¿Por qué PACMA?

cerebro empaticoEl PACMA (Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal) ha acumulado más de 70.000 votos en las elecciones del 22 de mayo. Para muchos, será una cantidad ínfima, en relación, por ejemplo, al gran perdedor de la velada, el PSOE que, con todo, acumula más de 6.000.000 de votos. Pero para el PACMA es un gran resultado, pues ha crecido casi un 300% respecto de las anteriores elecciones autonómicas y municipales. Además, hemos de tener en cuenta que el PACMA  es un partido transversal que centra su discurso en la ética con los animales no humanos. Por si fuera poco, estas elecciones han venido marcadas por la grave crisis económica en un país que, por tradición, no ha respetado jamás a los animales no humanos.  El PACMA es un partido muy joven (se fundó en 2003) y aún poco conocido. Recordar, en fin, que ciertas comunidades autónomas no han concurrido a estas elecciones de manera que el potencial voto de estas circunscripciones para el PACMA no computa en este resultado global.

Y sobre todo, porque el PACMA es un partido político que apela a la empatía más pura.

Es indudable que los grandes movimientos de masas llaman al individuo, a sus sentimientos, para la consecución de un objetivo político, en el caso concreto de la democracia, acaparar el voto. Así, el discurso ordinario se dirige al interés propio del individuo: si me votas, tendrás esto, si no lo haces, puedes verte como este desempleado, o perder la pensión, verte en la calle, etc… En pocas palabras: vótame para resolver ese problema que puede afectarte a ti.

Algunos partidos se enfocan, no sólo al interés personal, sino también al común. Al que compartimos todos los seres humanos aunque sea difícil que te veas en esa situación. Reivindican la solidaridad con personas en graves situaciones vitales: inmigrantes, refugiados, exiliados, maltratados, explotación infantil, etc. Colectivos fruto de una situación extraordinaria o distante, como es la guerra, las catástrofes naturales o situaciones políticas y sociales muy complicadas y endogámicas: dictaduras, radicalismo religioso, etc.  Son casos que no se viven hoy en los llamados países del primer mundo. Situaciones distantes, pero no tanto… se recuerda a menudo que los españoles hemos vivido la guerra y la emigración, por ejemplo. Intereses comunes para los humanos que van más allá del propio e individual: dignidad, respeto, consideración, desarrollo vital, etc.

Esta llamada a la solidaridad la expresó de forma magistral el pastor luterano alemán Martin Niemöller:

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada“.

Cuando a principios del Siglo XIX se inició el movimiento para la abolición de la esclavitud en EE.UU, las personas blancas que lo apoyaban iban más allá de la simple solidaridad que apela al interés común: pues eran blancos y jamás iban a verse en la situación de un esclavo negro. No tenían perspectivas comunes. En aquel momento un blanco podría verse arruinado, por ejemplo o verse obligado a migrar a EE.UU desde Europa. Pero por muy lamentable que fuera su situación, jamás se vería en las condiciones del negro esclavo. Sin embargo, hubo personas blancas que lucharon por la abolición de la esclavitud, por simple empatía.  El mismo caso se puede aplicar a los hombres que lucharon por los derechos de las mujeres.

En España hay un partido político que va más allá del resto de partidos. Apela a la empatía para reivindicar los derechos de los animales no humanos. El PACMA da voz a los que no la tienen y que sufren a diario, en las granjas industriales, en las plazas de toros, bajo la liberalidad del salvaje de turno, etc. El PACMA pide el voto para evitar el sufrimiento. Pero un sufrimiento en el que tú, como ser humano, jamás te verás y por tanto, va más allá de la simple solidaridad. Muy mal deben de volver a darse las cosas para que un ser humano sea sometido a tortura en público, como lo es un toro. Por este motivo, cuando das el voto al PACMA lo haces de la forma más pura y hermosa del altruismo.

J.R. Arriaza

Esta entrada fue publicada en Derechos, PACMA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Por qué PACMA?

  1. jose leon barderas dijo:

    muy bueno el analisis,estoy seguro que en las proximas no será un 300% si no un 700%mas que depositarán la confianza en vosotros,gracias por existir y darnos estos animos a las personas con sensibilidad .

  2. judit camps dijo:

    Creo que los votantes del PACMA tenemos que ayudar a la difusión del partido. Todavía hay mucha gente que no sabe que existe una alternativa a los políticos actuales. Es muy fácil ayudar, repartiendo flyers, pegando posters…etc. Todos podemos ayudar para que los más indefensos tengan una oportunidad.

  3. David dijo:

    Hola,

    Creo que PACMA debería enfocarse como un partido con intención de gobernar desde un punto de vista de los Derechos Animales, de los Derechos Humanos y de un ecologismo antiespecista, y los demás temas políticos dejarlos en manos del voto electrónico, promoviendo la mejora y la transparencia de la democracia española.

    Saludos.

  4. Alicia Redel dijo:

    Muy buena idea la del blog.ha quedado muy bien.os felicito.

  5. jero dijo:

    Animo a toda la gente compasiva del PACMA.
    Todas las luchas son dificiles sobre todo en los comianzos, pero hay que pensar que esto hace 30 años por ejemplo era impensable, ademas estamos en el pais en el que el arte, la tradicion y la cultura consiste en torturar y masacrar animales.
    Mas no se puede pedir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *