La historia de Lilica

Ella viaja kilómetros cada noche para recoger la comida especialmente preparada para ella y los demás animales de su familia: otro perro, un gato, gallinas y una mula, por lo que a veces no tienen que comer.

Lilica vive en un deposito de chatarra en Sao Carlos Brasil, fue abandonada y Neile fue quien la encontró y se la llevo a vivir con ella, pero empezaron los tiempos difíciles y eran muchos en casa y la comida no alcanzaba. Lilica decidió ir a buscar ayuda.

Cada noche anda varios kilómetros a lo largo de una carretera oscura, come algo y luego lleva el resto de la bolsa con comida a los demás animales

Cada noche tiene una rutina, viaja varios kilómetros a lo largo de una carretera oscura para reunirse con Lucía, quien se hace cargo de perros y gatos callejeros desde hace 30 años.

Lucía ha desarrollado una rutina especial con la perrita: se encuentran a las 9:30h de la noche, Lilica come algo de comida y luego lleva el resto de la bolsa con comida al deposito para alimentar a los demás animales.

Lucia dijo: “Me di cuenta que ella comía y se luego se quedaba mirando la bolsa. Un día cogió la bolsa intentando llevar el resto de la comida y termino por caerse toda, ya que no estaba atada. Un vecino dijo a Lucia que tal vez Lilica quería llevarse el resto consigo. Desde ese momento Lucia ata la bolsa para que Lilica emprenda el camino de vuelta a casa, así un día la siguió para ver a donde la llevaba. El panorama que vio la dejo sin palabras… suavemente coge la bolsa y viaja de regreso a casa para ofrecer la cena, muy apreciada, a su familia.

Neile: “Lilica ha estado haciendo la entrega de comidas todas las noches durante tres años, es una perra especial. Algunas personas se esconden y no quieren compartir lo que ellos tienen con los demás. Ella no, ella comparte.

Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La historia de Lilica

  1. Filo dijo:

    Muchos deberíamos aprender de Lilica. Precioso video.

  2. Javier dijo:

    Increíble lo de este animal . Los animales tiene más conocimiento que las personas ace años a mi padre le sudedio algo muy estraño con otra perra se llamaba Julia mi padre la tenia en la finca mi padre era pastor o ganadero como se dice aora. una noche se presentó en casa alas cuatro de la madrugada ladraba mucho y araniava la puerta mi padre se levantó y la dejo entrar en casa pero la perra no dejaba de moverse y ladrar y la tubo que atar en el patio luego alas seis de la madrugada mi padre la Soltó la monto en el coche y se fueron a la finca el animal seguía nervioso. Cual fuel la sorpresa de mi padre cuando se dio cuenta que le avía robado 90 corderos y 20 borregas . El animal le avía ido avisar anduvo 11 k ente monté y caminos y nunca avía estado en casa. Por eso dice mi padre que los animales tienen más conocimiento que los humanos

  3. chema dijo:

    Qué gran lección otra vez. Cuándo querrá aprender el ser humano ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *