estas palabras, por eso siento a veces que no conseguimos todas las cosas que podríamos llegar a conseguir, por eso siempre sueño con que algún día los millones de animalistas que hay en nuestro país lucharan juntos por las causas que defendemos. Se que en algunos aspectos no podremos estar nunca de acuerdo, sé que no todos entendemos la defensa animal de la misma manera, se que no todos somos capaces de tragarnos nuestro orgullo personal. Es triste que personas que compartimos muchos intereses y muchas ideas no seamos capaces de realizar grandes acciones conjuntas que provoquen la presión necesaria a los grupos políticos que son los responsables finales del grave problema de maltrato animal en nuestro país.

Sé que mis palabras pueden caer en saco roto. Se que lo que digo otros muchos ya lo han dicho. Se que lo que pido es difícil de conseguir. Vivimos en un país y en una sociedad que no llega a tener la empatía necesaria con el sufrimiento de los animales y nosotros, solo nosotros, podemos defenderlos, y nosotros, solo nosotros, podemos cambiar las cosas, porque nadie más se preocupa por ellos, nadie luchará como nosotros luchamos. Por eso os pido UNION ANIMALISTA.

 

Javier Navarro AlbalJavier Navarro

Fundador de Alma Animal y Coordinador del Partido Animalista en Albacete

Esta entrada fue publicada en PACMA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La unión hace la fuerza

  1. Ana Navarro dijo:

    Hola Luis, tengo ya más de medio siglo a mis espaldas aunque me siento fuerte para seguir luchando, pero (siempre hay un pero), cuando acudo a concentraciones o manifestaciones animalistas, me encuentro un tanto extraña. Tanto si son convocadas por Pacma, por Animanaturalis o por cualquier otra organización, compruebo la poca capacidad de convocatoria o la poca necesidad de manifestar lo que se siente. En muchas ocasiones pienso, vale, más vale que me quede en casa y cuide de los míos (animales y humanos). Verás, tal vez estoy defraudada, sobre todo por las personas. Saludos

    • Efectivamente Ana, ese es el verdadero problema… Los que salimos a la calle, los que apoyamos manifestaciones, actos de repulsa, etc. Nos cansamos de ver la falta de compromiso de los muchos Animalistas que por lo menos así se declaran en redes sociales, grupos de amigos, familias, etc. Además depende de la bandera con la que defiendas la causa, tendrás más o menos adeptos, por eso yo no hablo de banderas, hablo de objetivos comunes dejando a un lado los ideales personales y el orgullo, aquí prima la defensa de los animales, porque por ellos sacrificamos, tiempo, dinero, salud, amigos e incluso familia. Es triste encontrarte la falta de unión entre nosotros, pero confió en que esto puede cambiar y hacernos más fuertes y grandes, y hacerlo juntos.

  2. Chema Lera dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Deberíamos intentar buscar más uniónes con otros colectivos animalistas.
    Si sale mal estaremos como estamos ahora, pero y si sale bien. Y si somos capaces de unirnos aunque sea para temas puntuales (circos, toros, sacrificio cero..) y crear grandes campañas.
    Creo que merece la pena intentarlo.

  3. Arriaz dijo:

    Divide et Impera. Lamentablemente, muchos lo prefieren por cuestiones personales.

  4. Francisco González Benito dijo:

    Es cierto que con la unión se hace fuerza, por eso quiero proponer que todas las organizaciones animalistas lancemos a la vez una campaña de boicot general a todos los productos de origen animal y a la que se pueda ir sumando toda la población.

    Pienso que tal cosa sería un cambio estratégico interesante, pues el movimiento animalista pasaría de lo reactivo (reaccionar frente a casos concretos de maltrato animal que son especialmente llamativos para la opinión pública, pero que no dejan de ser la punta del iceberg), a tomar la iniciativa y ponerse al frente de la Sociedad, abordando la raíz del problema y liderando una transformación profunda .

    Los objetivos del boicot serían los siguientes:

    1) Dar un golpe severo a toda la industria de la explotación animal.

    2) Atacar directamente al especismo y a la violencia injusta contra los animales no humanos.

    3) Liberar de la tortura y del exterminio a un número importante de seres sintientes que si no se para la demanda de sus restos orgánicos, estarán condenados a esperar su turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *