El drama de las tortugas marinas

Tortuga heridaQuiero hablaros del tremendo drama que sufren las tortugas marinas. Soy veterinario, me enfrento en numerosas ocasiones con tortugas heridas de gravedad. Prácticamente, en todos los casos, consecuencia del mal uso que los humanos hacemos del mar. Las tortugas marinas son animales fascinantes y solitarios, que tienen la capacidad de regresar a las mismas playas en las que nacieron, para ello deben cruzar el Atlántico, lo cual se ha convertido – por culpa del ser humano- en una verdadera carrera de obstáculos, la mayoría de ellos mortales.

Las principales causas de mortalidad son: enmallamientos, contaminación, anzuelos, traumatismos con embarcaciones y la sobreconstrucción en zonas de cría. De todas ellas, sin duda, la principal causa son los enmallamientos.

Se puede decir que un 90% de las tortugas que llegan a mis manos, tanto vivas como muertas, son por problemas de enmallamientos; esto quiere decir, enredarse con plásticos, cuerdas, redes y otros despojos que arrojamos al mar. Tortugas rescatadas

El drama comienza cuando una tortuga, bien fortuitamente o bien buscando alimento, topa en su camino con desperdicios y basura a la deriva. En un porcentaje muy alto de los casos esta tortuga terminará enredándose por algunos de sus remos (patas) o por el cuello. En este momento comienza su verdadero calvario. Si el enmallamiento se produce bajo la superficie esta tortuga morirá por ahogamiento, tras una lucha de más de media hora, que es el tiempo que aguantan sin respirar. Si el enmallamiento se produce con algo que está en la superficie, a la deriva, el drama será aun mayor. En este caso, los animales no podrán alimentarse, los remos enmallados perderán el riego sanguíneo y se necrosarán con el dolor que esto causa. La mayoría morirá por inanición, por heridas graves o por extenuación. Esta tortura puede durar varios meses, que es el tiempo que pueden estar las tortugas sin ingerir alimento.

Algunas afortunadas serán rescatadas, de las cuales, un porcentaje muy alto sufrirá amputaciones. De éstas algunas podrán vivir en libertad, aunque nunca podrán reproducirse. Otras tendrán que vivir en acuarios el resto de sus vidas. Las más afortunadas  podrán volver a su medio marino.

Aunque puedan parecer animales inexpresivos, tengo la oportunidad de ver el sufrimiento en sus rostros, sus miradas dicen mucho, son unas luchadoras natas, nunca se rinden, siempre sueñan con volver al la libertad que les produce el mar. He sido testigo de muchas sueltas al mar, he nadado y buceado con ellas. Su mirada y su expresión cambian completamente cuando vuelven a su medio natural, cada vez con más “trampas” y más degradado por culpa de un ser humano insensible y egoísta.

Todos somos un poco responsables de esto: los pescadores que no se preocupan de cuánto daño puede ocasionar el dejar un trozo de red a la deriva; las personas que tiran desperdicios al mar; aquellos que disfrutando del mar no colaboran recogiendo la basura que encuentran en el mar; las autoridades que no destinan medios suficientes para la limpieza de la costa y que permiten la proliferación urbanística sin control, especialmente impactante en zonas de cría.

Todos somos responsables de este drama. Yo seguiré viviendo el sufrimiento de muchas tortugas y la gratificación de ver libres a otras.

Agustín González FerrirosAgustin Gonzalez

Esta entrada fue publicada en Medio marino y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a El drama de las tortugas marinas

  1. Jaimefg dijo:

    La verdad es que los humanos somos realmente asquerosos. Quizás algún día entendamos que no estamos solos en este planeta. Espero que no sea demasiado tarde ni para el planeta ni para el resto de animales.

  2. J.R. Arriaz. dijo:

    Hay vida más allá de perros, gatos y toros.

    Salud.

  3. Silvia dijo:

    Menos mal que las tortugas pueden contar con personas como Agustín. Muchas gracias por tu inestimable labor. Ojalá cunda el ejemplo y hagamos caso de tus indicaciones.

  4. Marianela dijo:

    Gracias Agustin por contarnos estas cosas y hacernos un poco mas concientes, la verdad que me ha gustado mucho lo que decis ya que ahora tengo otra vision, la de la tortuga, nunca me imagine una tortuga triste y eso me causa mucha tristeza.
    Gracias Agustin.

  5. fiti dijo:

    Muchas gracias por tu esfuerzo. Desde Salamanca, tierra sin mar, todo nuestro apoyo.
    Un abrazo de Fiti y Ana

  6. mari dijo:

    Menos mal que hay gente tan preocupada como tu por los animales, verdaderamente para muchos de ellos este mundo es un infierno, el otro dia vi un e-mail que me enviaron y se veia como en Costa Rica se llevaban los huevos de tortugas apenas puesto, y eran sacos y sacos llenos de ellos, la verdad es que las tortugas lo llevan claro. Luego diran del cambio climático, pero esto es incivilización pura y dura, falta de solidaridad con el ambiente y con la propia madre tierra.

  7. Sin duda tenía que ser alguien con la sensibilidad que posee Agustín, un veterinario, el que nos explicara con todo detalle este hecho tan grave que por desgracia está sucediendo con más asiduidad de lo que parece. Y nada mejor que su propia experiencia para relatarnos el sufrimiento vivido por las tortugas marinas. Así pues debemos seguir insistiendo en respetar nuestro medio ambiente y, como dice Agustín, pensar que aunque la mirada de las tortugas parezca inexpresiva son todo un ejemplo de superación en este mundo en el que si todos tuviéramos empatía sería mucho mejor.
    Gracias sinceramente por divulgar con rigor tu día a día.

  8. Isabel dijo:

    Me alegro mucho que tu madre me enviara este enlace, la verdad es nos tenemos que concienciar mucho con lo que estamos dañando este mundo nuestro.
    Recuerdos desde nuestra tierra salmantina

  9. Mª Ángeles dijo:

    Me encanta tu gran amor y sensibilidad por la naturaleza y la gran labor que haces referido a estos animales. Muchas gracias por tu trabajo.

  10. Mª Ángeles dijo:

    Me encanta tu gran amor por la naturaleza y la gran labor que haces con tu trabajo.Enhorabuena y muchas gracias

  11. Magdalena dijo:

    Soy una vieja amiga de tu madre y me ha gustado saber lo que haces por las tortugas.Desde que “hicieron” las playas de Pedregalejo hasta que deje de ir,estuve recogiendo de dentro y de fuera del mar todos los plásticos que pude,siempre pensando en las pobres tortugas.Lo curioso era que mucha gente me veia y se contagiaba ,y eramos muchos los que quítamos aquella porquería.
    Luego vinieron barcos a recoger las de dentro,ahora no creo que tengan presupuesto para estos menesteres

  12. tati dijo:

    yo soy consciente de ese drama, sali a dar una vuelta en un catamarán y vimos una tortuga que estaba la pobre enredada con un plastico de esos de las latas, por suerte conseguimos cogerla y poder quitarselo. La basura, las redes de pesca y demas hacen un daño que la inmensa malloria desconoce y lo más triste de todo que ni siquiera les preocupa.

  13. Arlene Correa dijo:

    Me encanta encontrar gente como tú Agustìn,q en este mundo lleno de crueldad y egoismo,logre dia a dia luchar, y educarnos por las maltratadas y malentendidas tortugas mientras el ser humano piensa q TODO en la Naturaleza esta ahí para USO y ABUSO de nuestra especie. Enhorabuena por tu labor y gracias por abrirnos los ojos.

  14. marthy dijo:

    es una pena lo que le hacemos a este mundo y a los animales por suerte hay gente como tu que se preocupa espero que tus propuestas tengan respuesta y que cada vez exista más gente que ayude gracias por tu trabajo

  15. Ruth dijo:

    Gracias por tu labor!Grandisima y maravillosa.

  16. Isabel Ferreiros Martinez dijo:

    Gracias por ponernos al tanto de estas desgracias,es cierto que no somos conscientes,ni siquiera pensamos en ello,vivimos inmersos en nuestras vidas,trabajos ,ajenos al sufrimiento de muchos seres desprotegidos en este caso las tortugas por causa de desperdicios y basura tiradas al mar. Pienso que la mayor solución viene desde abajo,desde la infancia “la educación”debería ser materia obligatoria el amor por los animales y el mundo que te rodea, así como se enseña a ser limpios en nuestras casas y ciudad,el mar no es menos,porque forma parte de nuestro querido mundo. Así que tenemos que tener conciencia y predicarla,no solo con palabras,también con el ejemplo.Gracias reiteradas Agustín por tu articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *