El gran Toto nos ha dejado

Toto

Toto era un chimpancé de 57 años que residía junto con otro gran grupo de congéneres en la Fundación Mona, organización dedicada al rescate y cuidado de chimpancés que han padedido el cautiverio y maltrato, por ser utilizados en circos, zoos, anuncios, shows televisivos y otras atracciones.

El 8 de marzo nos ha dejado uno de los chimpancés más ancianos, no solo de Europa sino del mundo. Ha tenido una larga vida, no siempre plena. Fue raptado, alejándole para siempre de su hogar y familia, utilizado como mascota, abandonado, y finalmente expuesto en un zoo donde vivió demasiados años solo. En abril del 2003, entre mucha expectación, llegó a la Fundación Mona proveniente de las instalaciones del zoo y pasó a vivir con Romie, Bongo y Waty. Y con los años se convirtió en el líder de un grupo que iba creciendo, con las incorporaciones de Nico, Sara, Juanito, Víctor, Tico y África.  Ahora también se iban a incorporar al grupo Tom, Coco y Bea. ¡Qué lástima que no haya podido verlo y vivirlo!

Estamos contentos por haberle ofrecido diez años de buena vida, en compañía de sus congéneres

Desde la Fundación Mona nos cuentan que el día anterior a su muerte no quiso salir ni comer mucho, y se pasó todo el día con su querida Waty, que prefirió quedarse haciéndole compañía: “Nos consuela saber que murió plácidamente, mientras dormía. Cuando llegamos por la mañana estaba arriba en su plataforma, como si todavía estuviese descansando”.

No ha sido una noticia inesperada. Ya hace un tiempo que su cuerpo iba avisando. Un cuerpo de 57 años que iba perdiendo fuerzas poco a poco. Sea como sea, estamos contentos por Toto, porque se ha ido con la tranquilidad que merecía y la dignidad que le caracterizaba. Estamos contentos por haberle ofrecido diez años de buena vida, en compañía de sus congéneres. Y estamos contentos porque miramos atrás y solo podemos agradecerle su papel de líder, compañero y modelo a seguir por los más pequeños.

Gracias a sus padrinos y a todos los colaboradores por ayudarnos a garantizarle una vida digna, diez años rodeados de amor y respeto.

Toto, siempre estarás en nuestros corazones. Ahora ya puedes descansar en paz.

Os invitamos a conocer la historia de Toto, y la de los demás compañeros a través de este link: http://www.fundaciomona.org/es/LosMonosdeMona/chimpances.html

Fundación Monafundacion mona

Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El gran Toto nos ha dejado

  1. Quimet dijo:

    Pobrete..descanse en paz.

  2. Ruben dijo:

    NO os paseéis por los circos ni los zoos ,donde la mayoria de estos seres no viven en sus mejores condiciones,mas bien en pesimas.Todo el tema de circos y zoos y de mas debería de estar muchísimo mas vigilado por los órganos correspondientes

  3. MARIA TERESA dijo:

    mis sientimientos a alguien que murió dignamente. pobrecitos de aquellos que sufrem en laboratorios por pura maldad o maldita arrogancia de personas que se dicen cientistas mas deverian estar en el lugar desos animalitos. descance en paz TOTO.!!!!!

  4. Olga eyre dijo:

    Felicidades por esa gran labor que hacéis con estos pobrecitos después de tanto sufrimiento,descansa en paz toto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *