Motivos para no apoyar a otros partidos

pacma-pancarta

En un artículo anterior, expuse diferentes motivos para votar al Partido Animalista. Como anuncié, se publicaría un segundo artículo en el cual se expondría la problemática de que los defensores de los animales apoyen a otros partidos.

La intención de este artículo es objetiva, por lo que no tengo intención de omitir argumentos. Si alguien considera que algún argumento no ha sido expuesto, puede publicar un comentario indicándolo.

Veamos cuáles son los argumentos que suelen ser empleados por quienes defienden apoyar a otros partidos:

1. Es una forma de conseguir medidas que defiendan a los animales.

Quienes defienden apoyar a otros partidos argumentan que, de esa manera, se pueden conseguir medidas beneficiosas para los animales, tales como el fin de la celebración en algunos municipios de determinados espectáculos (circos con animales, encierros, etc.).

En primer lugar, deberíamos tener en cuenta que el hecho de apoyar a determinados partidos políticos no es condición necesaria para conseguir dichas medidas. Durante los últimos años se ha conseguido un gran número de avances políticos por medio de la presión de los ciudadanos y de la labor de las organizaciones dedicadas a la defensa de los animales.

En segundo lugar, hay que considerar que esas medidas son extremadamente limitadas en cuanto al número de animales al que afectan. Al ser promovidas por organizaciones partidarias de la explotación animal, solamente serán defendidas en ámbitos como los espectáculos con animales, y nunca en los ámbitos en los que más animales sufren y mueren, como la ganadería.

Debe reconocerse, sin embargo, que hay quienes plantean una forma más sofisticada de este argumento, como es la siguiente.

 2. Es una forma de aumentar las posibilidades de conseguir medidas que defiendan a los animales, al establecerse una dinámica de trabajo con partidos políticos.

Quienes emplean este argumento plantean que, aunque no es imprescindible apoyar a determinados partidos políticos para conseguir esas medidas, el hecho de apoyarlos públicamente supone crear una dinámica de trabajo que favorece conseguirlas. Por ejemplo, cuando un activista o una organización de derechos animales apoya a un partido o a una candidatura que no sea la del Partido Animalista, podrá tener mejores reuniones con ese partido o candidatura, y podrá presionar más. Esta dinámica se enmarcaría dentro de lo que es la práctica habitual de los grandes partidos, que suelen apoyar a determinados colectivos solamente a cambio de algo.

Pero este argumento no refuta una de las cosas dichas anteriormente: las medidas que se conseguirán serán extremadamente limitadas en cuento al número de animales al que afectan. No puede ser de otra manera, puesto que los acuerdos serán con partidos que defienden la explotación animal, y que buscan votos en una sociedad que mayoritariamente defiende la explotación animal.

Ahora bien, hay otra cuestión que me parece más problemática: cuando hay defensores de los animales que apoyan públicamente a un partido o candidatura que defiende la explotación animal (como hacen todos los partidos y candidaturas, a excepción del Partido Animalista), están difundiendo la idea de que ese partido es defensor de los animales.

Por desgracia, los mass media no suelen difundir información completa sobre el movimiento de derechos animales. Es difícil encontrar casos de activistas que aparezcan en televisión o radio explicando con el tiempo suficiente lo que defiende este movimiento, y más bien suelen aparecen una o varias frases, en ocasiones descontextualizadas, en las que el activista intenta condensar su manera de pensar. Esto no quiere decir, por supuesto, que debamos dejar de intentar aparecer en televisión y radio, puesto que estos medios tienen una gran difusión. Pero debemos tener en cuenta que existe un gran desconocimiento social sobre lo que en realidad defendemos quienes formamos parte del movimiento por la defensa de los animales.

Es de esperar que la cuestión de “a quién votar” sea un tema recurrente entre los defensores de los animales a lo largo de los próximos años

El problema es que contribuimos a esta confusión cada vez que hay activistas que, presentándose públicamente como defensores de los animales, apoyan a un partido o candidatura que defiende la explotación animal. Una buena parte de la ciudadanía entenderá que ese partido se preocupa por los animales. Este fenómeno, al que suelo llamar “sello de calidad animalista”, me parece preocupante y contraproducente. Si queremos que cada vez sean más quienes tienen en cuenta a todos los animales, no es adecuado difundir que los animales son defendidos por partidos que, en realidad, no los defienden.

Por otra parte, hay una cuestión relacionada que se debe tener en cuenta. En la medida en que una organización se involucra en este tipo de lobby, su activismo se enfoca de manera progresiva en aquellos ámbitos en los que hay menos animales involucrados, puesto que es solamente en estos ámbitos donde, a día de hoy, se pueden conseguir logros políticos. De tal manera, son pasados por alto en la acción política aquellos ámbitos de explotación en los que hay más animales afectados.

3. Es una forma de conseguir que haya defensores de los animales en las instituciones.

Hay situaciones en las que activistas por los derechos animales son incluidos en las candidaturas electorales de partidos que defienden la explotación animal. Cuando se da esta situación, hay quien plantea que es una forma de que los defensores de los animales estén en las instituciones. Sin embargo, la realidad es más compleja.

vota pacmaEn primer lugar, hay que tener en cuenta que, por lo general, dichos activistas son incluidos en puestos en los que no tienen la posibilidad de resultar elegidos. De esta manera, el partido que lleva a cabo esta práctica hace un negocio redondo: difunde que tiene un interés en la defensa de los animales hasta el punto de incluir a un activista en su candidatura electoral, pero le sitúa en un puesto en que no tiene posibilidades de salir elegido. De tal manera, ese activista no quita el puesto a alguien del partido, y además no se da la situación de que haya un cargo electo que resulte “molesto” para los intereses del partido.

¿Pero qué pasaría si un activista fuera incluido en un puesto en el que sí tiene responsabilidad? La realidad es que, incluso en ese caso, no podría hacer mucho. En España existe un sistema partitocrático, en el cual son los comités y las direcciones de los diferentes partidos quienes marcan la línea a seguir de las mismas, y donde existe disciplina de voto. En el hipotético e improbable caso de que un defensor de los animales fuera elegido diputado yendo en las candidatura de un partido que apoya la explotación animal, ese diputado tendrá las manos atadas, y no podrá adoptar medidas que beneficien a todos los animales. Ni siquiera podrá aprovechar su puesto como una tribuna para defender a los animales públicamente y concienciar al respecto de la explotación que sufren.

4. Los partidos tienen que tratar diferentes temas, y no restringirse a un sólo ámbito.

Hay quienes defienden a los animales, pero también consideran que los partidos deben tener un programa completo, que abarque las diferentes cuestiones políticas.

El problema de este argumento es que la defensa de los animales no es una lucha más. Cada día son matados millones de animales solamente en España, a la vez que los animales sufren terriblemente en las protectoras, los circos, las granjas. La situación de los animales es absolutamente terrible, y debemos centrar nuestros esfuerzos en cambiarla.

El hecho de que un partido trate diferentes temas no implica que sea un partido mejor, ni que esté haciendo lo correcto. Pero, en cualquier caso, el Partido Animalista tiene un programa que abarca diversas cuestiones políticas, sociales y económicas.

 5. Los partidos deben hacer política, y no concienciar.

firmas mesas pacmaHay quienes plantean que los partidos políticos deben dedicarse a hacer política, y no a centrar sus esfuerzos en la concienciación. Esta labor de concienciación correspondería a otro tipo de entidades, como las asociaciones.

En mi opinión, los defensores de los animales debemos hacer lo que resulte más beneficioso para los animales. Eso implica que debemos centrar nuestros esfuerzos en la concienciación, puesto que ningún avance significativo hacia una sociedad más justa se conseguirá mientras no sean más quienes tengan en consideración moral a los animales.

Emplear las posibilidades que tiene un partido político para concienciar no tiene nada de malo, siempre que se haga adecuadamente. Como dije en la primera parte del artículo, el Partido Animalista contribuye a visibilizar la explotación animal. Varios millones de catalanes han visto el spot electoral, en el que se visibiliza la explotación animal. Con independencia de los resultados que se obtengan, este hecho es un hito para el movimiento por la defensa de los animales, y una contribución extraordinaria para avanzar hacia un mundo mejor.

Mi manera de actuar no se basa en lo que hagan “los partidos”. Se basa en hacer aquello que es más beneficioso para los animales. Si eso pasa por emplear los medios de una organización como es el Partido Animalista para hacer un trabajo de concienciación, a diferencia del resto de partidos, que así sea.

————————————————–

Es de esperar que la cuestión de “a quién votar” sea un tema recurrente entre los defensores de los animales a lo largo de los próximos años, si bien cada vez es mayor el porcentaje de activistas que deciden apoyar al Partido Animalista. El movimiento por la defensa de los animales está teniendo un avance muy significativo en los últimos años, en cuanto a número de activistas, profesionalización, efectividad, etc. Los políticos son conscientes de esto, y es de esperar que quieran conseguir ganar votos de defensores de los animales mediante declaraciones grandilocuentes, informaciones tergiversadas y “fichajes”. Sin embargo, no debemos pasar por alto que esos políticos son los mismos que defienden la explotación animal. Son los mismos que, aunque incluyan alguna referencia en su programa electoral a esta cuestión, la pasan por alto al formar acuerdos de gobierno.

Si queremos contribuir a que haya un cambio profundo en nuestra relación con los animales, debemos asumir que esta es una lucha muy larga, y apoyar a quienes realmente están implicados en su defensa. Los políticos actuales y los grandes partidos no son nuestros aliados, y mucho menos son los aliados de los animales.

Daniel DoradoDaniel.Dorado

Esta entrada fue publicada en Elecciones, PACMA, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Motivos para no apoyar a otros partidos

  1. Juan Miguel Parreño Roncero dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Escuchando a mi corazón, me doy cuenta que a una persona a la que de verdad aprecio (y que todos sabemos a quien me refiero) a esa persona, a sus acciones, a sus palabras, las tenía en tanta consideración que no se me pasaba por la cabeza dudar de nada de lo que nos quisiera transmitir. Desde su última aventura (en la que estoy seguro entró pensando en que hacía un bien a los seres vivos mas débiles) cada vez que publica algo, no puedo evitar dudar si es en nombre del partido a el que representa ( que como todos los no-animalistas, defienden la explotación ganadera) o en nombre de la asociación de la que es presidenta. Y esa duda creo que hace mucho daño a un movimiento que no pude permitirse dar señales de politización partidista, como le está ocurriendo al movimiento ecologista español.

  2. Flori dijo:

    Yo no tengo ninguna duda, el único partido que defiende los derechos de los animales y que realmente lucha para cambiar las cosas de verdad es PACMA. También creo que estas votaciones no van a reflejar el sentimiento de los animalistas porque muchos de los votos que obtendría PACMA en otro momento de la historia se los van a llevar los partidos contrarios o pro independencia. El motivo es porque en este momento la sociedad catalana esta más centrada en esto que en cualquier otra cosa. Aún y así espero que PACMA consiga llegar muy muy muy alto, los animales lo necesitan y nosotros también.

  3. Rafa dijo:

    Sóy animalista

  4. Olga eyre dijo:

    Pacma es la unica que defiende los animales

  5. Ana belen dijo:

    Son muy necesarios post como este, y como el anterior que escribiste, así vamos interiorizando argumentos que los tenemos en la mente pero no los sabemos exponer cuando toca defender nuestras ideas. Muchas gracias, Daniel.

    No he entendido porqué el punto 5 lo has incluido como argumento que emplean quienes defienden apoyar a otros partidos… y me ha fastidiado un poquito jeje, yo creo que se debe hacer política y para nada defendería apoyar a ningún otro partido que no sea PACMA. Y también creo que quienes piensan como yo, no creen que no se deba concienciar, sino establecer prioridades en según que momento (por ejemplo en campaña electoral).
    De todas formas voy a dar un dato: el 75% de los madrileños quieren que “los toros” se supriman. Si esto es así, la labor de concienciación está muy avanzada en este terreno. Aún así, se celebraron el año pasado: 1197 festejos taurinos en la comunidad de Madrid. ¿Cuantos animales sufriendo y muriendo? y porque? porque no hay política animalista. Porque los que están en el poder político hacen lo que les da la gana, de espaldas a la gente (Como con lo del “no a la guerra”…. más conciencia pacifista que se mostró imposible). Los animales necesitan muchísimo representación política, necesitan mucho a PACMA allí.
    Las labores de concienciación no deben cesar jamás, pero sabiendo que en el caso del veganismo, se tardarán generaciones en tener unos resultados que realmente hagan que acabe el sufrimiento de los animales de granja para siempre (en España, sólo es vegetariana el 0,5 % de la población).
    No podemos evitar a corto ni medio plazo el sufrimiento y muerte de millones de animales al año usados como comida, aún así, no cejaremos en la lucha lenta e imparable. Pero no olvidemos que haciendo política ahora se puede evitar la muerte y sufrimiento de miles de animales, en festejos, en zoos, en deporte etc… miles frente a millones no parece mucho pero no son números. Son miles de seres únicos salvados. Concienciación? por supuesto, pero nunca por delante de la política en tiempo electoral, porque en ese tiempo les beneficia más que PACMA consiga votos.

    El punto tres me ha parecido genial, porque mucha gente no sabíamos lo que ahí expones. Así estamos libres de engaño.
    Me gustaría mucho un post con una lista de los partidos que se presentan por ejemplo a las elecciones catalanas y porqué no votarlos si eres animalista… ¿te animas?

  6. Hola, Ana Belén. Gracias por tus comentarios.

    El punto 5 (“Los partidos deben hacer política, y no concienciar”) se lo he oído a varios activistas como argumento para no votar al Partido Animalista. Lo cierto es que este partido dedica actualmente la mayor parte de sus recursos a la concienciación, si bien también destina recursos a hacer política (por ejemplo, con las reuniones mantenidas al respecto de la reforma del Código Penal).

    El hecho de que ahora el Partido Animalista sea un partido extraparlamentario hace también en que la labor política que se puede realizar es limitada. Sin embargo, debemos tener en cuenta también que si se obtuviera representación política, la labor política seguiría siendo también limitada mientras no haya más ciudadanos que rechacen la explotación animal. Se podrían conseguir algunas leyes interesantes, e introducir enmiendas a otras, pero pienso que lo más importante de obtener representación es que eso serviría como altavoz ante la sociedad (no ante el Parlamento) de las reivindicaciones.

    No pienso que el 75% quiera que las corridas de toros se supriman. Son mayoría los que no están interesados en las corridas de toros, pero todavía no hay una mayoría significativa de madrileños que defienda la abolición de esta actividad. Yo no veo una implicación de un porcentaje significativo de madrileños por la abolición de las corridas de toros, y la mayoría de ciudadanos dan su voto a partidos que defienden el mantenimiento de esta actividad. Por eso pienso que, si bien existe una mayor concienciación al respecto de esta cuestión que al respecto de otras formas de explotación animal, todavía queda mucho por hacer.

    En cuanto a la difusión del veganismo, no creo que debamos plantearnos esta cuestión en términos de “todo o nada”. Conforme va aumentando el número de ciudadanos que rechaza consumir productos de origen animal, se contribuye a que sean menos los animales que sufren y mueren en las granjas, y también se contribuye a crear una sociedad más sensibilizada con respecto al sufrimiento animal, lo cual sin duda es positivo y tiene efectos positivos para millones de animales, aunque no se llegue al objetivo final.

    Gracias por la sugerencia de hacer un listado de partidos. Por desgracia, mi tiempo disponible es muy escaso, y no creo que pueda hacer un artículo de ese tipo antes de las elecciones. En cualquier caso, creo que lo dicho en este artículo es aplicable al resto de partidos que se presentan. No pienso que ninguno de ellos vaya a contribuir a la defensa de los animales.

    Un saludo.

  7. Lula. dijo:

    Me ha parecido muy interesante sin embargo pienso que el punto tres cae en lo de siempre; solo existe Pp y psoe
    Iu es federativa y se deciden las cosas por votación independientemente de lo que diga la cúpula.Por poner un ejemplo creo que todos recordamos lo que paso en las ultimas elecciones en Extremadura por esto mismo.

    • Hola, Lula.

      En Izquierda Unida las decisiones importantes se adoptan por las directivas de las federaciones, aunque en algunos casos se realiza una consulta a las bases.

      Si un defensor de los animales saliera elegido en una candidatura electoral de otro partido, el problema seguiría estando en Izquierda Unida también. Tanto si las decisiones son tomadas por la directiva de la federación como si son tomadas por las bases, la posición de los defensores de los animales será absolutamente minoritaria.

  8. Carlos dijo:

    Hola Dani,
    Es un tema delicado en el que estoy parcialmente de acuerdo contigo.
    Veamos, siendo pragmáticos y realistas, las posibilidades de que salga elegido parlamentario algún miembro del PACMA, son nulas.
    En tu artículo dices: “En mi opinión, los defensores de los animales debemos hacer lo que resulte más beneficioso para los animales.” De acuerdo. Pero ¿que beneficio sacan los animales si ningún representante del único partido que defiende a todos los animales, va a poder hacer nada por ellos al no obtener representación parlamentaria?.
    Efectivamente, votar a un partido político, que defiende “parcialmente” a los animales y que tiene posibilidades reales de obtener diputados, es una manera de ayudar a conseguir mejoras para esos animales a los que “parcialmente” defiende, pero no para el resto, que son la inmensa mayoría. Mejor eso que nada.
    Tampoco el hecho de que un (en el mejor de los casos) representante del PACMA obtuviera un escaño sería significativo para la defensa de los animales, pues necesitaría las alianzas necesarias para que sus propuestas fueran mayoritarias y volvemos a la situación anterior. Esas alianzas solo se darían en aquellos casos y animales a los que los demás grupos parlamentarios defienden “parcialmente”.
    Pero evidentemente bajo la premisa de la eficacia y el conseguiente apoyo a partidos políticos con algún contenido animalista y posibilidades reales de sacar algunas leyes beneficiosas para los animales , estamos quitando opciones, aunque remotas, de que el PACMA, en un futuro mas o menos lejano, logre hacerse escuchar en los diferentes parlamentos. Este es el dilema. Pragmatismo versus utopía. La utopía puede no ser un fin en si misma, sino el camino a seguir. Eterna duda.
    No desaconsejo el voto al PACMA, pero tampoco cierro puertas a aquellos partidos, que aunque con una pretensión muy limitada en la defensa de los animales, puedan conseguir legislar a favor de algunos. Quizás mañana se les pueda pedir que amplien su campo de empatía…..
    Que cada persona reflexione y actúe en consecuencia.
    Salud y acierto

    • Hola, Carlos.

      Hablé sobre los beneficios que supone para los animales en este artículo anterior: http://blog.pacma.es/2012/motivos-para-apoyar-al-partido-animalista

      Estoy de acuerdo contigo en que la acción política de un representante del Partido Animalista sería limitada. Es algo que indiqué en un comentario anterior. Pero pienso que lo más relevante en el caso de obtener representación sería aprovechar ese puesto como un altavoz para la defensa de los animales, visibilizando socialmente su explotación.

      Dices que un partido que defienda “parcialmente” a unos animales, pero no al resto, es mejor que nada. Es algo que me parece discutible. En este artículo he expuesto algunos puntos sobre por qué me parece problemático. Ahora bien, cuando hablas de una defensa parcial, pienso que es algo que hay que matizar. El resto de partidos políticos defienden a unos animales (toros, perros, elefantes, etc.), pero apoyan que la mayoría de animales sufran y sean matados, puesto que son abiertamente defensores de la ganadería y la pesca, que son los ámbitos de explotación que afectan a más animales. Si a la vez que hacen esto se presentan públicamente como defensores de los animales, dificultan la labor de quienes explicamos lo que realmente significa defender a los animales y oponerse a la exploación.

      No estoy de acuerdo en la cuestión que planteas: “pragmatismo versus utopía”. Leyendo tu texto parece que consideras que apoyar al Partido Animalista supone estar de lado de la utopía, y apoyar a otro partido supone estar del lado del pragmatismo. Tanto en este artículo como en el artículo anterior he dado diversos argumentos sobre por qué es adecuado apoyar al Partido Animal, y por qué es contraproducente apoyar a otros partidos. Se puede estar de acuerdo o no con mis argumentos, pero me parece una simplificación reducir todo lo dicho a una cuestión de “pragmatismo” y “utopía”.

      De hecho, precisamente pensando de manera pragmática considero que apoyar al Partido Animalista es adecuado, y apoyar a otros partidos no es adecuado. El término “pragmatismo” es empleado habitualmente como un cliché para deslegitimar determinadas posiciones a las que se considera como “radicales” o “utópicas”, evitando entrar en más argumentos. Pienso que es un error que debemos evitar.

      Finalizas diciendo:

      “No desaconsejo el voto al PACMA, pero tampoco cierro puertas a aquellos partidos, que aunque con una pretensión muy limitada en la defensa de los animales, puedan conseguir legislar a favor de algunos. Quizás mañana se les pueda pedir que amplien su campo de empatía… Quizás mañana se les pueda pedir que amplien su campo de empatía…”

      ¿Qué condiciones se dan para que esos partidos cambien su posición? ¿Qué hoja de ruta se puede seguir para ese cambio? ¿Es razonable pensar que en una sociedad donde la inmensa mayoría apoya la explotación animal haya partidos de gobierno ahora parlamentarios que se vayan a oponer a la explotación animal? Mientras estas y otras preguntas no sean respondidas adecuadamente, plantear lo que “quizás” ocurra me puede parecer un deseo esperanzador, o quizás un pensamiento utópico. Pero en absoluto un razonamiento pragmático.

      Un saludo.

    • Ana belen dijo:

      Yo creo que la gente se plantea esto de los beneficios “parciales” porque estamos hablando de animales. Con humanos sería diferente, por ejemplo: ¿alguien que se declarare feminista apoyaría un partido que igualara los salarios hombre-mujer pero que dejara practicamente impunes las agresiones por violación? seguro que NO, y no se pensaría siquiera en ese beneficio parcial, se votaria a la formación minoritaria que defendiera de verdad a las mujeres porque su conciencia no lo dejaría hacer otra cosa.

      Cuando se da un voto a un partido, no se está dando ese voto sólo a lo que nos interese de él, se da un voto A TODO. Es decir, que si votas a un partido que quiere eliminar los correbous y que subvencionará a los cazadores tu voto es en contra de los correbous y a favor de matar animales “de campo”. Yo, particularmente, jamás podría dar mi voto a eso.

      El problema es definirnos ¿somos de verdad animalistas, somos antiespecistas? si eso es así PACMA es la única opción que éticamente se puede votar a día de hoy.

  9. naturaz dijo:

    Hola,
    Agradecería muchísimo si alguien me pudiera dar alguna dirección de alguna asociación de defensa de los animales en peligro de extinción. La cuestión es que un ayuntamiento ha destrozado una zona denominada LIC (por ser un lugar especial protegido por Europa, por ser hábitat del visón europeo y el desmán estre otras). No sabemos cómo defender el lugar y sobre todo, que se vuelva al estado anterior de su destrozo (como exige la normativa de la UE y sentencias existentes).
    Muchísimas gracias.

  10. isabelle dijo:

    Hola,

    Primero, pido perdon por las faltas que voy a hacer.
    Creo que el problema de votar otro partido, es que ellos, os pueden contar cualquier mentira y cualquier promesa falsa para conseguir vuestros votos, pero una vez elegidos, van a hacer todo lo contrario porqué se pasan completamente de los animales. Lo que les importa es que el comercio de los animales sigua siendo redondo, que sea por la carne, la piel, los “espectaculos” barbaros…etc…
    De la misma manera que en Estados Unidos, a pesar de que los niños usen las armas de los padres para matar la mitad del colegio, nunca las van a prohibir, porqué nuestras vidas valen menos para los gobernantes que un comercio redondo que hace mover mucho dinero.

    La única opción que yo veo es dar el máximo peso a PACMA, que tengan más votos en cada elección, de manera que otros partidos empiezen a mirarlos con respecto y miedo. Si crece PACMA, esto significa que la conciencia de la población crece, que la población es más educada. Cuando la población accepta la crueldad hacia seres considerados “inferiores” como es el caso de los animales, entonces esta misma población accepta también estar tratada mal . Si ya no existe esta acceptación, entonces, es un profundo cambio de toda la sociedad.

    Considero que tener un partido abiertamente animalista y fundado con este objetivo es una GRAN SUERTE, todos los países no tienen tal partido. Con lo cual yo animo todos los que quieren a los animales a votar para PACMA. Es lo que voy a hacer, desgraciadamente siendo extranjera, no puedo participar en muchas elecciones.

    Lo de los partidos a favor o en contra de la independencia en algunas comunidades autonomas, pues yo creo que utilizan este debate para entretener a la gente con un falso problema, con el fin que la gente no luche para cosas mucho más importantes.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *